Mercados

Acciones rebotan en negociación volátil antes de resultados electorales de EE.UU.

El S&P 500 volvió a subir después de haber borrado antes las ganancias que habían superado el 1%.

Imagen de la Bolsa de Valores de Nueva York
Por Srinivasan Sivabalan y Stephen Kirkland
08 de noviembre, 2022 | 03:31 PM

Las acciones estadounidenses entraron en territorio positivo en una negociación volátil, mientras los inversores esperan los resultados de las elecciones de mitad de mandato en EE.UU. y vigilan el desplome de las criptodivisas

El S&P 500 volvió a subir después de haber borrado antes las ganancias que habían superado el 1%. El sentimiento se vio afectado después de que el bitcoin se desplomara cuando el propietario de Binance, la mayor bolsa de criptomonedas, anunció la compra de FTX.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a dos años, más sensibles a los cambios de política de la Reserva Federal, cedió 6 puntos básicos, mientras que un indicador del dólar recortó su caída.

PUBLICIDAD

El retroceso se produce cuando los inversores están pendientes de la posible paralización de las elecciones de mitad de mandato. Sin embargo, el resultado final podría no conocerse hasta dentro de unos días o incluso semanas si las elecciones son tan reñidas como sugieren las encuestas y si los perdedores impugnan los resultados.

En un acontecimiento inesperado, el multimillonario Changpeng “CZ” Zhao consolidó su posición en la cima del mundo de las criptomonedas el martes con un movimiento para adquirir FTX.com. Los términos de la compra de emergencia fueron escasos, lo que contribuyó a que los precios de las criptodivisas cayeran tras un breve repunte.

“El desplome del bitcoin/cripto desestabilizó el mercado de valores y provocó una fuerte caída”, dijo Jay Hatfield, de Infrastructure Capital, sobre la repentina adquisición del FTX por parte de Binance Holdings. “A los inversores no les gusta ver interrupciones o mini cracks en ningún activo de riesgo.

PUBLICIDAD

El historial de ganancias bursátiles tras las elecciones de mitad de mandato ha contribuido a aumentar el optimismo sobre las perspectivas de los mercados de renta variable.

Aunque las encuestas sugieren que los republicanos podrían ganar, poniendo así un freno a las políticas demócratas, hay múltiples escenarios. El mejor resultado para los bonos del Tesoro podría ser un control republicano tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, mientras que el dólar podría encontrar apoyo si los demócratas se quedan con ambas cámaras del Congreso.

La volatilidad del índice VIX está en mínimos desde 2016dfd

El sentimiento sigue siendo frágil y el endurecimiento monetario de la Reserva Federal sigue siendo el mayor viento en contra para los mercados. Los datos del índice de precios al consumo del jueves pueden ofrecer la siguiente pista para los operadores, incluso cuando los mercados monetarios están aumentando sus apuestas de tipos máximos.

La lectura de la inflación se produce después de que el índice de precios al consumo subiera en septiembre más de lo previsto hasta un máximo de 40 años. Aunque los precios empiecen a moderarse, el IPC está muy por encima de la zona de confort de la Fed.

“La inflación está subiendo. Puede que baje periódicamente. Pero está subiendo”, dijo Richard Harris, director ejecutivo de Port Shelter Investment Management, en Bloomberg Television. “El mercado está algo inseguro: espera lo mejor, pero en realidad debería prepararse para lo peor”.

Mientras tanto, los mercados de swaps se inclinan por una subida de tasas de la Fed de 50 puntos básicos en diciembre, después de una cuarta subida consecutiva a un rango objetivo del 3,75% al 4% en la reunión de la semana pasada. Se espera que alcancen un máximo ligeramente superior al 5% hacia mediados de 2023.

PUBLICIDAD

Marko Kolanovic, de JPMorgan Chase & Co. (JPM), advirtió del riesgo que supone para la renta variable el continuo endurecimiento de la Fed, y Mike Wilson, de Morgan Stanley (MS), dijo que las empresas tendrán que reducir agresivamente sus gastos, incluso mediante despidos, antes de mostrarse más optimista sobre la renta variable estadounidense.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD