‘Roaring Kitty’ y problemas técnicos en una reunión desatan la volatilidad de GameStop

Las acciones del minorista de videojuegos, que han subido un 24% desde principios de mes, han experimentado oscilaciones porcentuales de dos dígitos

El jueves, las acciones subieron un 14% a pesar de las dificultades técnicas en la reunión convocada.
Por Bailey Lipschultz - Carly Wanna
14 de junio, 2024 | 09:53 PM

Bloomberg — Un frenético período de dos semanas para los inversores de GameStop Corp. (GME) — que incluyó una junta anual frustrada por un fallo técnico y el accionista más visible de la compañía reorganizando su cartera — ha dejado el precio de las acciones prácticamente en el mismo lugar donde empezó.

Lea también: GameStop se dispara con el regreso de “Roaring Kitty

Las acciones del minorista de videojuegos, que han subido un 24% desde principios de mes, han experimentado oscilaciones porcentuales de dos dígitos en cada una de las 10 últimas sesiones. Aunque ese tipo de volatilidad es algo habitual en el mundo de los valores meme, los catalizadores de GameStop han sido de todo menos típicos. Por ejemplo, el jueves, cuando las acciones subieron un 14% a pesar de las dificultades técnicas que obligaron a miles de especuladores de GameStop a buscar transmisiones no oficiales en Twitch, X y YouTube para sintonizar una reunión que finalmente se suspendió antes de que realmente comenzara.

Las acciones de GameStop suben.

Pocas horas después del aplazamiento, Keith Gill -el inversor en acciones meme conocido en Internet como “Roaring Kitty”- publicó una captura de pantalla en la que mostraba que había salido de sus 120.000 opciones de compra al tiempo que sumaba un montón de acciones. La publicación en Reddit, donde Gill es conocido como “Deep F--ing Value”, mostraba que Gill ya no tenía opciones de compra de GameStop que vencían la semana que viene y tenían un precio de ejercicio de US$20. En su lugar, la captura de pantalla mostraba que tenía más de nueve millones de acciones ordinarias, frente a los cinco millones del lunes, una posición valorada en más de US$250 millones y que le situaría entre los mayores tenedores de la compañía.

PUBLICIDAD

Por supuesto, cuando se trata de acciones meme, el público minorista es clave. De hecho, la adoración de los inversores particulares por el consejero delegado de GameStop, Ryan Cohen, ha llevado a otros a lanzarse tras Gill o a redoblar sus propias apuestas. Con las opciones de Gill descargadas, el contrato con mayor interés abierto al entrar el viernes era una opción de compra de 128 que necesitaba que la acción se multiplicara por más de cuatro para entrar en el dinero al final de la sesión.

Las acciones de GameStop oscilan desde principios de mayo.

Las iteraciones de ese contrato han estado de moda durante semanas, desde el regreso de Gill a las plataformas de medios sociales X, Reddit y YouTube. Cientos de miles de fieles seguidores acudieron a su livestream la semana pasada, donde promocionó sus participaciones en GameStop y su fe en Cohen. Mientras tanto, los accionistas deben esperar hasta el lunes para asistir a la reunión retrasada de la empresa.

El entusiasmo que rodea a GameStop ha quedado patente con lo mucho que ha cotizado en las últimas semanas. Más de 615 millones de acciones cambiaron de manos esta semana, lo que supone un ligero descenso respecto al máximo de más de tres años de la semana pasada, 776 millones. Pero sigue siendo la sexta semana en la que el volumen es más del doble de lo habitual desde que se desvaneció la moda original de los memes.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, el número de opciones de compra en circulación se disparó a su nivel más alto en dos años, a medida que los operadores asumen apuestas apalancadas de que las acciones podrían lanzarse al alza.

Negociación (casi) como en 2021.

A pesar de todas las maniobras, las acciones de GameStop cerraron el viernes justo por debajo de los US$29, sólo ligeramente por encima de donde estaban al final de la negociación hace dos semanas. Entre medias, las acciones han experimentado saltos salvajes, y la empresa ha aprovechado esos movimientos para vender acciones y apuntalar su balance. Esta semana, completó una oferta que recaudó US$2.140 millones, y en el último mes ha aportado más de US$3.000 millones en capital nuevo.

La mejora de la posición de tesorería de GameStop llevó a escépticos como Andrew Left a cerrar sus apuestas bajistas. Pero los expertos aún se preguntan qué es lo próximo para el minorista que ha visto descender continuamente sus ventas.

"Está claro que GameStop tiene menos fundamentos", dijo Rohan Reddy, director de investigación de Global X Management. "Todo esto apunta a un mayor estado de euforia".

Lea más en Bloomberg.com