Actualidad

Musk dice que Twitter ordenó a denunciante destruir las pruebas de sus errores

Peiter Zatko, exjefe de seguridad de Twitter, dijo que quemó 10 cuadernos escritos a mano y borró 100 archivos informáticos como parte del acuerdo de despido

Peiter Zatko, exjefe de seguridad de Twitter Inc., habla durante una audiencia del Comité Judicial del Senado en Washington, D.C., Estados Unidos, el martes 13 de septiembre de 2022.
Por Jef Feeley
10 de octubre, 2022 | 08:28 PM

Bloomberg — Elon Musk alega que los funcionarios de Twitter Inc. (TWTR) ordenaron a un denunciante que destruyera las pruebas de sus errores como parte de un paquete de indemnización de US$7,8 millones en una lucha legal sobre el intento del multimillonario de cancelar una compra de la plataforma de medios sociales.

Peiter Zatko, exjefe de seguridad de Twitter, dijo que quemó 10 cuadernos escritos a mano y borró 100 archivos informáticos a instancias de los directivos de la empresa como parte del acuerdo de despido, según documentos judiciales no sellados. Los cuadernos contenían notas de las reuniones del denunciante con sus homólogos de la empresa durante el año que duró su mandato como jefe de seguridad, según los archivos.

Zatko ha estado en el centro de los argumentos de Musk de que Twitter le engañó sobre una serie de problemas operativos en la plataforma de medios sociales, lo que justificó su salida de la compra de US$44.000 millones. El multimillonario dio marcha atrás la semana pasada y aceptó comprar la compañía por el precio original de 54,20 dólares por acción.

PUBLICIDAD

“El intento de Twitter de comprar el silencio del Sr. Zatko fracasó, pero Twitter logró su objetivo secundario de asegurar que las pruebas corroborantes del Sr. Zatko nunca salieran a la luz”, dijeron el lunes los abogados de Musk en una presentación no sellada en la demanda de Twitter en Delaware, cuyo objetivo es obligar a Musk a consumar el acuerdo.

Twitter no respondió inmediatamente a las alegaciones de Musk en la presentación.

La jueza de la Cancillería de Delaware, Kathaleen St. J. McCormick, dejó el caso en suspenso la semana pasada y fijó un plazo hasta el 28 de octubre para que Musk y Twitter completaran el acuerdo. Los abogados de Musk piden a McCormick que sancione a los abogados de Twitter por ordenar la destrucción de posibles pruebas en el caso.

PUBLICIDAD

Zatko causó un gran revuelo en Washington cuando testificó ante el Comité Judicial del Senado el mes pasado que el enfoque laxo de Twitter en materia de seguridad informática amenazaba la seguridad nacional de Estados Unidos.

Twitter ha dicho que despidió a Zatko en enero por su mal desempeño y dijo que dio “una falsa narrativa sobre Twitter y nuestras prácticas de privacidad y seguridad de datos que está plagada de inconsistencias e inexactitudes y carece de un contexto importante”.

Zatko sostiene que advirtió al director general de Twitter, Parag Agrawal, de graves problemas de seguridad informática y de privacidad relacionados con las operaciones de la plataforma de medios sociales que equivalían a violaciones de los acuerdos que la empresa alcanzó con los reguladores gubernamentales. También dijo que sus colegas de Twitter mostraron poco interés en profundizar en la cuestión de cuántas cuentas de spam y de bots se incluían entre los más de 230 millones de usuarios de la compañía.

Los abogados de Musk acusan a los dos principales abogados de Twitter, Vijaya Gadde y Sean Edgett, y al director de privacidad Damien Kieran, junto con Agrawal, de intentar encubrir las violaciones de los acuerdos legales ordenando a Zatko que destruyera sus documentos.

La orden de destrucción de documentos privó al equipo legal de Musk de “pruebas críticas que corroboran las alegaciones del Sr. Zatko, que apoyarían su relato de reuniones y conversaciones clave relevantes para este caso”, según la presentación no sellada.

Mientras tanto, Twitter se quejó en su propia presentación sin sellar de que Jared Birchall -el principal asesor de Musk- se presentó a su declaración previa al juicio del 21 de septiembre en el caso sin estar preparado para responder a las preguntas sobre una serie de cuestiones relacionadas con la transacción.

PUBLICIDAD

“A lo largo de la declaración, Birchall admitió inequívocamente tanto su falta de conocimiento como su falta de preparación, en un tema tras otro”, dijo el equipo legal de Twitter en la presentación. Birchall dirige la oficina familiar de Musk y estuvo muy involucrado en las negociaciones sobre la compra de la plataforma de medios sociales.

Los abogados de Twitter dijeron que Birchall tenía poca o ninguna información sobre sus comunicaciones con los reguladores del gobierno sobre el acuerdo, la contratación de científicos de datos para revisar el número de spam o cuentas de robots incrustados en la base de clientes de Twitter o los esfuerzos de la parte de Musk para recuperar los mensajes relevantes sobre la transacción.

Un portavoz de los abogados de Musk no respondió inmediatamente el lunes a una solicitud de comentarios sobre las quejas de Twitter acerca de la actuación de Birchall en la declaración.

El caso es Twitter v. Musk, 22-0613, Delaware Chancery Court (Wilmington).

PUBLICIDAD