Asia

Corea del Norte relaja el confinamiento y dice que Covid-19 está “controlado”

NK News y Yonhap citan fuentes que afirman que se han reducido las restricciones

Calles vacías cerca de la estación de tren de Pyongyang durante un cierre en Corea del Norte el 27 de mayo.
Por Jeong-Ho Lee
30 de mayo, 2022 | 03:25 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Corea del Norte retiró las medidas de confinamiento que habían estado en vigor durante más de dos semanas en su capital, indicaron los informes de noticias, después de decir que las políticas del líder Kim Jong Un han controlado el primer brote de Covid-19 en el país.

El régimen de Kim ha levantado parcialmente el cierre en Pyongyang y ha suavizado las restricciones en las “áreas estabilizadas”, según informó el lunes la agencia de noticias surcoreana Yonhap. Los residentes de Pyongyang han podido salir de sus casas por primera vez desde el 12 de mayo y los negocios están abriendo poco a poco, según informaron el domingo fuentes del estado aislado.

Corea del Norte no ha permitido la entrada de trabajadores del exterior para ayudar en la pandemia ni ha verificado ninguna de sus cifras para la crisis de salud pública que podría haber desbordado su anticuado sistema médico, y haber supuesto una amenaza para el régimen de Kim. El país y Eritrea son los dos únicos que no han administrado vacunas, lo que ha aumentado el riesgo para su población.

PUBLICIDAD

Kim revocó las medidas de confinamiento horas después de dirigir una reunión del Politburó el domingo, dijo NK News. Los medios de comunicación oficiales del Estado afirmaron ese mismo día que “la situación de la pandemia está siendo controlada y mejorada en todo el país”, y otro informe dijo que los casos diarios han disminuido en un 75% desde el máximo de 392.920 de hace dos semanas.

Los residentes aún deben someterse a “controles de temperatura, usar desinfectante para las manos y seguir las instrucciones de los trabajadores de respuesta a la pandemia”, añadió NK News.

Corea del Norte dice haber controlado la "fiebre"dfd

Corea del Norte no ha calificado los cientos de miles de casos de fiebre como “Covid-19”, probablemente porque no dispone de suficientes kits de pruebas para confirmar que los casos fueron causados por el coronavirus.

PUBLICIDAD

Kim movilizó tropas para tratar de contener la propagación de lo que el Estado llama una epidemia “maliciosa” y su aparato de propaganda se puso en marcha en una campaña para detener la propagación. Los medios de comunicación estatales han tratado de presentar a Kim como un líder de los esfuerzos de control de la pandemia y han culpado de las deficiencias a los cuadros que no han seguido sus directrices.

Corea del Norte había dicho anteriormente que se había librado de la pandemia, una afirmación que fue puesta en duda por funcionarios de Estados Unidos, Japón y otros países. Probablemente, Kim se vio obligado a admitir que había un problema cuando la propagación de las infecciones en Pyongyang este mes se hizo demasiado grande para poder ocultarla, según los analistas.

Kim, mientras tanto, ha hecho una exhibición del poderío militar del país. Su Estado disparó tres misiles balísticos el 12 de mayo, pocas horas después de decir que había Covid-19 en sus fronteras por primera vez. Disparó otra andanada de tres misiles el 25 de mayo, apenas unas horas después de que el Presidente de EE.UU., Joe Biden, concluyera una visita a la región en la que puso a prueba sus esfuerzos por reforzar los lazos de defensa con Corea del Sur y Japón.

La relajación del confinamiento se produce después de que China informara de nuevos casos de Covid-19 en ciudades fronterizas con Corea del Norte. EE.UU. y Corea del Sur se han ofrecido a suministrar vacunas contra el Covid-19 a Corea del Norte, pero Pyongyang aún no ha respondido a la oferta, según Washington y Seúl.

Con la asistencia de Sam Kim.

PUBLICIDAD