Actualidad

Establecen un feriado en homenaje a la reina Isabel II en Australia

La muerte de la monarca y la ascensión al trono del rey Carlos III han reavivado el debate respecto de si el país debe convertirse en una república

Una imagen de la difunta reina Isabel II se proyecta sobre las velas de la Ópera de Sydney el 10 de septiembre de 2022 en Sydney, Australia. La reina Isabel II murió en el Castillo de Balmoral en Escocia a los 96 años el 8 de septiembre de 2022 y le sobreviven sus cuatro hijos, Carlos, Príncipe de Gales, Ana, Princesa Real, Andrés, Duque de York y Eduardo, Duque de Wessex. Elizabeth Alexandra Mary Windsor nació en Bruton Street, Mayfair, Londres, el 21 de abril de 1926. Se casó con el príncipe Felipe en 1947 y accedió al trono del Reino Unido y la Commonwealth el 6 de febrero de 1952 tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI. La reina Isabel II fue la monarca con más años de servicio en el Reino Unido. (Foto de Jenny Evans/Getty Images)
Por Emma O'Brien
10 de septiembre, 2022 | 09:09 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Australia estableció un feriado nacional por única vez para llorar a la reina Isabel II, al mismo tiempo que la muerte de la monarca reaviva un debate de décadas sobre si el país debe convertirse en una república.

Anthony Albanese, primer ministro del país más grande de Oceanía, afirmó en una entrevista con la Australian Broadcasting Corp. que el día conmemorativo tendrá lugar el jueves 22 de septiembre, en coincidencia con el día nacional de conmemoración de la difunta reina, que murió el 8 de septiembre tras 70 años en el trono. Albanese y el gobernador general de Australia, representante de la soberana en el país, volarán a Londres para asistir a su funeral el próximo lunes 19 de septiembre.

Junto con Canadá, Nueva Zelanda y otras antiguas colonias del Imperio Británico, Australia sigue contando considerando al monarca británico de turno como jefe de Estado. En 1999, un referéndum para convertirse en una república fue derrotado por un estrecho margen, pero el debate se ha mantenido a fuego lento a medida que crecía la estatura de Australia como potencia regional y economía de importancia mundial.

PUBLICIDAD

La muerte de la reina y la ascensión al trono del rey Carlos III han reavivado ese debate, y el líder del partido de los Verdes de Australia, Adam Bandt, tuiteó al día siguiente de su muerte que el país debía “avanzar” y convertirse en una república. Aunque fue muy criticado por otros legisladores por considerarlo insensible, una encuesta reciente mostró que cerca del 54% de la población apoyaba la ruptura con Gran Bretaña.

Albanese -un antiguo partidario de que Australia se convierta en una república- se apresuró a desviar la atención cuando se le preguntó sobre el tema el domingo, diciendo al programa Insiders de la ABC que “ahora no era el momento de hablar de nuestro sistema de gobierno”.

El exprimer ministro John Howard, un monárquico que supervisó el referéndum de 1999, dijo a Insiders que el sistema de monarquía constitucional de Australia era valorado por el pueblo y que probablemente “continuaría en una forma diferente” bajo Carlos.

PUBLICIDAD

El Gobernador General David Hurley, antiguo oficial del ejército, proclamará a Carlos como Rey de Australia en una ceremonia que se celebrará el domingo en Canberra.

Los mercados financieros del país suelen cerrar los días feriados.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD