Economía

El Gobierno argentino flexibilizó el cupo a las importaciones

Ante el pedido de los empresarios y el temor a la escasez de materias primas para la producción, el BCRA restableció el acceso de divisas para dichas compras.

Contenedores
28 de octubre, 2021 | 03:37 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — A horas de vencerse el dictamen del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que paralizó el pago anticipado de importaciones, fuentes cercanas a la autoridad monetaria anticiparon la flexibilización de la medida.

La relajación se aprobó hoy durante la reunión de directorio del BCRA. “No vamos a afectar ninguna cadena productiva por falta de insumos”, dijeron desde la entidad. Agregaron que la decisión llega luego de haber “escuchado las necesidades de las cámaras empresarias con las que se estuvo trabajando”.

PUBLICIDAD

La nueva normativa indica que los insumos que se importen para ser utilizados en la elaboración de bienes en el país podrán ser abonados en puerto de origen desde el 1° de noviembre por hasta el monto equivalente al promedio del valor de las importaciones totales que se realizaron en los últimos doce meses.

También se dispuso mantener el régimen de pago anticipado para bienes de capital por hasta el 80% del valor antes de su ingreso al país. Además, la proporción de la operación que se abona antes del embarque de los bienes de capital no podrá superar el 30% del monto total.

PUBLICIDAD

Esta nueva resolución gira en torno a la idea de que “se pueda importar lo mismo que venían importando”, dijeron fuentes del Central.

ADEMÁS: La producción de petróleo de Argentina registró una cifra récord en septiembre

Fuente: INDEC.dfd

El último relevamiento del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reveló que en términos desestacionalizados las importaciones de septiembre aumentaron 7,9% y la tendencia-ciclo disminuyó 0,7%, con relación a agosto de 2021.

VER MÁS: El superávit comercial de Argentina creció un 179% interanual en septiembre

PUBLICIDAD

Contramarcha

El 6 de octubre pasado, el BCRA modificó el mecanismo de pago anticipado de importaciones con el objetivo de frenar la salida de dólares, dado que solo en los primeros tres días de octubre tuvo que vender US$200 millones de sus reservas internacionales. Ese fue el momento en el que se estableció el límite cambiario que vence el 31 de octubre.

La nueva normativa se dio a conocer luego de diversas reuniones que se mantuvieron con distintos sectores de la industria. “Mantuvimos una reunión con las autoridades del Banco Central. Entendemos la situación macroeconómica del país y planteamos la importancia de que las empresas puedan acceder a las divisas para financiar insumos, partes y piezas no producidas en el país”, dijo Tomás Canosa, director de Estudios Económicos de ADIMRA a Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

“De parte del Banco Central encontramos una buena recepción de la problemática. Para nosotros esta articulación entre sector público y privado es indispensable para que el sector metalúrgico sostenga el crecimiento que viene experimentando en los últimos meses y que podamos encontrar las mejores alternativas para dinamizar la producción”.

El 80% de los que se importa en Argentina es para el sector productivo. Se trata de materias primas, repuestos, componentes electrónicos y otros insumos que no tienen competitividad en el mercado local.

PUBLICIDAD

VER MÁS: ‘Crisis de oferta’: ¿Por qué faltan insumos para la producción en la región?

El antecedente a esta nueva medida fue la modificación del mecanismo por el cual se realizaban los pagos anticipados de algunas importaciones, que durante octubre se debían cursar a partir del despacho a plaza de los bienes.

PUBLICIDAD

Esa normativa no sólo aplicaba en los casos en que se realizaban importaciones por mayor valor del que se había ingresado, afectando a un 13% de las mismas.

Otros actores del sector aún están descontentos con las medidas tomadas. “Se flexibiliza porque el tema no daba para más. Es difícil saber cuál es la idea de importar lo que se venía importando. Eso es bastante subjetivo, porque la las licencias no automáticas ya ponen un límite por cupos, que son ilegales”.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo y con la intención de potenciar la industria local, el Gobierno analiza restituir el arancel para la importación de notebooks y tablets, un impuestos que había eliminado la gestión de Mauricio Macri, según informó La Nación. El arancel que podría reinstalarse sería de 16% para productos terminados y se mantendría en 0% para los componentes.

Consultá el Monitor COVID-19 de Bloomberg Línea

PUBLICIDAD