Asia

Irán suspende la policía de moralidad que provocó protestas masivas

La unidad de policía ha acechado durante años las principales intersecciones y vías públicas en las ciudades iraníes

Foto: Bloomberg
Por Golnar Motevalli y Arsalan Shahla
04 de diciembre, 2022 | 11:22 AM

Bloomberg — Las operaciones de la “policía de la moralidad” de Irán han sido efectivamente suspendidas, dijo un alto funcionario, después de meses de protestas antigubernamentales generalizadas por la muerte de una joven bajo su custodia.

Oficialmente llamada Patrulla de Orientación, la unidad de policía ha acechado durante años las principales intersecciones y vías públicas en las ciudades iraníes, arrestando a quienes determinó que estaban violando los estrictos códigos religiosos de vestimenta de la República Islámica.

Las patrullas parecieron desaparecer de las calles de Teherán poco después de que a mediados de septiembre estallaran protestas en todo el país por la muerte de Mahsa Amini, de 22 años, que entró en coma tras ser detenida por su vestimenta.

PUBLICIDAD

La Patrulla de Orientación no tiene nada que ver con el Poder Judicial; fue suspendido por la misma institución que lo formó en el pasado”, informó la agencia semioficial de noticias laborales iraníes, citando al fiscal jefe Mohammad Jafar Montazeri.

Los comentarios, que no equivalen a una disolución oficial de la unidad, siguen a disturbios mortales y protestas que han desafiado al liderazgo teocrático de Irán en una escala que no se había visto desde que asumieron el poder después de la Revolución Islámica de 1979.

Es poco probable que la declaración de Montazeri represente un cambio importante en la política y no abordó las demandas de los manifestantes de eliminar por completo los códigos obligatorios de vestimenta religiosa, o tratar una amplia lista de quejas relacionadas con las libertades civiles, la gobernabilidad y el estado de derecho.

PUBLICIDAD

Con los mandatos sobre cómo deben vestirse las mujeres aún vigentes, la eliminación de la Patrulla de Orientación también plantea preguntas sobre cómo se harán cumplir las reglas y si surgirá un sistema alternativo.

“Solución prudente”

En una señal de que la regulación de la vida pública no necesariamente se relajará, Montazeri dijo que “por supuesto, el poder judicial continúa monitoreando el comportamiento en la comunidad”.

En comentarios separados publicados en el periódico moderado Shargh el sábado, Montazeri dijo que el poder judicial estaba trabajando en un borrador de propuesta de enmiendas sobre cómo se deben hacer cumplir las leyes “pertinentes a la castidad y el hiyab”, refiriéndose a la palabra árabe utilizada para describir los códigos de modestia religiosa.

“Tras los acontecimientos recientes, los organismos pertinentes están buscando una solución prudente”, dijo, y agregó que el parlamento de Irán y el Consejo Supremo de la Revolución Islámica planean llegar a una decisión sobre cómo avanzar dentro de 15 días.

Según grupos de derechos humanos, más de 400 personas han muerto a manos de las fuerzas de seguridad en las protestas, incluidos decenas de niños. Naciones Unidas dijo el mes pasado que más de 14.000 personas han sido arrestadas hasta ahora por participar y muchas están acusadas de delitos graves que conllevan la pena de muerte.

Desde 2006, las minivans verdes y blancas de la Patrulla de Orientación han recorrido regularmente las calles concurridas, especialmente durante los meses de verano, arrestando a los transeúntes, en su mayoría mujeres jóvenes, que se considera que no están vestidos adecuadamente.

PUBLICIDAD

La muerte de Amini provocó una protesta pública, y muchas mujeres comenzaron a rechazar o destruir públicamente los pañuelos en la cabeza que han sido obligatorios para ellas desde la infancia. Muchas mujeres ahora se ven en público en los enclaves más liberales del norte de Teherán sin cubrirse la cabeza.

Funcionarios iraníes han acusado repetidamente a países extranjeros, incluido Estados Unidos, de instigar los disturbios y han prometido continuar con su fuerte represión contra los manifestantes.

El mes pasado, Naciones Unidas dijo que investigaría a Irán por violaciones de derechos humanos y pidió a la República Islámica que pusiera fin de inmediato a sus ataques contra los manifestantes.

PUBLICIDAD