Bloomberg Green

Para 2030, más del 50% de los autos vendidos en EE.UU. serán eléctricos: informe

Este cambio estará impulsado en parte por los incentivos para el consumidor incluidos en nuevos gastos climáticos por US$374.000 millones promulgados por el presidente Joe Biden

Una estación de carga de vehículos eléctricos ChargePoint en North Vancouver, Columbia Británica, Canadá, el martes 13 de septiembre de 2022. Se prevé que el uso de combustible de carretera para los turismos disminuya continuamente después de 2023 a medida que el mundo cambie a sistemas de propulsión con menos emisiones de carbono.
Por Ira Boudway
20 de septiembre, 2022 | 08:00 PM

Bloomberg — Para el año 2030, poco más de la mitad de los automóviles de pasajeros vendidos en los Estados Unidos serán eléctricos, de acuerdo con un informe de BloombergNEF, lo que estará impulsado en parte por los incentivos para el consumidor incluidos en nuevos gastos climáticos por US$374.000 millones promulgados por el presidente Joe Biden.

Dichos incentivos, entre ellos un crédito fiscal en el punto de venta de hasta US$7,500 para la compra de un nuevo vehículo eléctrico, probablemente impulsen el ritmo de adopción por parte de los consumidores estadounidendses, según los analistas de BloombergNEF en el informe.

Pisando el acelerador | Se espera que la Ley de Reducción de la Inflación acelere drásticamente el ritmo al que los estadounidenses se pasan a los vehículos eléctricos.dfd

Antes de la aprobación de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) en agosto, las proyecciones de ventas de vehículos eléctricos para 2030 representaban el 43% del mercado estadounidense. Con la medida de gasto climático en vigor, esa estimación se revisó al alza al 52%.

PUBLICIDAD

La proyección de BloombergNEF coloca a EE.UU. en la ruta para alcanzar un objetivo clave fijado por Biden el año pasado, que la mitad de todos los automóviles vendidos en EE. UU. sean eléctricos a batería, híbridos enchufables o alimentados por celdas de combustible para el final de la década.

En 2021, los vehículos eléctricos representaron menos del 5 % de las ventas en los EE.UU., por debajo de la tasa global de casi el 9 % y muy por debajo de la tasa de adopción en países como China, donde los complementos actualmente representan aproximadamente el 24 % de las ventas de automóviles nuevos. Noruega se convirtió el año pasado en el primer país en el que las ventas de vehículos eléctricos superaron a los de motor de combustión. Según el pronóstico revisado de BloombergNEF, EE. UU. superará el promedio mundial en 2026 en lugar de 2028.

Los tres grandes fabricantes de automóviles con la mayor producción nacional de baterías en línea en el corto plazo, Tesla (TSLA), GM (GM) y Ford (F), se beneficiarán más de la nueva ley, según el informe. Ante la insistencia del senador de Virginia Occidental Joe Manchin, la IRA restringe el crédito total de US$7.500 a los vehículos ensamblados en América del Norte, con umbrales adicionales graduales para la fabricación de baterías en América del Norte.

PUBLICIDAD

En el nuevo informe, los analistas señalaron que estos requisitos “tomarán tiempo para adaptarse”, particularmente porque los fabricantes de automóviles se enfrentan a reglas críticas sobre minerales y baterías. Pero se espera que esos desafíos disminuyan con el tiempo, un cambio que también podría traer más autos eléctricos a un rango de precios asequible .

“En el próximo año más o menos, no debería haber mucha diferencia [en las ventas]”, dijo Corey Cantor, analista de autos eléctricos de BloombergNEF. “Más adelante en la década, esperamos que no solo el crédito fiscal para vehículos eléctricos, sino también el crédito fiscal para la producción de baterías impulsen una disminución más pronunciada en los costos de los vehículos eléctricos”.

--Con la ayuda de Kyle Stock .

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD