PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Avanza la segunda fase del control de precios y genera ruido interno en el Gobierno

Pese a las amenazas de impulsar nuevas retenciones a las exportaciones, aún no se definió qué pasará con los precios de la carne. Ya se programa la extensión de +Precios Cuidados en 2022.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Buenos Aires — Con una inflación acumulada de 41,8% en diez meses, el Gobierno hace los últimos esfuerzo para consolidar una baja que no llega y encara la fase dos de su plan de congelamiento de precios, de cara al 2022.

En la primera fase de los controles se retrotrajeron los precios de 1.432 productos básicos al 1 de octubre y hasta el 7 de enero próximo, con un cumplimiento que se ve mayormente en supermercados. Desde la Secretaría de Comercio buscan extender el alcance de la medida a los comercios de cercanía y establecer reglas más claras que faciliten el acatamiento a lo largo de toda la cadena comercial.

PUBLICIDAD

La gran problemática de los minoristas es que los comercios mayoristas venden los productos al mismo precio límite al cual está establecido que se comercialice, motivo por el cual no tienen ningún margen de ganancia.

Por todo ello, el secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti, junto con la subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, Débora Giorgi, y el subsecretario de Políticas para el Mercado Interno, Antonio Mezmezian se reunieron con representantes del sector mayorista y minorista, con el objetivo de trabajar en conjunto la nueva fase del programa +Precios Cuidados a partir del 8 de enero.

En dicha reunión se estableció que para sanear el desfasaje existente entre mayoristas y minoristas, a partir de hoy los artículos que se vendan a éstos últimos tendrán un precio entre un 15% y un 20% inferior en caso de que se compren “por bulto cerrado”. Caso contrario se comercializarán a valores oficiales, según dio a conocer el diario El Cronista Comercial.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Feletti denuncia ‘amenazas’ tras congelamiento de precios de 1.432 productos

Principales objetivos del nuevo acuerdo

    • Transparencia y monitoreo: Generar un esquema que aporte mayor transparencia y permita hacer un monitoreo eficiente sobre su cumplimiento. Con información precisa se podrá ir ajustando y modificando la canasta.
    • Más productos: Relanzamiento del programa Súper Cerca en 2022, con una ampliación de la cantidad de productos y con una fuerte impronta regional.
    • Más pymes: Ampliar la participación del sector Pyme.
    • Para las Fiestas: Incorporación de productos tradicionales de la mesa navideña (pan dulce, budín y sidra, etc.) a la lista de +Precios Cuidados.

En referencia a esta problemática, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo hoy durante las Jornadas Monetarias del BCRA que “La política de precios e ingresos juegan un rol importante. Es importante que el sector público y sector privado puedan construir acuerdos de precios que permitan tener un ancla más para la formación de expectativas”.

Es necesario que todos los actores sean parte de esta mesa y tengan la voluntad de construir un ancla más dentro de este esquema para que la economía pueda ir en esa línea de tranquilidad por la que nosotros abogamos, que se basa en que haya más trabajo, más dinamismo productivo y más estabilidad, estabilidad macroeconómica en general, y de precios en particular”, agregó.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Deuda con el FMI: Guzman y Pesce abogaron por una flexibilización de plazos y tasas

La carne en el medio de una disputa interna

El precio de la carne es desde mayo un foco de tensión entre el Gobierno y el campo. Frente a un incremento de precios en mostrador de 22% entre enero y abril, el Gobierno había decidido limitar las exportaciones del sector para anclar el precio interno en el segundo trimestre del año.

La medida provocó cese de actividades, en algunos casos puntuales desabastecimiento y un diálogo tirante con el sector cárnico que se mantiene hasta hoy, a pesar de que las prohibiciones se fueron relajando en los últimos meses.

PUBLICIDAD

ADEMÁS: El gráfico que muestra como Argentina fue superada por Uruguay en exportaciones de carne

      • Segundo round: La semana pasada, el ministro Feletti volvió a la carga contra los precios que no cedieron según sus expectativas y deslizó la posibilidad de establecer nuevas retenciones a la carne y hasta una posible intervención al Mercado de Liniers, según fuentes del sector, lo que avivó nuevamente las aguas.

Así durante el fin de semana, viendo una menor entrada de hacienda y una suba de precios, que en lo que va del año acumula un 65,8%, el titular de la cartera de Comercio decidió un congelamiento por dos días. La decisión fue tomada para propiciar el reinicio de las conversaciones con el sector de la carne.

      • Choque interno: Sin embargo, las decisiones de Feletti generaron incomodidad en el corazón del Ministerio de Desarrollo Productivo, donde su titular Matías Kulfas dijo en declaraciones radiales: Feletti tuvo una actitud que no es la más indicada”, al referirse al lanzar al ruedo la posibilidad de establecer retenciones a la carne. “Pensar en voz alta no es lo más apropiado, de ninguna manera hay una decisión tomada y lo que se está haciendo es analizar diferentes alternativas”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, dijo en las últimas horas que las restricciones a las exportaciones de carnes concluirán a fin de año, y señaló que la cartera a su cargo definirá un “nuevo esquema”.

PUBLICIDAD

Fuentes cercanas a la Sociedad Rural Argentina se mostraron tranquilas con respecto al futuro de las conversaciones con el Gobierno ante el anuncio de que se había desactivado cualquier plan de retenciones.

Desde la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), su presidente Daniel Urcía destacó que coinciden con la visión de Domínguez de que hay que producir más, pero que eso lleva un tiempo, un tiempo donde va a haber momentos de estrés de oferta y de precios.

PUBLICIDAD

“La preocupación de Comercio es lógica, pero el precio de la carne, como en ningún otro sector, lo define el mercado”, dijo Urcía y anticipó que no prevé un nuevo aumento de aquí a fin de año. “El salto más grande se dio en noviembre, seguramente anticipado por las turbulencias electorales, pero se empezó a formar mucho antes, y tenía que ver con el desfasaje de los precios de las vaquillonas y los novillitos que es lo que se consume en la Argentina”.

En materia de nuevos anuncios se prevé que de aquí a fin de año el control de precios se extienda a las telecomunicaciones, donde podría abrirse nuevamente el diálogo con las telefónicas, el cual se cortó a finales del año pasado con la emisión del Decreto 690 que les prohibió el ajuste de sus tarifas. Más tarde se sumará el sector textil, así como también un seguimiento más amplio sobre los medicamentos.

Lorena Guarino

Lorena Guarino

Periodista argentina, especializada en negocios y economía desde hace más de 15 años. Fue editora general de Forbes Argentina y anteriormente se desarrollo en diarios como La Nación, El Cronista Comercial y Buenos Aires Económico e Infobae entre otros.

PUBLICIDAD