Estilo de vida

Guía parental para los niños y su uso de las redes sociales

Cada vez son más las personas que demandan a las empresas de redes sociales por los daños causados a su salud mental, así como por la adicción

Unos niños juegan con sus smartphones mientras asisten a un acto público el 22 de septiembre de 2012 en Ruesselsheim, Alemania.
Por Angel Adegbesan
04 de diciembre, 2022 | 09:19 AM

Bloomberg — Ahora que más de siete de cada diez estadounidenses utilizan las redes sociales, los padres se enfrentan a una cuestión cada vez más difícil: ¿Cómo mantener a salvo a la generación digitalmente nativa?

Durante años, los organismos de control, los investigadores y las personas del sector han advertido de los peligros de las redes sociales para los niños. La exempleada de Facebook convertida en denunciante Frances Haugen describió las características adictivas de las aplicaciones y los algoritmos, y el efecto negativo que pueden tener en la imagen corporal. Cada vez son más las personas que demandan a las empresas de redes sociales por los daños causados a su salud mental, así como por la adicción.

Tampoco TikTok está libre de peligros. Impulsada por la pandemia de Covid-19, TikTok es ahora la mayor aplicación del mundo, y se ha hecho conocida por los retos que se hacen virales en la plataforma. Los hay inofensivos, como los bailes coreografiados y la adición de música bajo vídeos de mascotas. También hay otros más peligrosos que proliferan en la aplicación, como escalar torres inestables (el reto de la caja de leche), o patear las piernas de alguien (el reto de romper el cráneo). Esto puede convertirse en un gran problema cuando los menores de edad se saltan las restricciones para inscribirse en la aplicación.

PUBLICIDAD

Una reciente investigación de Bloomberg descubrió al menos 15 muertes de niños menores de 12 años relacionadas con un peligroso reto en TikTok: El reto del desmayo, en el que la gente se ahoga hasta desmayarse. Algunos padres han demandado al gigante de las redes sociales por su responsabilidad en las muertes de sus hijos.

Navegar por la conversación en torno a las plataformas de medios sociales puede ser difícil, especialmente con los niños más pequeños. Dos expertos, Marc Berkman, director ejecutivo de la Organización para la Seguridad en las Redes Sociales, y Emily Mulder, directora de programas del Instituto de Seguridad Familiar en Línea, opinan sobre la seguridad de los niños en Internet.

¿Por dónde empiezo a hablar con mis hijos?

Según Berkman, el primer paso es que los padres se informen de todos los peligros que entrañan las redes sociales, como el acoso sexual y el ciberacoso. “Muchos padres no se dan cuenta de la cantidad de peligros relacionados con las redes sociales que existen, de la gravedad de algunos de ellos y de lo comunes que son algunos”, afirma.

PUBLICIDAD

¿Qué conversaciones debo mantener?

No hay un enfoque único para las familias, dijo Mulder. Empiece por hacer preguntas como: ¿Cuáles son sus intenciones al utilizar la aplicación? ¿Por qué le resulta atractiva? Esto ayudará a los padres a hacerse una idea de lo que deben vigilar con sus hijos, dijo. Las conversaciones también deben ser continuas, desde que el niño empieza a utilizar las redes sociales.

Hable de los peligros o problemas que el niño puede encontrar. “Si un niño no entiende qué es un peligro, es mucho más difícil evitar ese peligro o, muy probablemente, responder a él”, dijo Berkman.

Establezca un conjunto de valores para su hijo. Explíquele que cosas como la incitación al odio y el ciberacoso están mal y van en contra de los valores de su familia y su comunidad. Supone una diferencia significativa a la hora de protegerlos.

Una vez que he hablado con mi hijo, ¿cómo lo controlo?

Berkman dijo que lo siguiente sería implementar reglas dentro de su familia para las redes sociales y ajustar la configuración de seguridad en los dispositivos de sus hijos. Si su hijo infringe las normas familiares, Berkman recomienda una consecuencia proporcional al mal comportamiento, como perder temporalmente el acceso a las redes sociales o al dispositivo.

Una advertencia sobre restringir demasiado el acceso es que puede impedir que los niños aprendan a navegar con seguridad. “Es importante que sepan cómo es una interacción saludable en línea, de la misma manera que queremos que sepan cómo es en la vida real”, dice Mulder.

¿Qué debo hacer si mi hijo no es mayor de edad pero quiere utilizar las redes sociales?

Los requisitos de edad están ahí por una razón, dijo Mulder. Recomienda a los padres que busquen otras plataformas apropiadas para su edad que los niños puedan utilizar si insisten. Sugiere buscar lugares donde su exposición a contenidos o comentarios negativos sea limitada.

PUBLICIDAD

Sin embargo, si se siente cómodo con que sus hijos utilicen las redes sociales antes, Beckman recomienda tomar precauciones adicionales, como utilizar un software de terceros. Aplicaciones como Bark, pueden supervisar la cuenta de su hijo y enviar a los padres alertas cuando la cuenta se encuentra con contenido dañino.

¿Qué debo hacer si todavía no quiero que mi hijo esté en las redes sociales?

Berkman recomienda un enfoque comunitario en el que la mayoría de los padres, en una clase o grado escolar concreto, acuerden mantener a sus hijos fuera de las redes sociales hasta que estén preparados. Esto evitará que su hijo se sienta excluido en Internet y aliviará la presión de sus compañeros.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD