Negocios

Crédito Real sigue evaluando opciones, podría buscar un Capítulo 11

El prestamista mexicano dijo en un comunicado que aún no tomaba una decisión definitiva dentro de sus opciones de reestructura

La empresa no ha tomado aún una decisión definitiva, segùn afirmó en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.
07 de junio, 2022 | 07:00 PM

Ciudad de México — Crédito Real, un prestamista no bancario, continúa analizando diversas opciones de reestructura financiera, que podrían incluir la posibilidad de solicitar un proceso bajo el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos.

“Todas las alternativas que preserven valor están siendo evaluadas por la compañía y su equipo de asesores”, dijo Crédito Real en un comunicado distribuido en la Bolsa Mexicana de Valores.

La empresa dijo que no ha tomado aún una decisión definitiva.

PUBLICIDAD

Bloomberg News reportó que Crédito Real estaría preparando una potencial entrada al proceso de bancorrota en EE.UU. tan pronto como esta semana, de acuerdo con personas con conocimiento de la situación.

La opción de Crédito Real de acogerse a este proceso ya había sido incluso externada por el Gobierno de México. La Secretaría de Hacienda de México informó en abril que Crédito Real estaba valorando la posibilidad de acogerse al Capítulo 11, en un comunicado en el que no consideraba que los problemas de incumplimiento de la compañía impliquen riesgos para la estabilidad o funcionamiento del sistema financiero mexicano.

La financiera, cuyo principal negocio es el otorgamiento de créditos a trabajadores que son pagados mediante descuentos de nómina, cayó en incumplimiento en febrero, luego de no cubrir con un vencimiento ligado a un bono emitido en franco suizos.

PUBLICIDAD

Crédito Real cuenta con una deuda total de MXN$53.300 millones (US$2.720 millones) de acuerdo con Bloomberg News.

Otras empresas del ramo están pasando por procesos de reestructura similares frente a sus acreedores. Alpha Credit, otro prestamista no bancario, transita por un proceso bajo el Capítulo 11 en EE.UU., además de que en abril un juzgado especializado la declaró en Concurso Mercantil en México.

El Capítulo 11 del Código de Bancarrota de EE.UU. permite a las empresas negociar un plan con los acreedores, fuera de la corte, una vez que ha alcanzado un acuerdo con la mayoría de ellos. El proceso reduce gastos administrativos y permite minimizar los efectos adversos sobre los negocios.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD