EE.UU.

Renunciar para lograr un aumento salarial funcionó para la mayoría en EE.UU.

En los próximos seis meses alrededor de un 20% de los trabajadores buscarían un nuevo empleo aún en las condiciones actuales

Trabajadores
Por Jo Constantz
29 de julio, 2022 | 08:04 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La apuesta de la mayoría de las personas en Estados Unidos de ir en busca de una mayor remuneración en otro lugar ha dado sus frutos.

De acuerdo con un nuevo informe del Pew Research Center, aquellas personas que renunciaron a sus trabajos entre abril de 2021 y marzo de 2022 lograron un incremento salarial real, a pesar del aumento de la inflación. De los que permanecieron leales a sus trabajos, menos de la mitad puede decir lo mismo.

El reporte asume que los trabajadores sólo se cambian a otro trabajo un vez al año. Aun así la llamada Great Resignation (Gran Renuncia) provocó tal agitación en el mercado laboral, con tasas de renuncia que posiblemente no se veían desde la década de los años setenta. Una media de 4 millones de trabajadores dimitieron cada mes de enero a marzo en 2022, lo que representa una tasa de rotación anual de casi 50 millones de trabajadores, alrededor del 30% de la fuerza laboral.

PUBLICIDAD

El informe analizó datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, la Oficina de Estadísticas Laborales y una encuesta realizada en EE.UU. a unos 6.000 adultos en junio y julio de 2022, para este informe.

Dado que los empleadores han luchado para hacer frente a la escasez crónica de personal provocada por la rápida rotación, la mayoría de los trabajadores que renunciaron no se incorporaron de inmediato a un nuevo trabajo. De aquellos que renunciaron este año de enero a marzo, dos tercios no estaban con un nuevo empleador al mes siguiente. En cambio, casi la mitad abandonó la fuerza laboral, mientras que otro 18% permaneció desempleado.

Las mujeres que renunciaron eran más propensas que los hombres a tomarse un descanso de la fuerza laboral, según la investigación. Los hombres con hijos fueron los menos propensos a hacer lo mismo.

PUBLICIDAD

Es posible que se esté cerrando la ventana de oportunidad para los que pueden cambiar de trabajo. Con los temores de una recesión al alza, muchos trabajadores que consideran un cambio podrían mantenerse en sus empleos por temor a que sea más difícil encontrar un empleo nuevo mejor pagado. Según el informe, alrededor del 20% de los trabajadores dicen que es probable que busquen un nuevo trabajo en los próximos seis meses, aunque casi el 40% cree que conseguir uno será difícil.

Los que tienen una menor sensación de estabilidad están más inclinados a cambiar de empleo, según Pew, con un 45% de aquellos con poca seguridad laboral que probablemente busquen trabajo en otro lugar, en comparación con solo el 14% de los trabajadores que se sienten más seguros. Es probable que casi el 30% de los trabajadores con inseguridad financiera consideren un cambio, casi el doble de los que tienen estabilidad financiera.

PUBLICIDAD