Bolivia

Arce en NNUU: atacó la OEA y a organismos que cuestionan a la justicia boliviana

El presidente de Bolivia dijo que la OEA promueve golpes de Estado y negó injerencia político partidaria en la justicia boliviana. Gustavo Pedraza analiza su discurso.

Sus declaraciones causaron polémica.
21 de septiembre, 2022 | 11:05 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

La Paz — El presidente boliviano virtió controvertidas declaraciones sobre varios temas en su intervención en la 77° sesión de la Asamblea General de NNUU. Luis Arce exigió la liberación de las patentes de las vacunas anti Covid, mencionó la importancia de conservar las lenguas indígenas, y propuso 14 acciones. Entre ellas: declarar al mundo como zona de paz; sustituir la fabricación de armas por una justa compensación a los pobres del mundo; crear sistemas universales de salud contra la mercantilización de la misma; crear un programa global de soberanía alimentaria en armonía con la madre tierra y lograr la industrialización del litio para beneficio de los pueblos y pilar fundamental para la transición energética.

Para el ex candidato a vice presidente, Gustavo Pedraza, el discurso del presidente Arce se mantiene sin novedades y está en la línea tradicional de la narrativa de su partido liderado por Evo Morales. “Hay una paranoia que los persigue sobre el relato del golpe. La realidad es que con la participación de la Asamblea Legislativa en una transición no puede haber un golpe. Hugo participación de su partido para elegir a una presidenta constitucional. Este relato busca lavarle la imagen al presidente Morales cuando huyó del país” explicó Pedraza.

Para este importante actor político boliviano, no puede haber un golpe cuando el mismo Arce participó de unas elecciones convocadas por un gobierno de transición y así terminó en la presidencia.

PUBLICIDAD

En contra de la OEA

Uno de los temas más controvertidos fue su denuncia contra la Organización de Estados Americanos. “Organizaciones como la OEA nos dividen y promueven golpes de Estado y generan desestabilizaciones”, dijo como crítica a que la OEA emitió un informe cuarenta y cinco días después de las elecciones presidenciales del 2019 en Bolivia. El documento concluyó que hubo “operaciones dolosas” en las elecciones y que se alteró “la voluntad expresada en las urnas”.

La OEA habló de la “paralización dolosa del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (de conteo rápido)” y la existencia de “servidores (informáticos) clandestinos” que causaron un cambio de la tendencia de votos a favor de Evo Morales.

PUBLICIDAD

Recordemos que debido a la anulación de esas elecciones, Luis Arce se enfrentó en las urnas luego con Carlos Mesa y así llegó a la presidencia.

“Lo desacertado de su discurso es el ataque innecesario que hace a los organismos internacionales, a la OEA, a la Unión Europea, a la iglesia católica, a embajadas. Él dice que estos actores conjuraron para hacer un golpe. Esto no responde a la realidad. El ataque a estos organismos le quita seriedad al gobierno y le hacen daño al país”, agregó Pedraza.

El ex candidato dijo que Arce se equivocó al hablar de esta manera en un foro de gran importancia y que su discurso va perjudicar y aislar cada vez más al país.

“El presidente Arce debería superar este discurso que solo le ha dado un argumento para que el sistema judicial, bajo el control del partido, persiga a sus adversarios políticos”, concluye.

Arce reiteró su discurso de que en Bolivia hubo un golpe de Estado en 2019 el cual es negado por varios organismos internacionales que se refieren a una elección anulada por irregularidades. “La ruptura del orden constitucional en mi país tuvo la participación de actores nacionales políticos que en las urnas no cuentan con el respaldo del pueblo más los efectivos de fuerzas armadas, policía, comités cívicos, jerarquía católica y medios de comunicación hegemónicos. Pero también contó con la participación de la OEA, a través de su secretario Luis Almagro”, dijo.

El presidente Luis Arce negó que en Bolivia exista injerencia política partidaria en la justicia por la condena a la ex presidenta Jeanine Áñez y la persecusión que se denuncia a varios actores políticos de oposición que también están siendo perseguidos y judicializados.

PUBLICIDAD

Según informes de organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos (OACNUDH) se comprobó una abierta injerencia político partidaria en la justicia boliviana. Los informes indican que esto sucede en el actual gobierno pero que también tuvo lugar en el pasado mandato de Evo Morales. “El Ministerio de Justicia está trabajando para hacer una propuesta clara que no solamente sea una reforma, nosotros llamamos una ‘reconstrucción de la justicia’. Un sometimiento no existe en nuestro país, lo que sí existe es una justicia que no está funcionando para resolver las demandas de la población”, dijo Arce.

Arce y Petro abren debate sobre la legalización de la marihuana

En conferencia de prensa, Luis Arce fue consultado sobre la posibilidad de legalizar la marihuana. Arce dijo que la propuesta fue hecha por el presidente colombiano Gustavo Petro y que él está abierto a conocer más detalles sobre la misma ya que Bolivia y Colombia tienen mucho en común como naciones que luchan contra el narcotráfico y que deberían armonizar criterios entre naciones. “Con motivo de su asunción como presidente (Gustavo Petro) nos ha hecho conocer una idea que ha planteado sobre la legalización, nosotros hemos dicho que queremos escuchar un planteamiento muy concreto, porque nos interesa escuchar ese planteamiento, para analizarlo, para evaluarlo”, dijo.

PUBLICIDAD

Arce sobre la salud mundial

“Solo el 30 % de la población mundial ha recibido una dosis de vacuna anti covid 19, apenas el 15,5 % está completamente vacunado. Solo el 1,1 % de la población en países de bajos ingresos ha recibido una dosis. El capitalismo ha comercializado la salud”, dijo el mandatario que se manifestó preocupado por el tema salud.

Arce exigió que las grandes empresas transnacionales liberen las patentes de vacunas y que organismos como Naciones Unidas promuevan que se pueda producir la vacuna en todo el mundo.

PUBLICIDAD