Cripto

Veto de China: cómo impacta en la minería y el futuro de las cripto

Desde que comenzaron los vetos del gobierno, el gigante asiático ha ido perdiendo su liderazgo en la minería de los criptoactivos.

El bitcoin se acercó a los US$40.000 sobre las 9:30 de la mañana hora de Nueva York, a pesar de que comenzó el día sobre los US$45.000. China anunció que considera ilegales las transacciones con criptomonedas.
24 de septiembre, 2021 | 03:29 PM

Bogotá — La noticia no es nueva pero es una señal de que China avanza cada vez más en su ofensiva de vetar a las criptomonedas. El gobierno chino reiteró el viernes que las transacciones con este tipo de activos digitales son ilegales, lo que provocó un duro golpe en su cotización con caídas que llegaron a superar el 10% en las primeras horas de la mañana.

El bitcoin, quizás la criptomoneda más popular, cayó cerca de los US$40.000 sobre las 9:30 de la mañana hora de Nueva York, luego de comenzar el día sobre los US$45.000. El Bloomberg Galaxy Crypto Index, diseñado para medir el desempeño de los criptoactivos más negociados en dólares, acumulaba una caída de 8,89% alrededor de la misma hora.

El anuncio

En un artículo en forma de pregunta y respuesta, publicado en la página web del Banco Popular de China, el gobierno aseguró que las transacciones de las monedas virtuales han “perturbado el orden económico y financiero, han propiciado el blanqueo de dinero, la captación ilegal de fondos, el fraude, las estafas piramidales y otras actividades ilegales”.

PUBLICIDAD

La entidad reiteró que estos activos no tienen el estatus de moneda de curso legal, por lo que ya se ha avanzado en la prohibición a la instituciones financieras para que participen en negocios que los involucren, y en el bloqueo de las plataformas nacionales de comercio de monedas virtuales y de emisión y financiación de tokens.

La comunicación reitera que estas actividades son “ilegales y están estrictamente prohibidas”, e incluye a los intercambios en el extranjero que prestan servicios a residentes en China o a las casas de cambio virtuales extranjeras que realizan lo mismo.

Ver más: China dice que todas las transacciones con criptomonedas son ilegales

PUBLICIDAD

Desde 2019, China prohibió el comercio de criptomonedas. Clara Medalie, analista de Kaiko, un proveedor de datos de activos digitales, explicó a Bloomberg Línea que a diferencia de anuncios anteriores, la de este viernes se trataría de una prohibición general de todas las actividades relacionadas con criptoactivos.

El Banco Popular Chino dijo que se ha establecido un mecanismo para coordinar esta decisión entre diez departamentos del gobierno, que incluyen entre otros al Ministerio de Seguridad Pública, junto con los gobiernos provinciales para “reprimir y combatir” las actividades financieras ilegales.

“La lucha contra la especulación en el comercio de monedas virtuales es una decisión importante del Comité Central del Partido y del Consejo de Estado, y es un requisito necesario para aplicar el concepto de desarrollo centrado en el pueblo y el concepto de seguridad general del país (...) Haremos todo lo posible por mantener el orden económico y financiero y la estabilidad social”, dijo la comunicación.

Para Mike Mcglone, analista de Bloomberg Intelligence, este tipo de decisiones forman parte de la tendencia de China. “Se opone al capitalismo de libre mercado y las criptomonedas pueden ser uno de los ejemplos más extremos de escala mundial de la historia”, dijo a Bloomberg Línea.

Minería busca un nuevo paraíso

Pero ¿realmente China puede bloquear estas transacciones? Para Medalie, el uso de una VPN permitiría técnicamente a alguien comerciar, a pesar de que no sería legal dentro de China y la norma impide que cualquier bolsa ofrezca servicios de este tipo dentro del país asiático. “La gente seguramente encontrará una manera de evitarlo, pero probablemente será difícil”, agrega.

Maximiliano Hinz, director de operaciones para Latam de Binance, dice que es difícil que el gobierno logre una restricción a nivel operativo, a pesar de prohibirlas desde el punto de vista legal. Además, como es un activo que es 100% electrónico, “no hay manera real de bloquear eso” y a pesar de que el país puede limitar el acceso a todas las plataformas, “es sabido que es muy sencillo esquivar ese bloqueo técnico”, comentó en diálogo con Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la decisión golpea más allá de las cotizaciones de las criptomonedas. China es un gran paraíso para minar criptoactivos, la operación que permite crearlos. El Cambridge Centre for Alternative Finance, de la Universidad de Cambridge, calcula que este país ha llegado a controlar hasta 65% del hashrate global de bitcoin, una medida que calcula cuál es la potencia que se destina a los procesos de minería en cada país. Sin embargo, desde marzo de este año y a medida de que han avanzado los anuncios chinos, el porcentaje ya ha caído a 46,04%. En septiembre de 2019 era 75,5%.

“El estatus de China como país líder en la minería de criptodivisas cambió drásticamente en mayo de 2021, cuando el Partido Comunista Chino anunció su intención de tomar medidas drásticas contra la minería y el comercio de criptodivisas, citando preocupaciones sobre la estabilidad financiera y el impacto medioambiental (...) las autoridades han comenzado a cerrar las operaciones de minería en muchas provincias chinas”, dice un estudio de Chainanalysis, una plataforma de datos de blockchain.

Las alternativas al veto

Una investigación del centro de la Universidad de Cambridge, publicado en julio de este año, mostró que países como Estados Unidos, Rusia e Irán subieron en la proporción del hashrate global. Pero el caso más llamativo era el de Kazajistán que experimentó un aumento de casi seis veces su participación. El país, vecino de China, obtiene su suministro de energía de las minas de carbón, al estar entre los 10 principales productores del mundo de este mineral.

PUBLICIDAD

Los analistas de Chainanalysis dijeron en el estudio que, aunque la reconstrucción de la infraestructura minera puede ser un proceso largo y difícil, Kazajistán es una opción para que los mineros chinos se trasladen, una tendencia que se corroboraría con el incremento en la participación del hashrate global, pese a que aún se encuentra debajo de 10%.

Michelle Leung, analista de Bloomberg Intelligence, escribió en un análisis que la demanda de carbón de China podría caer 33 millones de toneladas al año con el veto a las criptomonedas, si se asume que más de la mitad de las minas de la moneda digital dependen de la energía de los combustibles fósiles.

PUBLICIDAD
Bitmain es uno de los principales productores de equipos de minería de bitcoin y también dirige Antpool, un pool de procesamiento que combina mineros individuales de China y otros países, además de operar una de las mayores minas de la moneda digital en el mundo. Fotógrafo: Qilai Shen/Bloomberg.dfd

Bitmain, el mayor fabricante chino de máquinas de minería de criptomonedas, dijo que su búsqueda de fuentes de energía ahora incluye a países como Estados Unidos, Canadá, Australia, Rusia e Indonesia. Leung agregó en su análisis que BIT Mining, una empresa china que cotiza en bolsa, ha enviado 2.920 máquinas de minería a Kazajistán.

Mcglonne asegura que, a su modo de ver, China acaba de señalarle al mundo lo importante que es el bitcoin y la criptoinfraestructura.

Ver más: Para el CEO y fundador de Ripio, “vamos a ver otro ciclo muy grande, en 2024, 2025″

PUBLICIDAD

“Con este veto vimos que la red sigue siendo sólida, porque ni en el peor escenario que es el que vivimos hubo problemas con la red de bitcoin y hoy en día esos mineros ya están instalados en varios países de América y Europa, principalmente”, añadió el director de operaciones para Latam de Binance.

Medalie concuerda en que pese a que las prohibiciones pasadas ya supusieron “una enorme sacudida en la concentración mundial de la minería”, este ha sido absorbido en gran medida por los mercados. Al final, dice, la última prohibición no afectará a la industria de la criptominería, que de todas formas ya había venido cerrando sus puertas en el gigante asiático.

PUBLICIDAD