Tecnología

Barbados prueba la diplomacia digital con embajada en metaverso

El país está construyendo un complejo diplomático en Decentraland, un metaverso accesible a través de una computadora y un casco de realidad virtual.

DecentralandFonte: Decentraland
Por Jim Wyss
19 de diciembre, 2021 | 10:33 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

Cuando Barbados, país con una población de 287.370 habitantes, abra su próxima embajada, casi cualquier persona en el planeta podrá llamar a la puerta.

El país está construyendo un complejo diplomático en Decentraland, un mundo en línea, o metaverso, accesible a través de una computadora y un casco de realidad virtual.

PUBLICIDAD

Escépticos, tomen nota: una parcela de bienes raíces virtuales en Decentraland se vendió recientemente por US$2.43 millones. Gucci, Christian Dior y Ralph Lauren están vendiendo ropa virtual en mundos 3D. Por su parte, la empresa de gestión de activos cripto Grayscale estima que el metaverso es “una oportunidad de ingresos de US$1 billón”.

Entonces, las embajadas virtuales parecen inevitable, dijo Gabriel Abed, el hombre detrás del impulso de la diplomacia digital de Barbados.

PUBLICIDAD

“Esto va a cambiar la forma en que funciona el mundo”, señaló Abed, de 35 años, en una entrevista telefónica desde Dubai, donde es el embajador del mundo real de Barbados en los Emiratos Árabes Unidos. “La embajada es una cosa pequeña. Lo importante es lo que los Gobiernos podrán hacer juntos cuando la tierra ya no sea tierra física y las limitaciones ya no sean parte de la ecuación”.

Incluso antes de que Facebook cambiara su nombre a Meta en octubre, el llamado metaverso ya crecía rápidamente.

A grandes rasgos, un metaverso es un entorno inmersivo en línea donde las personas pueden interactuar en tiempo real a través de avatares. Decentraland permite a los usuarios comprar y vender arte digital y parcelas virtuales de tierra, o asistir a festivales de música en un mundo virtual con actos del mundo real.

Pero Abed dijo que el metaverso también tiene implicaciones más serias para naciones pequeñas y profundamente endeudadas como la suya.

PUBLICIDAD

“Se trata de paridad diplomática. Simplemente no podemos sostener 197 misiones diplomáticas en todo el mundo”, dijo. “Reconocemos que somos una isla de 429 kilómetros cuadrados, somos pequeños, pero en el metaverso somos tan grandes como Estados Unidos o Alemania”.

La construcción del complejo diplomático de Barbados probablemente costó entre US$5.000 y US$50.000, pero todos los gastos están siendo cubiertos por una subvención de “cinco cifras” de Decentraland. Otros usuarios del sitio también se han ofrecido a donar terrenos, dijo.

PUBLICIDAD

“El costo no es tan malo”, señaló. “Es una fracción de lo que cuesta una embajada física”.

Los correos electrónicos enviados a Decentraland en busca de comentarios no fueron respondidos de inmediato.

PUBLICIDAD

El proyecto también busca mantener la isla del Caribe Oriental conectada a la tecnología global, dijo Abed.

“No desearías que tus ciudadanos conocieran internet en el año 2021”, indicó. “Lo mismo se podría decir del metaverso, no debes esperar hasta 2030, cuando esto sea parte de la interacción social cotidiana, para comenzar a explicarlo”.

PUBLICIDAD

El anuncio de que Barbados estaba a punto de abrir la primera embajada metaversa del mundo le valió a la isla una gran cantidad de atención de parte de una entusiasta prensa de cara al 30 de noviembre, cuando abandonó a la reina Isabel II como su simbólica jefa de Estado y se convirtió en la república más nueva del mundo.

No es de extrañar que el Caribe esté liderando el impulso de la diplomacia digital, dijo Cleve Mesidor, asesor de políticas públicas de Blockchain Association, un grupo comercial de la industria con sede en Washington, DC.

PUBLICIDAD

Bermudas se ha presentado activamente como un centro de tecnología blockchain y criptomonedas desde 2018. Bahamas lanzó la primera moneda digital de un banco central del mundo (CBDC, por sus siglas en inglés), en 2020, solo unas semanas antes que el Banco Central del Caribe Oriental.

“Siempre ha habido una competencia sana en el Caribe cuando se trata de adoptar nuevas tecnologías”, señaló Mesidor.

El Caribe y el Atlántico occidental incluyen a más de 30 naciones y territorios que lo convierten en un terreno fértil para el “arbitraje regulatorio”: ir de isla en isla en busca de Gobiernos abiertos a la innovación, dijo.

Como dijo Abed, “cuando un Gobierno dice ‘no’, te subes a un avión y vuelas 10 minutos hasta la siguiente isla”.

Abed parece estar bien preparado para ser uno de los primeros diplomáticos digitales del mundo. Después de graduarse de la Universidad de Ontario, donde estudió ciptografía y seguridad de redes, en 2013 cofundó Bitt, una empresa de software financiero que ayudó a Barbados y al Banco Central del Caribe Oriental a crear sus monedas digitales. Actualmente, la compañía está ayudando al Banco Central de Nigeria, la economía más grande de África, a lanzar su propia moneda digital respaldada por el banco central, la eNaira. También es el fundador de Gestión de capital de activos digitales, que, como su nombre lo indica, maneja activos digitales para inversionistas institucionales.

Abed dijo que el éxito de la embajada de Barbados podría depender en última instancia de que otras naciones se unan, razón por la cual su gobierno está compartiendo activamente todo lo que está aprendiendo sobre la experiencia del metaverso con otros.

Esta no es la primera vez que hay embajadas en el metaverso: Suecia y Estonia abrieron embajadas virtuales en Second Life -un precursor de Decentraland- a principio de siglo, pero no sacudieron el orden mundial.

“¿Puede fallar? Hay una probabilidad de que eso ocurra. ¿Puede tener éxito? La posibilidad es aún mayor”, dijo Abed sobre el experimento. “Pero como nación, estamos buscando ser pioneros y reimaginar nuestro futuro. Así que tenemos que probar estas cosas nuevas”.

Le puede interesar:

¿Va a existir realmente el metaverso? Nvidia apuesta a que sí

Incluso en el metaverso, no todas las identidades creadas son iguales

Nike se une al metaverso con mundo virtual en plataforma de videojuegos Roblox

PUBLICIDAD