Venezuela

¿Observación de la UE garantiza elecciones ‘transparentes’ en Venezuela?

No necesariamente, pero hay mejores condiciones para que pueda cumplir su función de evaluar el proceso y hacer recomendaciones.

Josep Borrell, vicepresidente de la Comisión Europea, reacciona durante la conferencia de prensa tras una reunión del consejo de asuntos exteriores en Bruselas, Bélgica, el jueves 6 de mayo de 2021.
08 de octubre, 2021 | 04:12 PM

Caracas — Por primera vez en 15 años, la Unión Europea enviará una Misión de Observación Electoral a Venezuela (MOE UE 21).

“Puede ser una contribución importante para apoyar una solución pacífica y de propiedad venezolana a la crisis y un camino hacia elecciones creíbles, inclusivas y transparentes como resultado”, dijo, a través de un comunicado, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, el pasado 29 de septiembre.

Para el internacionalista venezolano Emilio Figueredo, se trata de una “movida táctica” de Europa, más que de un cambio de posición, como han dicho algunos después del anuncio. “Por un lado (está) la jugada de Borrell de seguir en el juego y por el otro (la) de Europa para constatar en el terreno la situación”, detalló en conversación con Bloomberg Línea. Y esto debido a que, a su juicio, hasta ahora, el gobierno de Nicolás Maduro no ha hecho concesión alguna “que asegure que lo del 21 de noviembre serán unas elecciones libres y transparentes”.

PUBLICIDAD

Ver más: Elecciones en Venezuela: Unión Europea enviará misión de observación

Y no sería una función de la UE asegurarlo. “La existencia de la observación electoral internacional no garantiza unas elecciones democráticas, transparentes y confiables. Su principal función es evaluar el proceso electoral conforme a estándares democráticos y hacer recomendaciones de mejoras”, aclaró a Bloomberg Línea el politólogo venezolano, profesor y estudioso de temas electorales, Jesús Castellanos.

Esto último, sin embargo, sí podría hacerlo en mejores condiciones que en años previos.

PUBLICIDAD
Un elector participa en las elecciones del pasado 6 de diciembre en Caracas, Venezuela.dfd

Cambio en los términos

“No es lo mismo acompañamiento, que observación. Lo que nosotros pedimos es observación electoral”, advirtió el dirigente opositor Leopoldo López, el pasado 21 de septiembre, tras una reunión con la vicepresidenta del Parlamento Europeo, Dita Charanzová, en la que compartieron sus “preocupaciones” por las “condiciones” en las que viajaría una MOE UE a Venezuela.

Ver más: Oposición venezolana: Anunciamos nuestra participación en las elecciones del 21N

Ciertamente, en la normativa local está establecido que la observación de eventos electorales está reservada “exclusivamente” a venezolanos que formen parte de una organización debidamente acreditada por el CNE; mientras que las instituciones o autoridades electorales de otros Estados, organizaciones u organismos internacionales son acompañantes internacionales, con fundamento en el “respeto a la soberanía”.

Sin embargo, esto quedó modificado parcialmente con el acuerdo administrativo entre la UE y el CNE, suscrito el pasado 29 de marzo; y sobre todo con la resolución especial aprobada este 4 de octubre, con la que el CNE admite “excepcionalmente” el esquema para la observación internacional.

Lo que se establece en el acuerdo administrativo de la UE y CNE, es observación electoral, no solo en la definición sino también (en) los términos del monitoreo”, dijo Castellanos, quien además ve positivo que permita, entre otros aspectos, la definición de un plan propio de observación, y no uno “impuesto” por el CNE, como está contemplado en el ley; libertad de reunión con todos los actores; libertad de despliegue; posibilidad de dar declaraciones sobre sus impresiones del proceso durante la elección, así como de hacer público los informes, en los tiempos contemplados en su manual; todo esto, sin embargo, con planes previamente informados al CNE.

Ver más: La dilatada decisión de la oposición venezolana de cara al 21N

PUBLICIDAD

Timing

El dirigente López está entre quienes han advertido que la MOE UE 21, sin embargo, no contaría “con los seis meses previos que requiere una misión de observación electoral seria”, en sintonía con otros analistas locales, como Benigno Alarcón, quien recordó en un trino que, para las elecciones presidenciales de 2006, las últimas que observó la UE en Venezuela, la MOE UE se instaló seis meses antes.

Un funcionario del Consejo Nacional Electoral (CNE) verifica la identificación de los votantes dentro de una mesa de votación durante las elecciones presidenciales en Barquisimeto, estado Lara, Venezuela, el domingo 20 de mayo de 2018.dfd

A juicio de Castellanos, sin embargo, este sería uno de los “mitos” sobre la observación electoral internacional, y el tiempo del que dispone la MOE-UE es suficiente para el despliegue.

Se remite al calendario tipo de una MOE-UE, contenido en la tercera edición del Manual de Observación de la UE, según el cual, ciertamente, la fase preparatoria inicia de 12 a 6 meses antes de la jornada electoral, pero la de despliegue es de 6 a 8 semanas antes.

PUBLICIDAD

Ver más: Venezuela: ¿Quién es Félix Plasencia, el nuevo canciller de Maduro?

De acuerdo con declaraciones de la jefa de la misión electoral, la eurodiputada Isabel Santos, esta semana llegó el primer contingente de observadores a Venezuela, con lo que se estarían cumpliento los plazos.

PUBLICIDAD

Castellanos se remite a procesos electorales recientes en la región, en los que la MOE UE arribó también con unas semanas de antelación. Entre ellos, las elecciones generales de Perú, que se celebraron entre el 11 de abril y el 6 de junio, y para las que la misión de la UE arribó el 14 de marzo. O las presidenciales de Colombia, que se celebraron entre el 27 de mayo y el 17 de junio de 2018, y para las que la misión de la UE arribó el 4 de mayo.

Lo que permite evaluar el proceso electoral completo es la metodología de la observación, que en el caso de la UE, incluye levantamiento de información directa, entrevistas, reuniones con actores vinculados y expertos, intercambio de información con la observación electoral nacional, entre otros

Jesús Casrellanos

Ver más: Venezuela: Un país más empobrecido, más pequeño y con “severos” problemas

Un día después de que Borrell anunciara el envío de la misión, los senadores estadounidenses Marco Rubio y Jim Risch emitieron un comunicado en el que manifestaban estar “profundamente preocupados” por la decisión de la UE: “Al enviar una misión de observación a Venezuela, la UE está otorgando credibilidad internacional al régimen corrupto de Maduro y solo prolongará el control autoritario del dictador sobre el pueblo de Venezuela”.

PUBLICIDAD

Este viernes, Borrell dijo en un desayuno informativo en Madrid que la misión que la MOE UE era “mayor garantía” para la oposición. “Si la oposición decide ir y eso es un camino que permite abrir una brecha y conseguir una mayor institucionalización de la oposición, ¿voy a decir que no mando una misión de observación electoral porque las elecciones son fraudulentas?”, argumentó Borrell, quien opinió que lo que legitimará o deslegitimará al gobierno de Nicolás Maduro será lo que diga el informe elaborado por la misión.

Le puede interesar:

Conoce a los 500 de Bloomberg Línea: los personajes que mueven a América Latina

PUBLICIDAD

Elecciones de Colombia en 2022 tendrían misión de observación de Unión Europea

Unión Europea vota a favor de volver a imponer restricciones de viaje desde Estados Unidos

PUBLICIDAD