Mercados

Mexarrend rompería con racha de defaults de financieras no bancarias en México

Los bonos de Mexarrend por US$30,6 millones que vencen en octubre se han disparado en las últimas dos semanas

Stacks of one hundred dollar bills pass through a circulator machine at the Bureau of Engraving and Printing in Washington, D.C., U.S., on Wednesday, Oct. 14, 2009.
Por Maria Elena Vizcaíno
29 de septiembre, 2022 | 11:55 AM

Bloomberg — Los inversionistas solo están dispuestos a comprar los bonos a menor plazo de Mexarrend SAPI de CV, de los que hay seguridad de que serán pagados, después de un trío impactante de incumplimientos en el sector bancario en la sombra de México.

Los bonos de Mexarrend, una financiera no bancaria, por US$30,6 millones que vencen en octubre se han disparado 13 centavos en las últimas dos semanas, ya que la firma dijo que levantó el efectivo necesario para pagar a los tenedores de bonos.

Eso ha ayudado a que la deuda se negocie a 97 centavos, más de tres veces el precio de sus pagarés con vencimiento en 2024, según datos de Trace.

PUBLICIDAD
Lender's 2024 bond keeps falling despite optimism on October maturitydfd

“Los mercados desconfían de que no habrá buenas noticias cuando venza el bono más largo”, a pesar de que las cifras financieras de la empresa actualmente parecen sólidas, dijo Luis Maizel, cofundador de LM Capital Management, en San Diego, California. “Ya que todo el mundo está en problemas, ¿por qué no lo estarían ellos?”

Mexarrend, que previamente se conocía como Docuformas SAPI de CV, se enfoca en otorgar créditos a pequeñas y medianas empresas en México.

El bono que vence el 11 de octubre será el primer vencimiento de la compañía desde que Unifin Financiera SAB de CV, el banco en la sombra más grande de México, sorprendió a los inversionistas al suspender los pagos de sus bonos extranjeros. Pares como Alpha Holding SA de CV y Crédito Real SAB de CV también han incumplido.

PUBLICIDAD

La saga ha llevado a los administradores de dinero a castigar a todos los prestamistas no bancarios de México, incluidos aquellos que aún no han informado sobre ningún problema de financiamiento.

Mexarrend dijo este mes que refinanció su bono de octubre luego de recibir la aprobación final de una línea de crédito con Banco Azteca por US$600 millones de pesos, respaldada con garantía inmobiliaria.

“Mexarrend tiene una posición financiera saludable y ha demostrado su fortaleza y acceso a financiamiento durante tiempos turbulentos”, dijo la compañía en un comunicado del 14 de septiembre.

Un portavoz de la compañía no respondió a las solicitudes de más comentarios.

Por supuesto, el riesgo sigue siendo evidente en los US$300 millones de bonos de Mexarrend a 2024, que cotizan a solo 31 centavos, según datos de Trace.

La analista de Fitch Ratings Bertha Patricia Cantú Leal advirtió en una rebaja de calificación realizada a principios de este mes de “riesgos de concentración de vencimiento significativo” en la nota a mayor plazo.

PUBLICIDAD

Fitch y S&P Global Ratings rebajaron este mes la calificación del prestamista no bancario a niveles más bajo de grado especulativo, y ambos citaron mayores riesgos de refinanciamiento durante el próximo año. S&P dijo que Mexarrend tendrá que pagar US$127 millones en el servicio de la deuda del próximo año, incluido el monto adeudado en octubre.

Ninguna compañía se salva ya de la quiebra cuando les toque pagar los montos grandes”, dijo Rafael Elías, director gerente de estrategia de crédito corporativo para América Latina en Banctrust & Co. en Nueva York. “Yo no le tengo confianza”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD