Brasil en español

Brasil prohíbe el servicio de Telegram en su lucha contra las noticias falsas

El fiscal general del Gobierno presentó una medida cautelar en el Tribunal Supremo para impugnar la orden

La presión para cerrar la aplicación en Brasil es parte de los esfuerzos de amplio alcance para combatir la desinformación y las falsedades sobre el sistema electoral del país.
Por Andrew Rosati
19 de marzo, 2022 | 02:20 PM

Bloomberg — El Tribunal Supremo de Brasil prohibió el popular servicio de mensajería Telegram, en una creciente ofensiva contra lo que las autoridades describen como noticias falsas y discurso de odio en el período previo a las elecciones presidenciales de este año.

El viernes, el juez Alexandre de Moraes ordenó a los proveedores de Internet y a las tiendas digitales que bloquearan la aplicación tras los repetidos intentos de la policía federal de ponerse en contacto con el servicio para eliminar contenidos.

Telegram es “notoriamente conocida por su postura de no cooperar con las autoridades judiciales y policiales en varios países”, escribió la policía en su solicitud a Moraes, que citó en su decisión. “Se ha convertido en un espacio abierto para la proliferación de diversos contenidos, incluidos los que tienen repercusión en el ámbito criminal”.

PUBLICIDAD

La presión para cerrar Telegram en Brasil es parte de los esfuerzos de amplio alcance para combatir la desinformación y las falsedades sobre el sistema electoral del país.

El presidente Jair Bolsonaro y sus aliados han empujado a sus partidarios en línea a la plataforma con sede en Londres, después de que aplicaciones populares como Twitter y Facebook de Meta Platforms Inc. retiraran publicaciones que contenían información falsa sobre Covid-19 y promovían remedios no probados.

El líder de la extrema derecha calificó la prohibición de “inaceptable” a última hora de la tarde del viernes, alegando que podría afectar a unos 70 millones de brasileños que dependen de la plataforma. No citó la fuente de las estimaciones de usuarios.

PUBLICIDAD

El fiscal general del Gobierno presentó una medida cautelar en el Tribunal Supremo para impugnar la orden.

Pavel Durov, fundador y director ejecutivo de Telegram, dijo que el fallo era simplemente el resultado de un error de comunicación, y que su plataforma estaba trabajando para cumplir con las órdenes del tribunal.

“En nombre de nuestro equipo, pido disculpas al Tribunal Supremo de Brasil por nuestra negligencia. Definitivamente podríamos haber hecho un mejor trabajo”, dijo Durov en un comunicado publicado en su canal de Telegram.

Durov pidió al tribunal que retrasara su prohibición para establecer una representación legal en Brasil y establecer un marco para futuras solicitudes.

Aunque WhatsApp, propiedad de Facebook, sigue siendo más popular en Brasil, una encuesta realizada en agosto reveló que más de la mitad de los usuarios de teléfonos inteligentes habían descargado Telegram.

Sigue disponible

Tras las afirmaciones de que está siendo silenciado por las grandes tecnológicas, Telegram se ha convertido en la aplicación de redes sociales elegida por Bolsonaro en los últimos meses, y ha acumulado 1,1 millones de seguidores. Los críticos dicen que Telegram se ha convertido en un refugio seguro para las teorías de la conspiración y el vitriolo.

PUBLICIDAD

El tribunal dio a las empresas cinco días para cumplir la orden o arriesgarse a recibir multas.

El sábado por la mañana, Telegram seguía estando disponible en Brasil a través de Google Play. Las autoridades brasileñas cerraron temporalmente YouTube en 2006 y WhatsApp en 2016.

En agosto, Moraes ordenó a las empresas de redes sociales que eliminaran las publicaciones que contenían detalles ampliamente compartidos de una investigación policial sellada de 2018, que Bolsonaro divulgó como supuesta prueba de que el sistema de votación puede ser hackeado.

PUBLICIDAD

El Tribunal Electoral de Brasil, que supervisa la votación, niega las acusaciones. Las autoridades han tenido problemas para establecer contacto con Telegram, que es popular entre los activistas y disidentes por su anonimato, y la capacidad de establecer grandes grupos de usuarios.

El propio Bolsonaro ha intentado sembrar la duda sobre la integridad de las elecciones de octubre, intensificando sus afirmaciones sin fundamento de que las máquinas electrónicas de votación pueden estar amañadas, aumentando el temor a un resultado disputado.

PUBLICIDAD

-- Con la ayuda de Daniel Carvalho.

Le puede interesar:

TikTok y Telegram se suman a la ola de fallas de aplicaciones

PUBLICIDAD

Cómo los hacktivistas están luchando contra Rusia con sus teclados

Se busca material de Facebook y Twitter en investigación de disturbios en el Capitolio

PUBLICIDAD