Asia

Inflación al consumidor de China alcanza pico de dos años impulsada por carne de cerdo

La estrategia “Covid Cero” del gobierno continuó deprimiendo la demanda, y la suba de a inflación a puerta de fábrica se moderó al enfriarse los precios de las materias primas.

Puercos
Por Bloomberg News
09 de julio, 2022 | 09:47 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los precios al consumidor de China crecieron más rápido de lo esperado en junio, en parte impulsados por un repunte en los precios de la carne de cerdo, aunque la estrategia “Covid Cero” del gobierno continuó deprimiendo la demanda. La inflación a puerta de fábrica se moderó, por otro lado, al enfriarse los precios de las materias primas.

Los precios al consumidor crecieron un 2,5% el mes pasado respecto al año anterior, superando las expectativas de los economistas de un aumento del 2,4%, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas publicados este sábado. Ese es el ritmo más elevado en dos años, y se compara con un crecimiento del 2,1% en mayo.

Mientras tanto, el índice de precios al productor subió un 6,1%, por encima del pronóstico medio de un aumento del 6% en una encuesta de economistas de Bloomberg, aunque inferior al 6,4% de mayo.

PUBLICIDAD

Los datos de inflación de junio de China indican una demanda floja”, escribió Eric Zhu de Bloomberg Economics el sábado. “Los precios básicos fuera de los alimentos y la energía apenas se movieron, una señal de que las restricciones de Covid Cero continúan sofocando el gasto en servicios”.

Si bien el crecimiento de los precios al consumidor se está acelerando en medio de los crecientes costos de la carne de cerdo y la energía, es poco probable que la inflación se convierta en una crisis para el banco central de China, o al menos en una similar a la que enfrentan sus pares occidentales. La demanda de los consumidores sigue deprimida por las estrictas políticas de control de Covid de la nación y los brotes esporádicos.

El planificador económico estatal se ha movido para contener el rápido aumento de los precios del cerdo, un producto clave en la canasta del IPC de China, con medidas que incluyen estudiar la venta de cerdo de las reservas estatales y pedir a los criadores de cerdos que no acumulen suministros.

PUBLICIDAD

El consenso ahora es que el IPC aumente un 2,2% para todo el año, muy por debajo del objetivo del gobierno de mantenerlo en torno al 3%, aunque algunos economistas esperan que supere el umbral en algún momento de la segunda mitad del año.

Los precios de la carne de cerdo cayeron a un ritmo más lento del 6% en junio, luego de una caída del 21,1% en mayo. Sobre una base mensual, los precios de la carne crecieron 2.9%.

La inflación subyacente, que elimina los precios más volátiles de los alimentos y la energía, aumentó un 1%, más rápido que el aumento del 0,9% de mayo.

El aumento del precio de la carne de cerdo hizo subir la inflación al consumidor en China.dfd

Mejora

La economía de China mostró algunos signos tempranos de mejora en junio, a medida que disminuyeron los brotes y bloqueos de Covid. Pero los datos de alta frecuencia sugieren que la economía se contrajo en el segundo trimestre. Nuevos brotes de virus en partes de la provincia oriental de Anhui y las provincias costeras de Jiangsu, Fujian y Guangdong representan una amenaza creciente para la frágil recuperación.

El estímulo del banco central ha sido relativamente modesto este año. El Banco Popular de China está programado para revisar su tasa de interés de préstamos a un año el viernes, y la estimación mediana entre los economistas encuestados por Bloomberg es que la tasa se mantendrá sin cambios este mes.

En medio de una mayor atención sobre las perspectivas de inflación y bajo la presión de las salidas de capital debido al endurecimiento de la política de la Reserva Federal, el gobernador Yi Gang ha señalado que durante el resto del año, el estímulo monetario probablemente se centre en impulsar el crédito en lugar de reducir las tasas de interés.

La dinámica de la inflación china sigue siendo muy diferente a la de otras economías importantes”, escribió Craig Botham, economista jefe de China en Pantheon Macroeconomics, en una nota antes de la publicación de los datos. “La política monetaria no tendrá que endurecerse incluso después de varias impresiones alcistas, porque la perspectiva a largo plazo sigue siendo benigna”.

PUBLICIDAD