Perú

“Rechazamos la desinformación”: EE.UU. tras comentarios de AMLO por crisis en Perú

El presidente mexicano dijo que “hay injerencia” de los Estados Unidos tras el fallido autogolpe de Pedro Castillo. La embajada del país norteamericano en Perú le respondió a Bloomberg Línea

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO, dijo que hay sospechas de injerencia del Gobierno de Estados Unidos en la crisis política de Perú tras el autogolpe de Pedro Castillo, su destitución y posterior detención.
22 de diciembre, 2022 | 05:40 PM

Lima — Después de que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, se refiriera a sospechas de que Estados Unidos tendría injerencia sobre la crisis en Perú que se extiende hasta la fecha, la embajada de Estados Unidos en el país andino rechazó lo que consideró “desinformación”, tras afirmar a Bloomberg Línea que el gobierno estadounidense apoya la gobernabilidad y democracia “en todo el hemisferio”.

López Obrador, también conocido como AMLO, dijo en su conferencia mañanera de este jueves 22 de diciembre que uno de los aspectos que abordará con su homólogo Joe Biden, mandatario de Estados unidos, en la reunión que sostendrán en enero del 2023, es el referido a que no haya “injerencismo” en el continente americano, para que “no sucedan cosas como la de Perú.

Estén involucrados o no los estadounidenses en (la crisis de) Perú, hay sospechas, porque no cuidan ni siquiera las formas. El primer mensaje después de la destitución del presidente Castillo fue el de la embajadora de Estados Unidos en Perú. Y luego cuando declaran Estado de emergencia, va la embajadora de Perú a entrevistarse con la presidenta nombrada por el Congreso en el Palacio de Lima”, declaró AMLO en su conferencia refiriéndose a la visita oficial de la embajadora de EE.UU. en el país andino, Lisa Kenna, a la presidenta Dina Boluarte el pasado 13 de diciembre.

PUBLICIDAD

AMLO opinó en la misma conferencia que el expresidente Pedro Castillo no cometió un autogolpe de Estado porque no sacó al ejercito a las calles, y dijo que las Fuerzas Armadas peruanas se encuentran aliadas a los opositores de Castillo.

En conversación con Bloomberg Línea a través de un cuestionario escrito, la embajada de Estados Unidos en Perú prefirió no responder a las acusaciones del presidente mexicano, pero remarcó apoyar al país sudamericano en el llamado de paz y calma en medio de protestas que continúan y enfrentamientos entre la policía, las Fuerzas Armadas y manifestantes que dejan un saldo de más de 25 muertos en diversas regiones del país.

Los Estados Unidos apoya firmemente la gobernabilidad democrática y el estado de derecho en todo el hemisferio y rechaza cualquier desinformación que argumente ideas contrarias. Apoyamos el Perú en su llamado a la paz y la unidad”, detalló la embajada estadounidense.

PUBLICIDAD

La embajada de EE.UU. en el país andino recordó que el secretario de Estado Antony Blinken sostuvo una conversación con la presidenta Dina Boluarte el pasado 16 de diciembre, en la cual enfatizó la necesidad de que todos los actores peruanos participen en un diálogo constrictuvo “para aliviar las divisiones políticas y enfocarse en la reconciliación”. En tanto, en el país diversos grupos civiles exigen que se investigue y esclarezca la represión durante las protestas a nivel nacional.

Los Estados Unidos continuará trabajando con las instituciones democráticas del Perú y espera trabajar de cerca con la presidenta Dina Boluarte y todas las ramas del gobierno”, dijo la embajada a este medio.

Como se recuerda, el expresidente Pedro Castillo trató de perpetrar un autogolpe de Estado en Perú el pasado 7 de diciembre, el cual no fue acatado por las otras ramas estatales y fue rechazado desde el Congreso de la República. El Parlamento peruano aprobó su destitución ese mismo día por incapacidad moral, y la Policía peruana lo detuvo de forma preliminar.

Pedro Castillo realizó un autogolpe de Estado en Perú el pasado 7 de diciembre, que culminó sin éxito para el exmandatario. Tras este intento, fue destituido por el Congreso de la República.dfd

Castillo se encuentra bajo prisión preventiva en la ciudad de Lima, mientras que su esposa Lilia Paredes, también investigada por la justicia, y sus dos menores hijos se encuentran asilados en México luego de que la nación norteamericana ofreciera asilo político al exmandatario y a sus familiares.

Pese al autogolpe de Estado y a la búsqueda del quiebre democrático en Perú, los gobiernos de AMLO en México, asi como los de Colombia, Honduras, Argentina y Bolivia, han apoyado a Castillo y han pedido que se respeten los derechos humanos del expresidente peruano.

El mismo López Obrador refirió con anterioridad que su gobierno no reconoce a Dina Boluarte como presidenta, y aunque dijo que se mantendrán los lazos con el país andino también resaltó que las relaciones diplomáticas “están en pausa”.

Tras el asilo político que México le otorgó a la ex primera dama Lilia Paredes el gobierno peruano declaró persona non grata al entonces embajador mexicano Pablo Monroy Conesa, dándole un plazo de 72 horas para salir el territorio nacional. El 20 de diciembre Monroy Conesa salió del país en compañía de Paredes y sus menores hijos, mientras que AMLO lamentó la decisión del gobierno de Perú.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD