Medio Oriente

Diálogo nuclear con Irán podría reanudarse tras viaje de Biden a Medio Oriente

Los esfuerzos en Doha no han logrado hasta ahora superar las diferencias entre Estados Unidos e Irán

Imagen de banderas nacionales de Irán
Por Jonathan Tirone, Golnar Motevalli y Simone Foxman
01 de julio, 2022 | 02:40 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Es probable que los esfuerzos negociados por Europa para reactivar el acuerdo nuclear con Irán se reanuden después de la visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la región este mes, luego que una intensa ronda de conversaciones en Doha no lograra llegar a buen puerto.

Dos diplomáticos europeos con conocimiento directo de las negociaciones de esta semana dijeron que, si bien las conversaciones no progresaron, se esperaba que los esfuerzos para resucitar el acuerdo continuaran más allá de la fecha límite sugerida por el regulador nuclear de las Naciones Unidas, juli.

Una tercera persona familiarizada con las conversaciones dijo que los esfuerzos podrían reanudarse en la capital de Catar tras el viaje de Biden.

PUBLICIDAD

Una fuente informada sobre las negociaciones dijo que las conversaciones en Doha se habían centrado en las sanciones petroleras y agregó que otras áreas que se están discutiendo de manera activa son el acceso de Irán a los fondos bloqueados en Corea del Sur, las sanciones a las aerolíneas y la eliminación de las sanciones a las operaciones comerciales de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Es muy poco probable que se llegue a un acuerdo sobre este último, pero para los otros sí hay posibilidades, dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato debido a la delicadeza del asunto.

Ventana estrecha

El acuerdo de 2015 ofreció alivio a las sanciones impuestas sobre Irán, incluidas las exportaciones de petróleo, a cambio de restricciones a sus actividades de enriquecimiento e inspecciones in situ por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica.

PUBLICIDAD

Donald Trump retiró a EE.UU. del acuerdo en 2018 y volvió a imponer sanciones. Joe Biden ha buscado durante más de un año revivir el acuerdo, pero Irán ha ampliado rápidamente su trabajo nuclear mientras reduce constantemente la supervisión internacional durante el curso de las negociaciones.

El OIEA dijo en su última reunión el 9 de junio que sus inspectores ya no podrían verificar las actividades nucleares iraníes permitidas por el acuerdo si no se llegaba a un compromiso diplomático dentro de un mes, lo que puso en marcha el reloj en de las conversaciones.

Los funcionarios estadounidenses han dicho repetidamente que la ventana para un acuerdo es estrecha ya que el ritmo acelerado del trabajo nuclear de Irán amenaza con hacer obsoletos los términos del acuerdo original.

 El volumen de material ha aumentado constantemente desde que Estados Unidos abandonó el JCPOAdfd

El equipo negociador de Teherán también reiteró sus quejas sobre una censura del OIEA emitida por la falta de cooperación de Irán con los monitores, según uno de los diplomáticos europeos.

Si bien los investigadores del OIEA pueden informar con un alto grado de certeza que Irán no está desviando ninguno de sus materiales nucleares declarados, hay menos convicción sobre lo que ha estado sucediendo dentro de los centros de centrífugas del país, dijo el otro diplomático europeo. A algunos observadores les preocupa que Irán pueda estar ocultando la capacidad de enriquecimiento de uranio en un lugar no declarado, cubriéndose de esa manera ante un estancamiento diplomático.

La búsqueda de concesiones probablemente se extenderá hasta al menos el tercer trimestre. Luego, EE.UU. tendrá elecciones de mitad de período, cuyos resultados podrían debilitar la mano de Biden.

PUBLICIDAD

Amenaza del TNP

El próximo mes en Nueva York, se llevará a cabo una reunión clave de los miembros del Tratado de No Proliferación nuclear. Irán ha amenazado con abandonar ese acuerdo fundamental, que limita la propagación de armas nucleares a cambio del acceso a tecnologías atómicas si las conversaciones fracasan. Ello podría redundar en posibles sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, dijo en un comunicado el jueves que su país sigue decidido a continuar las negociaciones “hasta que se alcance un acuerdo basado en el realismo”.

Si bien los funcionarios occidentales en las conversaciones desestimaron las palabras de Irán como grandilocuentes, aún no están listos para cerrar la puerta a las conversaciones. Se alienta a las naciones del Golfo a que desempeñen un papel más activo a medida que el rol de la UE como mediador llega a su límite, según los diplomáticos europeos.

PUBLICIDAD