Mercados

Aceite de soja alcanza otro máximo histórico ante temor de escasez mundial

El aceite de soja subió hasta un 2,3%, alcanzando un récord de 86,69 centavos la libra en Chicago

El maíz se carga en una pila durante una cosecha en una granja en Union Springs, Nueva York, Estados Unidos, el sábado 7 de noviembre de 2020. Fotógrafo: Paul Frangipane/Bloomberg
Por Kim Chipman y Megan Durisin
28 de abril, 2022 | 04:06 PM

El aceite de soja volvió a alcanzar el precio más alto de la historia, mientras que el maíz se acercó a los máximos de la década, ya que la guerra en Ucrania ahoga el suministro mundial de cereales y aceites vegetales.

La invasión de Rusia a su vecino está alterando el comercio de cultivos agrícolas clave de una importante región exportadora, haciendo subir los precios de las materias primas y provocando que los países entren en modo de acaparamiento para evitar una escasez masiva de alimentos y posibles disturbios civiles.

“La demanda de productos básicos basados en los alimentos es relativamente inelástica, es decir, difícil de racionar con precios más altos, especialmente cuando las alternativas también son escasas”, dijo Arlan Suderman, economista jefe de productos básicos de StoneX. “La incertidumbre crea miedo, y eso está impulsando actualmente la propiedad de estas materias primas”.

PUBLICIDAD

Los mercados agrícolas se han visto perturbados esta semana después de que Indonesia, el principal expedidor de aceite vegetal, anunciara una amplia prohibición de las exportaciones de aceite de palma, lo que ha hecho que los suministros mundiales se vean aún más limitados. Esto hace que sea vital que los agricultores de las grandes regiones productoras de semillas oleaginosas, como Norteamérica, produzcan cosechas abundantes este año. En Estados Unidos ya se observa una fuerte demanda de las futuras cosechas de soja, sobre todo por parte de China.

El aceite de soja subió hasta un 2,3%, alcanzando un récord de 86,69 centavos la libra en Chicago.

En el caso del maíz, del que una quinta parte se envía desde el Mar Negro, los problemas de suministro provocados por la guerra están empujando a los compradores hacia otros orígenes, pero los principales productores, como los de América del Norte y del Sur, se enfrentan a problemas meteorológicos. Un gran foco de preocupación es la cosecha brasileña que está a pocas semanas de ser cosechada y amenazada por la sequía.

PUBLICIDAD
Los futuros se disparan al máximo desde 2012, acercándose a un récorddfd

“No es bueno que el maíz de segunda cosecha en Brasil esté luchando”, dijo Naomi Blohm, asesora principal de mercado de Total Farm Marketing en West Bend, Wisconsin.

El maíz para julio tocó el nivel más alto desde agosto de 2012 antes de recortar algunas de esas ganancias en las operaciones de Chicago.

El repunte, junto con el aumento de los precios de las semillas oleaginosas, corre el riesgo de elevar aún más los costes de los alimentos, que han alcanzado un récord y están contribuyendo a la inflación en todo el mundo.

“El maíz está entrando en un aire enrarecido para racionar la demanda”, dijo Rabobank en un informe, que elevó sus perspectivas para los precios medios en el segundo trimestre a 8,25 dólares el bushel. “Los consumidores están sorprendidos por los costes de los ingredientes para piensos, pero esa es precisamente la cuestión: los suministros están en un estado peligroso, y la seguridad tiene un precio elevado”.

China está aumentando sus compras de maíz estadounidense. El país asiático y principal importador compró 1,1 millones de toneladas del grano estadounidense, lo que supone la cuarta venta inmediata de maíz a China este mes que supera el millón de toneladas.

PUBLICIDAD