Cripto

Cómo traspasar su patrimonio cripto a sus herederos

Las fortunas construidas con criptomondas son más volátiles que todo lo que los planificadores de patrimonio han visto. Bitcoin y ether han bajado un 40% desde sus máximos de noviembre

Token de Ethereum
Por Jill Shah
05 de mayo, 2022 | 02:02 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — J.W. Verret tiene un plan para sus herederos cuando muera. Y no se parece a nada de lo que los planificadores de patrimonio podrían haber imaginado hace una década.

Y es que este profesor de derecho de mediana edad ha pasado dos años acumulando varias criptomonedas. Para acceder a ese patrimonio, en caso de que tenga un final prematuro, sus tres hijos podrían tener que leer un documento de 25 páginas con detalles sobre los sitios web por los que hay que navegar, las billeteras especiales que hay que descargar, las aplicaciones web a las que hay que conectarse y las bolsas que hay que cubrir.

PUBLICIDAD

“Traté de dar las instrucciones lo mejor que pude, tener los sitios web y advertirles de todo”, dijo Verret, profesor asociado de la Facultad de Derecho de la Universidad George Mason. “Pero es muy posible que, ya sea por un error del usuario o por la falta de conocimiento o porque las cosas cambien en el intertanto, necesiten ayuda de un experto”.

El documento de la búsqueda del tesoro de Verret puede parecer un reto inusual para una clase de activos que se ha convertido en un mercado de casi US$2 billones. Pero subraya que, a pesar de toda la riqueza acumulada en el mundo de los tokens digitales en los últimos años, la mejor manera de traspasarla a la próxima generación sigue siendo un gran rompecabezas, incluso para los expertos habituales.

PUBLICIDAD

En 2021, los inversionistas colocaron más de US$25.000 millones en startups de criptomonedas y tokens no fungibles (NFT), un aumento del 700% con respecto al año anterior, según el proveedor de datos CB Insights. Los activos digitales se están masificando cada vez más, y Fidelity Investments lanzó recientemente un producto que permitirá a los participantes del plan 401(k) destinar una parte de sus ahorros a bitcoin.

Sin embargo, a medida que más poseedores de criptomonedas necesitan ayuda para estructurar su patrimonio, el serio mundo de la planificación patrimonial todavía está tratando de ponerse al día. Los expertos siguen siendo pocos y distantes entre sí para un activo acosado por la volatilidad y que corre el riesgo de perderse para siempre.

¿Qué billetera?

Los que están incursionando se topan con otros obstáculos. Charles Kolstad, que tiene 42 años de experiencia en la industria de la planificación patrimonial, ahora dirige un grupo de práctica de criptomonedas como socio de Withers. El bufete de abogados ha representado a fundadores de bolsas y empresas de criptomonedas, a emisores de tokens y a artistas que acuñan NFT, que son certificados digitales de autenticidad del contenido.

Y ha tenido que convencer a los poseedores de criptomonedas, cuyo instinto natural es mantener su riqueza en el anonimato y la protección, para que compartan detalles básicos.

PUBLICIDAD

El desafío es “conseguir que te digan todo el cripto que tienen y dónde está, y en qué billetera está: ¿Es una billetera caliente? ¿Una billetera fría? ¿Está en una bolsa? ¿Hay varias bolsas?”, dice Kolstad, de 68 años, que vive en Los Ángeles. (Una billetera caliente está conectada a internet para las transacciones, mientras que una fría mantiene las criptomonedas fuera de línea).

Las fortunas construidas con criptomondas son más volátiles que todo lo que los planificadores de patrimonio han visto. Bitcoin y ether han bajado un 40% desde sus máximos de noviembre y se cotizan por debajo de su promedio de un año.

PUBLICIDAD

Ese tipo de oscilaciones hacen que la tenencia de criptomonedas sea desagradable para los fideicomisarios, los típicos responsables de la planificación patrimonial. Están obligados a mantener una cartera de activos ampliamente diversificada en interés de los beneficiarios.

Mentalidad HODL

Los fideicomisarios “saben muy poco, la mayoría de ellos, sobre cripto, y su inclinación natural sería vender, vender, vender”, dijo Kolstad.

PUBLICIDAD

Vender, por supuesto, es un anatema en el mundo de las criptomonedas, que predica el HODL, acrónimo de “aguantar por tu vida”. Así que las empresas han aconsejado a los clientes que utilicen fideicomisos dirigidos o pongan sus participaciones en sociedades de responsabilidad limitada, o LLC, que a su vez se ponen en fideicomisos. Ambas opciones dan a alguien que no es el fideicomisario el control sobre la gestión de las inversiones.

Wyoming se está convirtiendo en un lugar popular para los fideicomisos que tienen criptomonedas, según Jonathan Mintz, socio fundador de Evergreen Legacy Planning. El estado no tiene impuesto sobre la renta y permite la formación de fideicomisos dirigidos.

PUBLICIDAD

En algunos casos, los grandes tenedores de criptomonedas han creado incluso sus propias empresas fiduciarias privadas, lo que les permite mantener un mayor control y custodia sobre los activos, dijo Chris Duncan, abogado de la práctica de fideicomisos y patrimonio privado de Carey Olsen en las Islas Caimán.

En el caso de los clientes que mantienen un vertiginoso conjunto de carteras privadas con activos esotéricos en custodia exclusiva, abogados como Duncan han tenido que redactar disposiciones especiales. En un caso reciente, tenía un cliente que mantenía activos en nombre de su fideicomiso y requería la aprobación del fiduciario para realizar transacciones. El equipo de Caimán elaboró un escenario para un evento de “cisne negro”.

PUBLICIDAD

‘Error fatal’

“¿Y si pasa algo que ninguno de nosotros había previsto?”, dijo Duncan. “El cliente está en Londres, digamos, y el fiduciario está en Caimán y hay una diferencia de cinco o seis horas. Los fideicomisarios están en la cama y el cliente ve algún anuncio en Twitter sobre una falla fatal en el código de algún proyecto y tiene la oportunidad de salir”.

Terminaron trabajando en una disposición para decisiones urgentes, que permite al cliente seguir adelante si no recibe respuesta del fideicomisario de las Islas Caimán dentro de un período de tiempo determinado.

“Hay que compensar el hecho de mantener los activos de una manera que permita hacer muchas cosas con ellos muy, muy rápidamente, ya sea cultivando el rendimiento, haciendo DeFi o comprando NFT”, dijo Geoff Costeloe, asociado de Lindsey MacCarthy en Canadá. “Tiene que negociar entre eso y un sistema que esté preparado para distribuirlo a sus beneficiarios en caso de que muera”.

Es posible que la mayoría de los poseedores de criptomonedas solo necesiten lo básico: una forma de compartir las claves con los beneficiarios en algún momento del futuro y un conjunto de instrucciones que deben seguir para trasladar las criptomonedas en ese momento. Cada vez hay más soluciones en el mercado que permiten compartir claves de forma segura, como la tecnología multisig de empresas como Casa y Unchained Capital. Los monederos multisig requieren múltiples aprobaciones antes de poder realizar las transacciones.

Costeloe recomienda utilizar estos servicios junto con un abogado y un plan de sucesión.

En cuanto a Verret y su documento de 25 páginas, ha estado enseñando a sus tres hijos, todos menores de 10 años, a usar billeteras poniendo en ellas su mesada. Sus instrucciones indican claramente que sus herederos nunca deben compartir su frase semilla con nadie, o las criptomonedas podrían perderse para siempre.

Al igual que otros en el mundo de las criptomonedas, desconfía de cualquier conversación sobre sus posesiones.

“En nuestra última media hora, sin ofender, he pensado que estaban tratando de robar mi dinero”, dijo Verret.

PUBLICIDAD