Actualidad

La startup para residuos de alimentos que ya tiene 61 millones de usuarios en el mundo

La app de origen danés y fundada en 2016 tiene acuerdos con 154.000 restaurantes y tiendas de todo el mundo

Carne molida
Por Omose Ighodaro
29 de septiembre, 2022 | 01:01 PM

La startup Too Good To Go (TGTG), una aplicación móvil que pone en contacto a los usuarios con restaurantes y tiendas que ofrecen excedentes de comida no vendida, lanza su servicio este jueves en California (Estados Unidos). siendo su decimotercera ciudad en la que opera en ese país.

El lanzamiento coincide con el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos y se produce un día después de que el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciara un paquete de medidas contra el hambre que se compone en más de 8.000 millones de dólares en compromisos del sector público y privado para ayudar a combatir la hambruna.

TGTG fue fundada en Dinamarca en 2016 por los cofundadores Lucie Basch y Jamie Crummie con el objetivo de ofrecer una alternativa razonable a tirar comida. ¿Cómo funciona? Los usuarios se conectan con restaurantes, cafeterías, panaderías, tiendas de comestibles y heladerías que venden productos no consumidos, que se reúnen en “bolsas sorpresa” que normalmente se pueden conseguir por un tercio del precio original.

PUBLICIDAD

La aplicación cuenta actualmente con 61 millones de usuarios, 3 millones de ellos en EE.UU., y tiene acuerdos con 154.000 restaurantes y tiendas de todo el mundo. En Los Ángeles, TGTG trabajará con más de 100 socios, entre ellos Alfred’s, Mel’s Drive Inn, Tartine y Laudrée.

”Vi un vídeo de TikTok sobre alguien que conseguía bagels usando la aplicación y vivía en Nueva York y yo me acababa de mudar allí y pensé que era una idea genial”, dice Mariana Labbate, que se mudó a Nueva York desde Missouri el año pasado y descargó TGTG para ahorrar dinero como estudiante universitaria.

La aplicación se lanzó en Nueva York en 2020. Labbate había recogido pedidos de su local de bagels, un restaurante indio y una pizzería, entre otros. En todo el mundo, el 17% de los alimentos que se cultivan no se consumen nunca, según la ONU, y en Estados Unidos alrededor del 40% de los alimentos se desperdician.

PUBLICIDAD

La mayor parte de esa comida acaba en los vertederos, donde se calcula que causa entre el 8 y el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero, como el metano.

Además de evitar parte de ese desperdicio, los expertos afirman que aplicaciones como TGTG pueden ayudar a promover la sostenibilidad haciendo que la gente sea más consciente de cómo utiliza sus alimentos.

“Si sales de una tienda con tres bolsas de comida, sabes que estás tirando una bolsa”, dice Lewis Ziska, profesor de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia. “Lo que ocurre a menudo es que los alimentos frescos, en particular, se estropean o no son comestibles, y los alimentos procesados, como una lata de tomates, pueden caducar. Es un tema especialmente importante ahora que se empieza a mirar el coste de los alimentos”.

Matte Lykke, directora general de TGTG, dice que se sintió atraída por esa desconexión. “Siempre he guardado medio huevo después de comer porque tiene sentido desde el punto de vista económico y de la limpieza”, dice. “Luego, al darme cuenta de la importancia que tiene para el medio ambiente, la motivación era doble”.

TGTG se une a un grupo cada vez más numeroso de aplicaciones sobre residuos de alimentos en todo el mundo, como la japonesa Tabete, la británica Olio y la singapurense Treatsure. Desde su lanzamiento, TGTG ha puesto en marcha su servicio en 12 ciudades estadounidenses -Los Ángeles será la decimotercera-, entre ellas Nueva York, Chicago, Washington DC y Austin (Texas).

En el mundo, la app dice que sus usuarios han ahorrado más de 147 millones de comidas, lo que equivale a unos 588 millones de libras de comida. En 2019, TGTG recibió la certificación B Corp, lo que significa que ha cumplido con los estándares de su desempeño social y ambiental. “Cada vez que nos expandimos a una nueva zona es emocionante”, dice Lykke. “Los Ángeles es una zona especial para todos los que están fuera de los Estados Unidos porque hemos visto esa zona en las películas toda nuestra vida. Así que creo que todo el mundo en la empresa está muy emocionado”.

PUBLICIDAD