Actualidad

Menor cosecha de maíz en Francia en más de 30 años revela enorme impacto de sequía

Gran parte del continente europeo enfrenta además el elevado costo de los fertilizantes y el gas que se usa para secar los granos después de la cosecha

Cosecha francesa
Por Megan Durisin
13 de septiembre, 2022 | 02:06 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — En Francia, los agricultores están recogiendo su producción de maíz más baja desde 1990, en un reflejo del enorme daño que la sequía estival ha provocado en el sector agroalimentario de Europa. Durante el verano, la mayor parte del continente se vio golpeada por el intenso calor y la aridez, quizá la más grave sequía registrada en los últimos 500 años.

La situación fue especialmente grave para los agricultores, para quienes las reservas de pasto de invierno para la alimentación del ganado están disminuyendo y la producción de todo tipo de productos, desde las patatas hasta el azúcar, está decayendo.

La recolección del maíz se ha iniciado en el país galo, considerado uno de los grandes de la agricultura europea. La producción francesa de este alimento básico para pollos y porcinos se reducirá en un 25%, hasta los 11,6 millones de toneladas, el nivel más bajo desde 1990, según informó el martes el Ministerio de Agricultura. El clima adverso ha mermado las cosechas de prácticamente todos los productos en relación con el año 2021, salvo las semillas oleaginosas, según el informe.

PUBLICIDAD

El ministerio francés ha dicho con relación con el maíz que “no hay región que se salve de la merma de la cosecha”.

Maízdfd

Los cultivos más pequeños amenazan con mantener altos los precios de los alimentos. Los costos de los alimentos para el consumidor en julio ya aumentaron un 12% con respecto al año pasado en la Unión Europea (UE) e incluso más en el Reino Unido. El bloque está importando maíz de naciones como Ucrania para ayudar a aliviar el déficit, aunque se espera que las ventas del país devastado por la guerra caigan a la mitad en comparación con la temporada anterior.

Los campos de Alemania y Rumanía, otros productores clave de la UE, también sufrieron la sequía. Además, los productores se enfrentan a la espiral de costos de los fertilizantes y el gas, que se utiliza para secar cultivos como el maíz después de la cosecha.

PUBLICIDAD

Sin embargo, las lluvias han aumentado este mes, según el pronosticador Maxar. Ello debería mejorar las condiciones para la siembra del trigo de invierno, que ya está en marcha. Este martes, los futuros del maíz francés registraron pocos cambios, cerca de sus precios máximos de casi tres semanas.

-Con la asistencia de Francois de Beaupuy.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD