Finanzas personales

Radiografía del inversor millennial en Latinoamérica

Quienes tienen entre 40 y 27 años se meten cada vez más activamente en el mundo de las inversiones, con características muy diferenciales a la de sus padres

Foto: FreePik
26 de octubre, 2022 | 05:00 AM

Lea esta historia en

Inglés

Los millennials (nacidos entre 1980 y 1995) ya no son esa generación a la cual se caracterizaba como apática y egocéntrica. Estos adolescentes crecieron y hoy son adultos jóvenes incorporados a la sociedad económicamente que empiezan a pensar en su patrimonio.

En este camino, comienzan a realizar sus primeras inversiones, mostrando un perfil que los diferencia fuertemente de otras generaciones. “Gran parte de esta generación invierte con mucha información y tolerancia al riesgo, y se focaliza principalmente en tecnológicas del mercado norteamericano”, asegura Maximiliano Bagilet, asesor financiero de TSA Bursátil.

Y es que esta generación, muchos de ellos nativos digitales hicieron de la tecnología su principal herramienta para obtener e intercambiar información financiera, así como administrar su patrimonio a través de plataformas digitales.

PUBLICIDAD

Otra de las características de quienes tienen entre 40 y 27 años es que invierten en pos de obtener ganancias y no de resguardar su capital como lo podrían hacer sus padres.

Asimismo, se trata de una generación que se hizo de sus primeros ingresos en un contexto de inflación en muchos países de la región, lo que influye fuertemente sobre sus decisiones financieras. De esta manera, estos jóvenes aceptan el alto grado de riesgo y volatilidad y confía fuertemente en sus conocimientos, teniendo muy en claro que tener el dinero quieto implica pagar una alta inflación.

“Un aspecto muy común en el modo de invertir de este grupo de jóvenes es que suelen interesarse más por hacerlo en empresas del sector tecnológico”, indica Damián Vlassich, analista de renta variable de IOL invertironline. “Esto responde principalmente a que se trata de las empresas y productos que más suelen consumir”.

PUBLICIDAD

En general, entre sus inversiones se destacan compañías como Google (GOOGL), Apple (AAPL) o Microsoft (MSFT), entre las tecnológicas, pero este segmento de mercado consume día a día otras como Netflix(NFLX), Spotify (SPOT) o inclusive Starbucks (SBUX), y allí también depositan su confianza.

“En la Argentina particularmente, los CEDEARs son la mejor herramienta para este nicho”, asegura Bagilet, quien también destaca a las criptomonedas como otro instrumento que ganó terreno: “Casi toda la generación Z (la que viene detrás de los millenials) está actualmente invertida en cripto”.

A nivel regional, según UBS Investor Watch los activos latinoamericanos han hecho un mejor papel en los últimos 20 años que en otros países. El fin de la hiperinflación y políticas cambiarias en contra de la inflación y a favor de la flotación de las monedas, han ayudado a promover el crecimiento y ha reducido vulnerabilidades. El enfoque en una inflación baja y prudencia fiscal debería de continuar en los años que vienen. El desarrollo de la industria financiera debe de resultar en mayores oportunidades para diversificar y obtener retornos atractivos.

No todos son papeles

Las múltiples plataformas de inversión y los productos que ofrecen, también hacen más fácil el acercamiento de los jóvenes a otros tipos de inversión. Tal es el caso de Simplestate, una startup argentina de inversiones en real estate, que busca abrir los mercados de inversión con un mínimo de ingreso.

La startup ha registrado desde sus inicios -hace tres años- hasta el día hoy un fuerte crecimiento en la cantidad de jóvenes que comenzaron a invertir en el mercado del real estate. Teniendo en cuenta el rango de edad entre los 20 y los 40, Simplestate registró en sus dos últimos años de operación un incremento del más del 1000% de esta franja etaria.

“Estas generaciones suelen confiar más en la tecnología y no solo para tener información y educarse, sino también para elegir nuevos estilos de vida como decidir qué hacer con su plata o ahorros. Elegir cómo invertir son parte de esta tendencia”, comenta Gonzalo Abalsamo, cofundador y CEO de Simplestate. “Estos inversores centennials y millennials son mucho más arriesgados y se informan por las redes sociales, sin la intermediación de asesores”, agrega.

PUBLICIDAD

Principiantes vs. avanzados

Continuando con las posibilidades que hoy le abren las plataformas de inversión a estos nuevos jugadores, se encuentra el caso de Quiena Inversiones una solución que brinda acceso a latinoamericanos que quieren invertir en el mercado de acciones de Estados Unidos.

El 80% de sus clientes son inversores que se están iniciando o son ahorristas que no tienen experiencia, o no quieren ocupar su tiempo en gestionar sus inversiones. Según datos de la compañía, los instrumentos más utilizados por los sub30 fueron ETFs de bajo costo que permiten invertir en un portafolio diversificado. Las operaciones más importantes en términos de volumen se vieron en: acciones de EE.UU.; energía petróleo y gas; oro, plata, acciones que otorgan dividendos; empresas pequeñas con mayor potencial de crecimiento y bienes raíces.

En tanto, aquellos inversores más avanzados que autogestionan sus carteras invirtieron principalmente en acciones de: Apple; MercadoLibre (MELI), Nio (NIO), Tesla (TSLA), Palantir (PLTR) y GameStop(GME).

PUBLICIDAD

“Cuando uno más joven es, menos capital tiene; conforme uno envejece, más capital va acumulando. Entonces, también como regla general, como joven uno tiene más tiempo para recuperarse de una pérdida que mientras uno va avanzando en la vida. También, mientras menos dinero tiene uno -lo cual suele tener correlación con lo joven que se es- más riesgo debería estar tomando, justamente para acumular más capital a lo largo del tiempo. Al correr más riesgo se generan más retornos”, explica a Bloomberg Línea Nicolás Galarza, CEO y Founder de Quiena Inversiones. “La gran mayoría, y de hecho se ve en las acciones que operaron los clientes de trading este año, son empresas de alto riesgo donde se busca un potencial, un crecimiento de capital más que un resguardo”.

Inversión sustentable

Aunque no temen al riesgo en muchos casos los sub40 buscan realizar inversiones “conscientes”. Según un estudio del grupo suizo UBS Investor Watch, los jóvenes priorizan aquellos activos o proyectos que tienen posibilidad de generar un impacto positivo en lo ambiental, social y gubernamental.

PUBLICIDAD

Es por ello que, todo lo referido la sustentabilidad despierta especial interés. Es por ello, que entre las acciones preferidas se destaque el fabricante de vehículos eléctricos Tesla. “Diferentes estudios han demostrado que la sustentabilidad y todo lo referido a ESG, representa un factor clave para determinar qué acciones comprar los inversores jóvenes″, explica Vlassich.

Foto: Bloombergdfd

Cortoplacismo

La decisión de obtener un retorno rápido mucho tiene que ver con el cortoplacismo que caracteriza a esta generación. “Los millenials no creen en las inversiones a largo plazo pero sí tienen conciencia de que deben planificar y trabajar duro para tener un mejor futuro’', dicen desde UBS.

Es por esto, que los manuales de inversión coinciden en que la renta variable -las acciones- son el instrumento más adecuado para los más jóvenes, ya que pese a su alto riesgo y volatilidad es el que genera mejores retornos sobre la inversión.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la pandemia acaecida y la coyuntura internacional los está llevando a ser más precavidos. Según el informe de UBS, el 63% de los encuestados, dentro de este rango etario, dijo considerarse un inversor de tipo moderado.

Las alternativas más atractivas

Desde IOL, hoy las inversiones más atractivas se encuentran en las tecnológicas, tal como lo ratifican los jóvenes inversores, aunque el análisis del por qué es un poco más exhaustivo:

  • Vemos atractivo tomar posición en Alphabet, la compañía matriz de Google. Esta decisión se encuentra determinada por una suma de factores técnicos, y, especialmente fundamentales, siendo que la tecnológica muestra un PER significativamente bajo (18x) tanto respecto de otros pares como de su propia media histórica. Párrafo aparte para la solidez de la compañía en cuanto a resultados informados y a los ingresos que genera cada uno de sus segmentos.
  • Se sugiere el CEDEAR del ETF del índice tecnológico Nasdaq 100. Este instrumento brinda exposición a empresas que están a la vanguardia de temas transformadores a largo plazo, como Realidad Aumentada, Computación en la Nube, Big Data, Pagos Móviles y Servicios de Streaming, Vehículos Eléctricos entre otros.
  • Dentro de las compañías que cuentan con una mayor participación en el ETF se encuentran Apple (13,44%), Microsoft (10,4%), Amazon (6,86%) y Tesla (4,89%).
  • También se sugiere tener posición en Berkshire Hathaway (BRKB), que junto a sus subsidiarias invierten en compañías de diversos sectores (aseguradoras, servicios públicos, energía, transporte, manufactura, comercio minorista y servicios). Entre sus mayores inversiones se encuentran: Apple, Bank Of America, Coca-Cola, American Express y Wells Fargo.
  • Exposición en el CEDEARs del ETF del Índice S&P500. Es el ETF más antiguo que cotiza en los EE.UU. siendo a su vez uno de los de mayor AUM (activos bajo administración) y mayor volumen de operaciones. Con un total de 505 activos bajo custodia, el fondo busca replicar el comportamiento del S&P 500.
  • CEDEAR de Disney (DISN).

Por su parte, desde Quiena Inversiones, señalan como atractivos las acciones y bonos del mundo, bienes raíces y commodities como puede ser metales preciosos, oro y energía: petróleo y gas.

“En el caso de los sub 30, la recomendación es poner muy poquito o nada en bonos: por un lado, porque es una inversión más conservadora. Los sub 30 tienen que buscar riesgos para justamente buscar retornos altos porque pueden esperar, y por otro lado porque en el contexto actual global de inflación alta y tasas de interés que -si bien están subiendo todavía están bajas en comparación a la inflación- probablemente sigan subiendo. Una vez que se tiene ese portafolio bien armado puede optar por poner una parte pequeña del capital, por ejemplo: 20% de la cartera en una cuenta donde uno pueda comprar empresas que le interesen, que también son más riesgosas pero justamente si uno lo hace bien, es decir compra y mantiene en el tiempo, el retorno también va a ser va a ser alto”, concluye Galarza.

PUBLICIDAD