Asia

Inflación de Tokio llega a máximos de 40 años; precios de alimentos se disparan

Los precios al consumidor sin contar los alimentos frescos subieron un 3,6% en el mes, por encima de las estimaciones de los analistas

Imagen de un mercado de Tokio
Por Erica Yokoyama
25 de noviembre, 2022 | 07:18 AM

Bloomberg — La inflación de Tokio se aceleró aún más en noviembre, llegando a su máximo nivel en 40 años, lo que sugiere que la tendencia se replicará también a nivel nacional.

Los precios al consumidor sin contar los alimentos frescos subieron un 3,6% en el mes. El mayor incremento corresponde a los alimentos procesados, de acuerdo al ministerio de asuntos internos. La cifra superó las estimaciones de los analistas, de 3,5%.

La inflación de Tokio se acelera a su mayor nivel en 40 añosdfd

La tendencia genera dudas sobre la postura del gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, de que la inflación es temporal. Kuroda ha dicho que la entidad seguirá con su política laxa para apoyar la recuperación de Japón tras la pandemia.

PUBLICIDAD

Las cifras mostraron que los precios de los alimentos procesados subieron un 6,7% en noviembre, contribuyendo en 1,4 puntos porcentuales a la inflación general, superando el impacto de la energía.

Unos 833 alimentos, incluidos los productos lácteos, experimentaron un aumento de precios en el mes, según una encuesta del banco de datos Teikoku. El informe también pronostica que Japón se verá afectado por otra oleada de subidas de precios en febrero o marzo del año que viene, con la previsión de que suban los costos de otros 2.000 artículos.

Mientras tanto, los salarios reales han ido disminuyendo desde abril, lo que se suma a los factores que merman el poder adquisitivo de los consumidores.

PUBLICIDAD

Para amortiguar el golpe que supone para el consumo el aumento de los precios, el Primer Ministro Fumio Kishida elaboró el mes pasado un paquete de estímulo económico, financiado en parte por un presupuesto extra de 29,1 billones de yenes (US$210.000 millones).

Lo que dice Bloomberg Economics...

“De cara al futuro, vemos que la inflación subyacente rondará el 3,4% en el cuarto trimestre y que se ralentizará rápidamente en el primer trimestre de 2023. La debilidad del yen debería seguir impulsando los precios de los alimentos procesados y otras importaciones. Pero los subsidios para apoyar los descuentos en las facturas de electricidad y gas a partir de enero podrían reducir la inflación del IPC subyacente hasta en 0,8 puntos porcentuales en el 1T”.

-- Yuki Masujima, economista

El ritmo de la inflación se ha visto impulsado, al menos en parte, por la rápida depreciación del yen. La moneda japonesa se acercó a 152 por dólar en octubre, lo que llevó al gobierno a gastar 6,3 billones de yenes para intervenir el mercado.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD