Centroamérica

República Dominicana apostó por proyectos de energía renovable en el 2022

En las últimas semanas, la Comisión Nacional de Energía (CNE) otorgó concesiones definitivas a los proyectos solares Cumayasa II, Esperanza y Peravia Solar I

En octubre del presente año, la energía renovable en República Dominicana representaban el 13% de la generación.
26 de diciembre, 2022 | 12:35 PM

Santo Domingo — Recientemente, la Comisión Nacional de Energía (CNE), en representación del Estado dominicano, otorgó la concesión definitiva a la Empresa Ecoener Fotovoltaica Dominicana (EFD) S.R.L., para la construcción del “Parque Solar Fotovoltaico Cumayasa II”, con una capacidad nominal de 30 MWn, y capacidad pico será Treinta 36.007 MWp.

El contrato para la obra que estará ubicada en la sección Cumayasa, del municipio de Villa Hermosa, en la provincia La Romana, donde también se construye el “Parque Solar Fotovoltaico Cumayasa I” de 50 MW y una inversión de US$ 89 millones a cargo de EFD.

El documento fue firmado por Edward Veras, director ejecutivo de la CNE y Carlos González Pelicot, en representación de la empresa EFD, el cual quedó inscrito en el Registro de Instalación de producción en el Régimen Especial de Electricidad.

PUBLICIDAD

Veras afirmó que el proyecto además de generar energía limpia va a producir decenas de empleos que dinamizan la economía de la comunidad donde operará, por lo que exhortó a los representantes del proyecto continuar con sus inversiones en energía renovable.

Otros contratos

La CNE, también firmó contratos de concesión definitiva con la Empresa Generadora de Electricidad (EGE Haina) y AES Dominicana para las plantas fotovoltaicas Esperanza, de 90 MW, y Peravia Solar I, de 70 MW, respectivamente.

El parque solar Esperanza será desarrollado en el municipio Esperanza, provincia de Valverde, y estará conformado por más de 166 mil paneles bifaciales montados sobre seguidores y desplegados en una superficie de 180 hectáreas.

PUBLICIDAD

El proyecto, con una inversión estimada de US$ 94 millones y una potencia pico de 90 MW, podrá producir anualmente 200 mil MWh, una energía equivalente para abastecer a cerca de 83 mil hogares dominicanos.

En tanto, el parque Peravia I Solar, de 70 MW, se ubicará en el municipio de Baní, provincia de Peravia, por un periodo de concesión de treinta años.

Meta para el 2030

Las empresas de energía renovable en el país caribeño operan actualmente a través de concesiones otorgadas por el gobierno. En agosto del presente año, el gobierno dominicano informó sobre cuatro proyectos de energía limpia, que entraron en operación y otros 12 se encuentran en proceso de construcción.

El gobierno ha definido como meta que las energías renovables cubran el 25% de la demanda para 2025 y el 30% para 2030. En octubre, estas fuentes energéticas representaban el 13% de la generación.

Según el Plan Energético Nacional (PEN), emitido por la CNE en el primer trimestre del 2022, se tiene en proyección que, para el otoño del 2023, la matriz de generación estaría integrada por más de un 19% de generación renovable no convencional, con miras a alcanzar las metas señaladas en la ley y en los compromisos internacionales.

Falta camino por recorrer

El Gobierno de República Dominicana ha hecho mucho por expandir la generación limpia, pero se requieren nuevas acciones, señaló a BNamericas, Marvin Fernández, presidente de la asociación local de promoción de energías renovables Asofer.

PUBLICIDAD

Las autoridades “están muy enfocadas en actualizar el marco regulatorio, en temas de almacenamiento, generación distribuida”, dijo el representante de la industria.

También destacó la implementación de una “ventanilla única” para agilizar el trámite de permisos.

Consultado sobre la expiración de las concesiones provisionales para proyectos de energía renovable, Fernández respaldó esta atribución legal, ya que libera capacidad de la red para proyectos con un sólido respaldo técnico y financiero, añadió.

PUBLICIDAD

Una concesión provisional generalmente caduca cuando los estudios no se realizan dentro del plazo indicado o el desarrollador no solicita la concesión definitiva. Es posible solicitar una nueva concesión provisional.

Sin embargo, el despacho sigue siendo un problema por los altos niveles de restricciones en la red de transmisión, además de las elevadas pérdidas de distribución, agregó el titular de la asociación.

Para abordar esta deficiencia, la empresa estatal de transmisión Eted ha redoblado esfuerzos con las adquisiciones de nueva infraestructura que está realizando en Santo Domingo y Monte Cristi.

PUBLICIDAD