Economía

EE.UU. registra crecimiento más débil desde pandemia por problemas de suministro

El PIB del país creció un 2% interanual en el tercer trimestre. La mediana de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento del 2,6%.

Un trabajador en Baltimore.
Por Reade Pickert
28 de octubre, 2021 | 08:48 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El crecimiento económico de EE.UU. se ralentizó más de lo previsto en el tercer trimestre hasta alcanzar el ritmo más bajo del periodo de recuperación de la pandemia, al tiempo que las cadenas de suministro paralizadas y el aumento de los casos de Covid-19 frenaron el gasto y la inversión.

El producto interior bruto se expandió a una tasa anualizada del 2% tras un 6,7% en el segundo trimestre, según mostró el jueves la estimación preliminar del Departamento de Comercio.

PUBLICIDAD

La desaceleración reflejó una fuerte ralentización del consumo personal, que creció a un ritmo de sólo el 1,6% tras un rápido salto del 12% en el periodo anterior. La escasez, los cuellos de botella en la industria del transporte, el aumento de los precios y la variante delta del Covid-19 pesaron sobre el gasto en bienes y servicios.

La mediana de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento del PIB del 2,6%.

PUBLICIDAD

Los últimos datos subrayan cómo las limitaciones de la oferta sin precedentes están frenando la economía estadounidense. Con poco personal y escasez de los materiales necesarios, los productores están luchando por mantener el ritmo de la demanda. Los proveedores de servicios, que se enfrentan a presiones similares, recibieron un golpe adicional de la variante delta.

Ver más: Demócratas buscan impuesto mínimo corporativo en EE.UU., apuntan a US$400.000 millones

Aunque se espera que los retos de las cadenas de suministro persistan hasta bien entrado el año 2022, la disminución de las infecciones de Covid-19 y el aumento del ahorro deberían apoyar un mayor gasto de los hogares en los últimos tres meses del año.

Las persistentes limitaciones de la oferta, junto con otros efectos de la reapertura, también han hecho subir los precios de diversos productos, lo que ha suscitado la preocupación por la amplitud y la duración del reciente repunte de la inflación.

PUBLICIDAD

El índice de precios de los gastos de consumo personal, excluyendo los costes de los alimentos y la energía, seguido de cerca por los funcionarios de la Reserva Federal, se mantuvo elevado el pasado trimestre.

Ver más: Impuestos a multimillonarios no aliviarán carga de deuda de EE.UU.: Musk

PUBLICIDAD

Cómo lo ven las empresas

“No vemos que los indicadores de las materias primas o de la inflación se ralenticen de ninguna manera”. -- Monish Patolawala, director financiero de 3M Co., en la llamada de resultados del 26 de octubre

“En consonancia con el mercado en general, estamos experimentando la presión de la inflación... El año que viene prevemos un entorno de inflación más desafiante”. -- CFO de General Electric Co., Carolina Dybeck Happe, llamada de resultados del 26 de octubre

PUBLICIDAD

“Creo que los vientos en contra y el aumento de los costes de distribución nos acompañarán sin duda hasta 2022″. -- Maria Henry, CFO de Kimberly-Clark Corp., en llamada de ganancias del 25 de octubre

“En el lado de la ecuación de los costo ... no vemos ninguna mejora significativa hasta bien entrado 2022″. -- John Morikis, CEO de Sherwin-Williams Co. en la conferencia sobre resultados del 26 de octubre.

PUBLICIDAD

“Los riesgos son claramente ahora de cuellos de botella más largos y persistentes y, por tanto, de una mayor inflación”, dijo la semana pasada el presidente de la Fed, Jerome Powell. “Ahora vemos que la inflación más alta y los cuellos de botella durarán hasta bien entrado el próximo año”.

-- Con la ayuda de Kristy Scheuble y Olivia Rockeman.

PUBLICIDAD