Economía

Perforadores de petróleo de esquisto en EE.UU. con pocas señales de aumentar producción

La falta de voluntad de los ejecutivos significa que el mercado mundial del petróleo ha perdido efectivamente sus dos mayores motores de crecimiento

Photographer: Bing Guan/Bloomberg
Por Kevin Crowley
06 de agosto, 2022 | 09:52 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Los perforadores de petróleo de esquisto en Estados Unidos continúan mostrando pocas señales de responder a los altos precios mundiales con más producción, sólo que ahora no es sólo su enfoque en recompensar a los accionistas lo que los detiene, sino también la preocupación por el aumento de los costes.

Las previsiones combinadas de producción de petróleo y gas de una docena de empresas que han presentado sus resultados del segundo trimestre en los últimos días apenas han variado con respecto a los tres meses anteriores, con un descenso de sólo el 0,6%, a pesar de que los precios del crudo en EE.UU. han subido hasta los 120 dólares por barril este año tras la invasión de Rusia en Ucrania. Al mismo tiempo, el aumento de los costes del gasóleo, del acero, de los productos químicos y de la mano de obra ha llevado a las empresas a aumentar sus presupuestos de capital en un 7%.

PUBLICIDAD

La falta de voluntad de los ejecutivos de esquisto para aumentar la producción significa que el mercado mundial del petróleo ha perdido efectivamente sus dos mayores motores de crecimiento. La Organización de Países Exportadores de Petróleo admitió esta semana una “disponibilidad muy limitada de capacidad excedentaria” y dijo que lo poco que queda sólo puede aprovecharse con “gran precaución”. Mientras tanto, los perforadores estadounidenses han llegado a la conclusión de que los beneficios y los flujos de caja récord se invierten mejor en la recompra de acciones y en dividendos que en el despliegue de más plataformas.

“No hay petróleo ahí fuera”, dijo Kaes Van’t Hof, director financiero de Diamondback Energy Inc. durante una conferencia telefónica con analistas. “No vamos a cambiar nuestro plan por cada movimiento de 10, 20 o 30 dólares en el precio del petróleo”.

PUBLICIDAD

Los yacimientos petrolíferos estadounidenses bombean actualmente unos 12 millones de barriles diarios, un 8% más que hace un año, pero todavía un millón de barriles diarios por debajo del máximo histórico anterior a la pandemia. Las únicas empresas estadounidenses que planean aumentar significativamente su producción son las grandes compañías como Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp. o las empresas familiares como Mewbourne Oil Co.

Ni siquiera el aumento de los precios del petróleo tras la invasión rusa de Ucrania, ni las peticiones del presidente Joe Biden de aumentar la oferta, han atraído a los perforadores de esquisto de EE.UU. al modo de crecimiento que fue durante mucho tiempo su modus operandi. Por fin están aprendiendo a ser “disciplinados” tras las caídas consecutivas del mercado del crudo, dijo Bill Smead, que gestiona 4.800 millones de dólares en Smead Capital Managemen Inc.

“Los castraron en 2016, los masacraron en 2020, y luego los demonizaron por arruinar el medio ambiente después de eso”, dijo Smead, que es el mayor inversor independiente de Continental Resources Inc. y uno de los 20 principales accionistas de Occidental Petroleum Corp. “¿Por qué ibas a hacer algo para ayudar a la gente que te odia?”.

Los exploradores de esquisto tampoco están dispuestos a invertir más allá de los planes de perforación actuales debido al “deterioro de la eficiencia” en medio de la inflación de costes, dijo Noah Barrett, analista principal de energía en Janus Henderson, que gestiona unos 350.000 millones de dólares.

PUBLICIDAD

“Están pensando más como inversores y menos como ingenieros”, dijo Barrett. “Dudan en aumentar el gasto en este entorno”.

Los perforadores de esquisto están cosechando enormes beneficios en este momento. Más de la mitad de los 35 perforadores independientes analizados por BloombergNEF han publicado sus ganancias trimestrales, y el grupo está en camino de reportar un récord de 26.400 millones de dólares en flujo de caja libre. La mayor parte de esta cantidad se devolverá a los inversores a través de recompras y dividendos.

PUBLICIDAD

Volver al modo de crecimiento “nos parece una apuesta muy arriesgada en estos momentos”, dijo Rick Muncrief, consejero delegado de Devon Energy Corp. “Ciertamente no estamos recibiendo esa respuesta de nuestros inversores”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD