Europa

Industria francesa podría sufrir un recorte energético, advierte primer ministra

La funcionaria instó al Gobierno y a las empresas a trabajar juntos en planes para reducir el consumo de energía y evitar la escasez y los apagones

El Gobierno francés y sus vecinos europeos están tratando de proteger a los consumidores y las empresas de un aumento en los precios de la energía causado por los cortes en el suministro de gas ruso y un número de cortes mucho mayor de lo habitual en los envejecidos reactores nucleares.
Por Ania Nussbaum y Francois de Beaupuy
29 de agosto, 2022 | 09:42 PM

Bloomberg — Elisabeth Borne, primera ministra francesa, instó a las empresas a reducir el consumo de energía o a enfrentarse a un posible racionamiento este invierno si Rusia interrumpe los suministros de gas.

Borne dijo el lunes en un discurso ante los líderes empresariales en una conferencia cerca de París que “es urgente detener inmediatamente cualquier consumo de energía que no sea indispensable”. De no ser así, “podría haber brutales cortes de gas de la noche a la mañana y graves consecuencias económicas y sociales”, dijo, añadiendo que “las empresas serían las primeras afectadas” por cualquier racionamiento.

La Primera Ministra instó al Gobierno y a las empresas a trabajar juntos en planes para reducir el consumo de energía y evitar la escasez y los apagones. Se comprometió a detallar varios escenarios a principios de octubre, cuando tenga una visión más clara de los riesgos y se haya avanzado en los planes de ahorro energético.

PUBLICIDAD

El Gobierno francés y sus vecinos europeos están tratando de proteger a los consumidores y las empresas de un aumento en los precios de la energía causado por los cortes en el suministro de gas ruso y un número de cortes mucho mayor de lo habitual en los envejecidos reactores nucleares de Electricité de France SA. La semana pasada, el presidente Emmanuel Macron advirtió a los ciudadanos franceses que se enfrentaban al “fin del tiempo de la abundancia”.

Borne dijo que una posibilidad era crear un nuevo mercado de derechos para consumir energía. También insinuó que el Gobierno podría tomar medidas para ayudar a las empresas que se verían “demasiado afectadas” por un posible racionamiento.

Reinicio rápido

Si bien Francia “está menos expuesta que otras naciones europeas” al gas ruso, “no creamos ni por un segundo que nuestra nación no enfrentará ningún riesgo”, dijo Borne en la conferencia de negocios Medef.

PUBLICIDAD

“Ya sabemos que tenemos menos gasolina este invierno que en años anteriores”, dijo. “Nuestras centrales nucleares se enfrentan a dificultades, y un reinicio rápido de los reactores que están fuera de línea es clave para evitar cortes”.

Más de la mitad de los 56 reactores atómicos de EDF en Francia, que normalmente representan más de dos tercios de la producción de electricidad del país, no operan actualmente, incluyendo una docena por revisiones y reparaciones de grietas por corrosión en tuberías clave que han ido apareciendo progresivamente desde diciembre.

Las primeras reparaciones avanzan bien, aunque toman tiempo debido a la falta de empleados capacitados para este tipo de “trabajos pesados” en un entorno radiactivo, dijo el director ejecutivo de EDF, Jean-Bernard Levy, en un panel de discusión en el evento Medef.

El Gobierno francés ya ha gastado más de 25.000 millones de euros (US$25.100 millones) en el llamado escudo de tarifas energéticas para proteger a los consumidores del aumento de los costos del petróleo y el gas natural al limitar los aumentos de precios.

Planea gastar al menos 20.000 millones de euros más en recortes de impuestos, mayores pensiones y otras medidas como parte de un paquete antiinflacionario adoptado a principios de este mes. También está subsidiando el combustible en las estaciones de servicio.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD