Viajes

Australia vuelve a abrir sus puertas a viajeros internacionales tras dos años

Los turistas y los titulares de visados que se hayan vacunado al menos dos veces podrán entrar en el país a partir del 21 de febrero

Australia vuelve a abrirse
Por Ben Westcott y Swati Pandey
07 de febrero, 2022 | 07:06 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Australia volverá a permitir a los viajeros internacionales la entrada en el país, poniendo fin a unos dos años de algunos de los controles fronterizos más estrictos del mundo que se introdujeron para frenar la propagación del Covid-19.

Los turistas y los titulares de visados que se hayan vacunado al menos dos veces podrán entrar en el país a partir del 21 de febrero, según anunció el gobierno el lunes. Las fronteras de Australia han estado cerradas casi por completo desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. Sólo los ciudadanos pueden regresar.

“La condición es que debes estar doblemente vacunado para venir a Australia”, dijo el primer ministro Scott Morrison a los periodistas en Canberra el lunes. “Esa es la norma. Se espera que todo el mundo la cumpla”.

PUBLICIDAD

La medida marca el más reciente paso en una relajación gradual de las restricciones que prohíben la entrada de turistas y trabajadores extranjeros que antes eran bienvenidos y cortejados por el gobierno. Solo fue hasta finales del año pasado que los ciudadanos australianos pudieron regresar fácilmente a su país, tras el fin de duras normas de cuarentena, la limitación de los vuelos y los topes a la cantidad de llegadas.

La noticia será bien recibida por la industria turística australiana, que aportaba alrededor del 3% a la economía antes de la pandemia. Las acciones de la aerolínea nacional Qantas Airways Ltd. (QAN) subieron un 4,6% tras el anuncio de Morrison, mientras que la empresa de viajes Corporate Travel Management Ltd. (CTD) subió un 7%.

“Recuperar a los viajeros extranjeros y a los titulares de visados es de vital importancia”, dijo el CEO de Westpac Banking Corp. Peter King en un comunicado tras el anuncio. “La reapertura de las fronteras internacionales garantizará el regreso de recursos cualificados muy necesarios para el país, pero también proporcionará una fuente estable de personas; ya sean mochileros, estudiantes o turistas”.

PUBLICIDAD
El pico, por detrás. Las admisiones por Covid-19 en Australia, así como los ingresos a UCIs, están disminuyendodfd

Los viajeros a Australia podrían tener unas vacaciones más tranquilas de lo esperado. El distrito central de negocios de Sídney, donde se encuentra el mundialmente famoso puente del puerto y la Ópera, permanece en gran medida tranquilo, ya que muchos empleados siguen trabajando desde casa. Aunque el Australian Open de tenis atrajo a grandes multitudes a Melbourne en enero, el centro de la ciudad permanece bastante desierto durante la semana, ya que los compradores tienden a superar en número a los trabajadores.

Las estrictas políticas de entrada de Australia acapararon la atención mundial cuando la superestrella del tenis Novak Djokovic, no vacunado, fue deportado tras una protesta nacional después de recibir una exención médica para jugar en el Open.

El estado de Australia Occidental sigue cerrado al resto del país y del mundo tras retrasar la reapertura de su frontera interior a finales de enero. El Consejo Empresarial de Australia pidió al estado que fijara una fecha de reapertura, tras celebrar la decisión del gobierno federal el lunes.

“Dentro de dos semanas será más fácil para un londinense visitar la Gran Barrera de Coral que para un melburgués viajar a Perth”, dijo su CEO, Jennifer Westacott, en un comunicado. “Esto es una mancha para nuestra reputación internacional y es devastador para la capacidad de Australia Occidental de atraer tanto inversiones como talento”.

La decisión de permitir la llegada de extranjeros vacunados a Australia se produce en un momento en que las infecciones por Covid-19, las hospitalizaciones y los ingresos en cuidados intensivos tienden a disminuir en muchas partes del país. Más del 90% de los adultos del país han recibido ya al menos dos dosis de la vacuna Covid-19 aprobada.

Los viajeros que no hayan recibido las dos vacunas tendrán que demostrar una razón médica que lo justifique, dijo el lunes la ministra del Interior, Karen Andrews.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Ottawa declara emergencia, protestas por restricciones Covid-19 “salen de control”

Mujeres embarazadas con Covid-19 tienen pocas posibilidades de contagiar a bebés

PUBLICIDAD