Economía

Sector de franquicias se recupera en Venezuela tras haber perdido 270 marcas en 7 años

El 61% de los afiliados a Profranquicias registró haber frenado el cierre de tiendas, abriendo al menos una unidad nueva de franquicia en el primer cuatrimestre de 2022

Meridith Kohut/Bloomberg
20 de julio, 2022 | 04:15 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Caracas — Luego de haber perdido casi 270 marcas franquiciantes entre 2015 y 2022, el sector de franquicias en Venezuela experimentó un repunte inesperado a partir de la pandemia por covid-19, que es atribuido a la transformación de factores económicos en el país, permitiendo detener la gran caída.

El 61% de los afiliados a la Cámara Venezolana de Franquicias (Profranquicias) registró haber frenado el cierre de tiendas, abriendo al menos una unidad nueva de franquicia en el primer cuatrimestre de 2022, que a juicio de Carlos Durán, su presidente, es un reflejo de la confianza generada en el sistema con el avance hacia transacciones en moneda extranjera.

De las 220 franquicias que quedaron instaladas en el país, alrededor de 70 se encuentran afiliadas con Profranquicias, lo que representa casi el 80% de la facturación. El número de afiliados, que creció en 50% en el último año, contó con la suma de 10 marcas internacionales, provenientes de España, México, Perú y otros países de la región.

PUBLICIDAD

“Hay muchas ganas de volver de varias marcas, hay otras que están entrando formalmente, en proceso, hay muchas que están abriendo tiendas otra vez, soñamos con tener pronto una estadística mayor, y sí por ahora, se están recuperando puntos de venta, abriendo nuevas tiendas”, agregó Durán, en contacto con Bloomberg Línea, en medio precisamente de regresos como el de TropiBurger, una cadena de alimentos que volvió a Caracas con tres locales en mayo de 2022, o BurgerKing con la apertura de nuevos establecimientos.

Muchos de los nuevos emprendimientos en Venezuela, que califican como franquiciables, ya se han ido transformando y cerrando filas con el gremio, con el sector alimentos al frente de ellos. Y aunque para algunos especialistas, como Simón Milá de la Roca, franquiciarse en Venezuela resulta relativamente fácil, es necesario adquirir los conocimientos adecuados para comprender el proceso de conversión y reducir los riesgos.

“Esa es la clave de la sobrevivencia empresarial. En Venezuela siempre hay un alto nivel de creatividad y adaptación, y con nuevas condiciones, se crearon nuevas necesidades y alguien tuvo que cubrir la brecha. Muchos emprendimientos están desarrollándose bajo nuevos esquemas comerciales, diferentes a lo convencional, hay que estudiar mucho para aprender y adquirir conocimientos”, explicó Milá de la Roca, director de la consultora COG Franquicias.

PUBLICIDAD

Pese a la crisis económica que ha venido atravesando Venezuela, con un cuadro hiperinflacionario del que recién se ha logrado dejar atrás, y con proyecciones de crecimiento en 2022 de hasta el 20%, de acuerdo al último informe de Credit Suisse, su mercado resulta aún apetecido por venezolanos dentro y fuera del país, considerado así por Milá de la Roca, quien ve en este, una combinación de riesgo y rentabilidad.

La mejora de los indicadores de consumo, que es impulsada por la protección que otorga el uso generalizado de medios de pago dolarizados, la no penalización de esas transacciones y algunas reglas económicas menos inflexibles, ha permitido un mayor movimiento de transformación de negocios convencionales a redes de franquicias.

“En medio de la globalización y la crisis, la mejor opción de crecimiento es el sistema de franquicias. Algunas empresas locales y foráneas apuestan al mercado venezolano, muchas empresas se quieren franquiciar para crecer en Venezuela y en el exterior, cada una sabe hasta dónde llegar y a nuestro país le conviene la inversión local y extranjera en sistemas de franquicias, porque son negocios éticos, probados y generan puestos de trabajo”, comentó Milá de Roca en conversación con BBL.

Hay variables, que claro, aún afectan al sector y están vinculadas con las fallas en los servicios públicos, además de su encarecimiento en los últimos meses. En ello coinciden Durán y Milá de la Roca, al referirse a los pocos recursos que puedan generar estas compañías, siendo destinados al pago de estos servicios, que carecen de calidad.

El director de COG Franquicias cuestionó la falta de una normativa clara, que impide el crecimiento y fortalecimiento del sector empresarial, comercial e industrial, con aumentos que señaló de desproporcionados, que influye notablemente en los costos.

“Deberíamos dar mayores incentivos y algunas condiciones básicas, servicios para poder operar, no queremos subsidio, queremos coherencia en los servicios, competencia, como cuando vemos los anaqueles llenos porque hay apertura en el mercado, pero vemos otros servicios públicos que están manejándose de forma coercitiva en conjunto a las municipalidades y afecta el libre transitar de las empresas”, comentó Durán.

PUBLICIDAD

La presencia de locales que han usurpado marcas internacionales, que se ha visto con mayor fuerza en los últimos años, siendo una práctica poco común en Venezuela, ha sido rechazada por Profranquicias. El caso más reciente de ellos fue el café Starbucks, instalado en Las Mercedes, al este de Caracas, que poco después del escándalo en redes sociales cuestionando su originalidad, y un comunicado de la cadena estadounidense desvinculándose, debió cerrar sus puertas.

“Esto irrumpe con la creatividad, con la innovación, es bien negativo que dista de lo que realmente significa emprender, crear productos propios (...) creemos que al final el mismo mercado castiga estos desarrollos irregulares, esos empresarios que están al margen de la ley van a tener que tomar correctivos, me alegra que haya sido el mercado el que esté tomando estas acciones y decisiones, incluso por encima de las instituciones, y es positivo porque entendemos que el venezolano sí cree en la empresa privada y en la propiedad intelectual”, puntualizó Durán.

PUBLICIDAD