Estilo de vida

No eres tú, es la inflación: los precios están cambiando la naturaleza de las citas

El aumento de los precios está encareciendo el precio del vino y la cena, lo que hace que las personas se replanteen sus prioridades

El Grupo Match Inc. Aplicación de citas Tinder
Por Paulina Cachero
24 de julio, 2022 | 08:52 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Dicen que el amor no cuesta nada, pero las citas sí, y en esta economía más aún.

Las personas que salen con alguien están experimentando el shock de los precios, sobre todo el de ir a restaurantes y bares con la inflación más alta en más de 40 años en EE.UU.

PUBLICIDAD

El índice de precios al consumo de las comidas fuera de casa subió un 7,7% en junio con respecto al 2021, mientras que los de los restaurantes de servicio completo subieron un 8,9%. Para los que salen por un cóctel o dos, los precios de las bebidas alcohólicas subieron un 4%.

Los que buscan el amor dicen que están sintiendo el impacto. Entre los 3.000 usuarios de la popular aplicación de citas Hinge, casi el 41% dijo estar más preocupado por el costo de las citas ahora que hace un año. Los encuestados de la Generación Z son más propensos a sentirse más afectados.

PUBLICIDAD

Emily Derby, una joven de 27 años de Tulsa, Oklahoma, dijo que los costos de sus citas se han duplicado, pasando de US$200 a 400 al mes.

“Si se tiene en cuenta que hay que conducir para ir a ver a una persona, ir de compras, salir a comer y volver a casa, una sola cita puede costar fácilmente US$100”, dijo.

A medida que los costos se disparan, algunos solteros han comenzado a reducir sus gastos y ser más selectivos en sus citas, mientras que otros interrumpen por completo su búsqueda del “elegido”. En el sitio de citas OKCupid, el 34% de los 70.000 usuarios declararon que la inflación estaba afectando a su vida amorosa.

“En el otoño de 2020, iba a citas a diestro y siniestro sin pensar realmente en los costes”, dijo Seth Rosenberg, un joven de 25 años de Filadelfia. “Ahora, es más difícil ilusionarse porque si una cita sale mal, te quedas sin entre US$50 y US$100”.

PUBLICIDAD

Amor y dinero

Los que siguen en el juego de las citas tienen en mente tanto el amor como el dinero.

La entrenadora de citas Amy Nobile, con sede en la ciudad de Nueva York, dijo que incluso sus clientes de alto poder adquisitivo, muchos de los cuales pagan US$15.000 por un programa de cuatro meses, están tratando de reducir sus costos a la mitad. Los clientes que suelen gastar hasta US$150 en una cita están viendo si pueden salirse con la suya con US$75 o menos.

PUBLICIDAD

“La gente está sintiendo el aumento de los precios”, dice. “Para los que están en el juego largo para encontrar una pareja, sienten que realmente necesitan controlar su flujo de dinero en el mundo de las citas”.

Como resultado, la gente está a la caza de opciones menos costosas, dijo Logan Ury, director de la ciencia de las relaciones en Hinge.

PUBLICIDAD

Aunque puede haber una aversión a una “cita barata”, Ury dijo que no es algo malo. De hecho, la pandemia hizo que la gente tuviera una mentalidad más abierta hacia diferentes tipos de salidas, lo que condujo a un “renacimiento de las citas creativas”, como dibujar en un mirador, un picnic en un parque local o visitar un mercado de agricultores para obtener ingredientes para hacer una comida casera.

Otras actividades ganan en popularidad frente a ir a un bardfd

Para los que prefieren una cena más tradicional, hay más tensiones sobre quién debe pagar la cuenta.

PUBLICIDAD

Nobile dice que suele aconsejar a sus clientes masculinos que corran con los gastos durante la fase de “cortejo” de una relación. Pero ahora, dice, los hombres de distintas ciudades y con distintos ingresos piden cada vez más a su pareja que pague la cuenta al 50%, una nueva norma para la que está preparando a sus clientas.

“Les digo a las clientas que la caballerosidad sigue existiendo, sólo que puede manifestarse al margen del dinero”, dice Nobile. “Buscan esas pequeñas cortesías comunes que realmente importan. Y ahora mismo, el dinero es un animal ligeramente diferente”.

PUBLICIDAD

Hablar en serio

A medida que los estadounidenses de todos los niveles de ingresos se ven afectados por la inflación, encontrar a una persona con conocimientos financieros es una cualidad cada vez más atractiva: Los usuarios de OkCupid que dicen llevar un presupuesto han recibido un 16% más de coincidencias y un 7% más de “me gusta” en los últimos tres meses que los que dicen que no lo llevan.

Este creciente interés por las finanzas hace que muchas personas hablen de sus carreras y del dinero ya en la primera cita, una extensión de la reciente tendencia de las citas conocida como “hardballing”, es decir, contar de antemano todas las expectativas de un potencial interés amoroso.

Las parejas quieren cada vez más parejas que ganen más dinero que ellasdfd

Para algunos, las conversaciones preventivas sobre el dinero pueden suponer el fin de los romances en ciernes. Eso incluye a Derby, cuya disputa por una factura provocó una incómoda discusión sobre finanzas.

“Él comentó que era la primera vez que yo pagaba por algo”, recuerda Derby sobre su más reciente interés amoroso. En retrospectiva, ahora recuerda que él también bromeó sobre la búsqueda de una “mamá de la gasolina” para ayudar a pagar los crecientes costos de combustible e hizo comentarios sarcásticos sobre que “las mujeres son caras”.

Decidieron poner fin a la relación después de dos meses.

PUBLICIDAD