Deuda argentina: cómo impactaría a los inversores un nuevo reperfilamiento en pesos

Un informe privado analiza posibles escenarios y llega a la conclusión de que los bonos con vencimiento en 2024 siguen teniendo atractivo aún en el más pesimista

Fotógrafa: Sarah Pabst/Bloomberg
17 de mayo, 2023 | 10:28 AM

Buenos Aires — El incumplimiento de contratos se ha convertido más en la norma que en la excepción a lo largo de la historia argentina y, un poco por ello y otro poco por la delicada situación financiera del país, algunos analistas ya sacan cuentas de cómo les puede ir a los bonos soberanos en pesos si llega a haber un roll over forzoso como el de 2019, cuando el ministro Hernán Lacunza reperfiló los vencimientos en moneda local.

En este contexto y tras realizar un ejercicio basado en tres eventos históricos, para analizar posibles escenarios ante un eventual reperfilamiento, Juan Pedro Mazza, estratega de renta fija en Cohen Aliados Financieros llegó a las siguientes conclusiones:

  • “Los bonos con vencimiento en 2024 siguen siendo atractivos incluso en el escenario más pesimista”.
  • “Los bonos CER (es decir, los que ajustan por inflación) parecen ser más resistentes, mientras que los bonos dólar linked y los duales son más sensibles al alargamiento de los plazos”.
  • En base a esto Mazza recomendó los bonos: TDF24 (dual que vence en febrero de 2024), T2X4 (ajusta por CER y vence en julio de 2024) y TX25 (bono que indexa por CER y vence en noviembre de 2025).

El ejecutivo de Cohen Aliados Financieros aclara que si equipo considera “altamente improbable un reperfilamiento de la deuda en pesos”, debido a que los vencimientos recaerán en un gobierno recién electo, con renovada confianza y mayor capacidad de acción, lo que debería facilitar el rollover de la deuda.

“Además, incumplir con los pagos en su primer año de gestión sería un enorme golpe para la reputación del nuevo gobierno”, sostuvo. Y añadió que, por otro lado, “la deuda en pesos siempre puede ser monetizada, lo que brinda mayor flexibilidad al programa financiero, a cambio de un mayor nivel de inflación en la economía y una mayor brecha”.

PUBLICIDAD

Eventual escenario de impago

Para evaluar escenarios de impago, el analista de Cohen Aliados Financieros aplicó dos tipos de tratamientos a cada bono con vencimiento posterior a 2024: una extensión de plazos de seis meses manteniendo las condiciones originales, similar al tratamiento del bono AF20 en febrero de 2022 y de las Letras en agosto de 2019; y una quita de capital del 15%, similar a la aplicada a los contratos de dólar futuro en 2015, así como la combinación de ambos.

VER +
Intereses de Leliq: cuánto más deberá pagar el BCRA tras la última suba de tasas
Fuente: Cohen Aliados Financieros

Tras evaluar los distintos escenarios, el autor del informe indicó que, a sus precios actuales, “hay varios bonos con vencimientos en 2024 y 2025 que ofrecen una buena oportunidad de inversión” que “sus retornos siguen siendo atractivos incluso en un escenario crediticio sumamente pesimista”. Sin embargo, Mazza detalló por qué eligió, en particular, los tres bonos mencionados antes:

  • T2X4: “Para este bono, proyectamos un rango de TIR entre 154% y 210%, lo cual lo coloca por encima de otros bonos CER. Además, mantiene su capacidad de cubrir la inflación incluso en el escenario más pesimista”.
VER +
Broker argentino sugiere estrategia de carry trade que podría rendir 165% en pesos
  • TDF24: “Bono que vence en febrero de 2024, destaca debido a su alta capacidad de capturar un salto devaluatorio, lo cual resulta en un rendimiento extraordinario en pesos. La TIR proyectada para el TDF24 se encuentra en un rango entre 154% y 281%, superando tanto a los bonos dollar-linked como a los bonos CER. En caso de aplicarse una quita del 15%, el rendimiento equivaldría a capturar aproximadamente el 76% del salto devaluatorio”.
  • TX25: “Se mantiene sólido frente a un evento de reperfilamiento, ya que el estiramiento de plazos tiene poco efecto sobre su tasa. Incluso, en caso de aplicarse una quita del 15% en el capital, seguiría manteniendo una tasa real significativamente positiva que resultaría en un rendimiento del 132% en términos de inflación entre la fecha actual y noviembre de 2025″.
Fuente: Cohen Aliados Financieros

Difícil que haya un reperfilamiento post electoral

Según destaca un documento de Adcap Grupo Financiero, el mercado parece leer que se va a repetir el mismo escenario de las PASO 2019, es decir, algún tipo de reperfilamiento de deuda y algún salto devaluatorio después de las elecciones.

PUBLICIDAD

“Sin embargo, esa lectura parece estar bastante más asociada al miedo y el mercado se está cubriendo de algo similar, aunque es muy poco probable que se vuelva a repetir el mismo escenario”, aclara Adcap.

El informe de Adcap reseña que hay varias razones para que no se repita el mismo escenario: “El país se encamina hacia una elección donde hay dos fuerzas políticas predominantes, el Frente de Todos (FdT) y Juntos por el Cambio (JxC) y el partido de Javier Milei, Libertad Avanza. Esto quiere decir que nos encaminamos a una elección que probablemente se va a resolver en el ballotage de noviembre”.

De manera, reflexiona el informe de Adcap, “es muy poco probable” que saliendo de las PASO haya un resultado, y por ende, es poco probable que el Frente de Todos haga un salto devaluatorio o un reperfilamiento de la deuda.

Es en este contexto que Adcap cree que hay buenas oportunidades en este segmento, para aprovechar el pesimismo del mercado que ya está en precios.