Chile

Goldman Sachs ve “altos” niveles de “ruido político e incertidumbre” para Chile en 2023

Para el banco de inversión estadounidense, el déficit de cuenta corriente no causará mayores inconvenientes en términos macroeconómicos, pero el PIB caerá

¿Qué le espera a la economía chilena en 2023?
15 de enero, 2023 | 04:00 AM

La economía de Chile enfrentará en 2023 una marcada desaceleración, afectada por el endurecimiento de las condiciones financieras, el debilitamiento del mercado laboral y una alta inflación, entre otros factores. Ese marco se verá agravado además por “altos” niveles de “ruido político e incertidumbre” que persistirán a lo largo del 2023, según un informe de Goldman Sachs. Ese cóctel de adversidades llevará a una contracción del 0,7%, de acuerdo al pronóstico del banco de inversión estadounidense.

En Chile, habrá un segundo intento de reformar la constitución, un proceso complejo y largo que probablemente dure todo el año y que está previsto que concluya con un plebiscito obligatorio en diciembre para ratificar/rechazar la nueva constitución propuesta”, escribió en su reporte Alberto Ramos, Managing Director Head LatAm Economics de la entidad norteamericana.

El economista también consideró que el país andino deberá afrontar “el debate sobre las reformas fiscales y de las pensiones, de gran trascendencia, y los brotes de inseguridad pública, debería mantener altos el ruido político y la incertidumbre política”.

PUBLICIDAD
Proyecciones de Goldman Sachas para Chile y Latinoamérica.dfd

El problema del déficit de cuenta corriente

Con respecto a los desequilibrios por cuenta corriente que ha acumulado Chile y la posibilidad de que alteren las perspectivas en el país, Goldman Sachs los definió como una “fuente de vulnerabilidad macroeconómica”, aunque pronosticó que se empezarán a corregir “parcialmente en 2023″.

A corto plazo pueden condicionar la calibración de la política monetaria”, agregó.

De acuerdo con el informe del banco de inversión, en los países latinoamericanos donde los desequilibrios de cuenta corriente han sido amplios –más del 6% del PIB en Chile y Colombia– se puede esperar una reducción gradual “en paralelo con la moderación prevista de la demanda interna, los efectos retardados de la depreciación de la moneda, y los precios de las materias primas”, y específicamente del cobre en el caso chileno.

PUBLICIDAD

Más allá de la inflación, los grandes desequilibrios externos y las brechas de producción positivas en Chile son un motivo para que el Banco Central actúe de forma conservadora”. Esto probablemente requerirá resistirse a una relajación monetaria prematura en Chile, explica el informe.

Commodities al alza

Goldman Sachs proyecta que América Latina podría beneficiarse de las entradas de inversión extranjera directa en 2023, y del reposicionamiento de los flujos de capital de los mercados emergentes saliendo de China y de algunos otros grandes mercados emergentes que se enfrentan a obstáculos económicos y políticos.

El crecimiento en 2023 debería beneficiarse de nuevas reducciones del gasto privado reprimido, una moderación de la inflación, buenos precios de las materias primas con demanda y, en lugares como Brasil y Chile, del estímulo fiscal adicional, agregó el banco.

PUBLICIDAD