Brasil en español

Quiénes son los ministros de confianza de Lula en su tercer mandato

Cinco ministros tendrán misiones fundamentales en el nuevo gobierno tras cuatro años de Jair Bolsonaro; entienda las razones

Al anunciar los cinco primeros ministros de su gobierno incluso antes de jurar el cargo, Lula indicó cuáles serán los principales ejes de su gestión
01 de enero, 2023 | 10:48 AM

Bloomberg Línea — El Presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva ha anunciado quiénes ocuparán algunos cargos importantes en su gobierno a pocos días de su ceremonia. Fue el caso de Marina Silva, ministra de Medio Ambiente, un área que Lula dijo que es una de las prioridades de su nuevo mandato; o Jean-Paul Prates como presidente de Petrobras (PETR3, PETR4), la mayor empresa de la economía brasileña.

Han pasado casi dos meses desde la victoria en la segunda vuelta. Pero había excepciones a esta práctica.

El 9 de diciembre, Lula anunció los titulares de cinco ministerios: Finanzas, Asuntos Exteriores, Casa Civil, Defensa y Justicia. Estos son los cinco puestos que conforman el núcleo de su gobierno a partir de este domingo (1 de enero) – la primera línea, como se dice en la jerga de Brasilia. No por casualidad, el presidente eligió para los puestos a personas cercanas a él con las que mantiene relaciones desde hace tiempo.

PUBLICIDAD

En la rueda de prensa que convocó en su día para anunciar los nombres de los miembros titulares, Lula dijo que anticipaba el anuncio “porque es necesario que algunas personas empiecen a trabajar para montar el gobierno”. “Espero que puedan trabajar como nunca, porque la tarea que se les ha encomendado siempre será más difícil que todas las que ya han cumplido”, afirmó.

Conozca a continuación quiénes son las cinco personas de mayor confianza de Lula en su tercer mandato:

Fernando Haddad

Fernando Haddad, el nuevo titular de las Finanzas, fue ministro de Educación desde 2005, en el primer mandato de Lula, hasta 2012, ya bajo el gobierno de Dilma Rousseff.

PUBLICIDAD

En 2018, después de que Lula fuera inhabilitado para ser candidato presidencial por el Tribunal Superior Electoral (TSE), Haddad asumió y se presentó como candidato del PT en lo que Lula siempre llama una “hermosa campaña” – em la que Haddad salió derrotado ante Jair Bolsonaro.

Haddad llega al gobierno con la misión de garantizar la estabilidad de la economía y del país y el gasto social, que es una prioridad para Lula.

Él debe presentar una propuesta para la creación de un nuevo régimen fiscal que sustituya al límite de gastos, incumplido en los últimos años. Otro objetivo es una reforma de los impuestos que gravan el consumo, para simplificar el sistema. Actualmente, la mayor carga la soportan la clase media y los más pobres.

El nuevo ministro ha creado una secretaría especial para tratar el tema, dirigida por el economista Bernard Appy. Haddad también ha dicho que, por determinación de Lula, el tema debe tener “prioridad total”.

El día que anunció a los primeros miembros de su ministerio, Lula fue claro sobre lo que esperaba de Haddad. El presidente dijo que, por la experiencia de dos legislaturas, sabía que todos sus ministros le cobrarían más presupuesto en sus áreas. “Si quieres más dinero, recauda más. Haz crecer la economía y tendrás más empleo y más salarios para todos”.

 "Recauda más", dijo Lula al anunciar los primeros ministros de su gobierno el 9 de diciembre. Haddad recibe el Ministerio de las Finanzas con la misión de mejorar los ingresos públicos, hacer una reforma fiscal y proponer un nuevo régimen fiscal en lugar del límite de gastosdfd

Rui Costa

El Ministerio de la Casa Civil, que será presidido por el senador electo Rui Costa, no es necesariamente reconocido como fundamental por quienes no están en el mundo político, pero es la cartera responsable de la coordinación política y del seguimiento de las acciones del gobierno, así como de la articulación con el Congreso

PUBLICIDAD

El Ministerio también coordina el trabajo de los consejos de gestión de los programas sociales, una prioridad en las administraciones del Partido de los Trabajadores. No por casualidad, funciona dentro del Palacio de Planalto.

Ex gobernador de Bahía, Rui Costa es un viejo aliado de Lula, a quien conoce desde que era sindicalista en el Polo Petroquímico de Bahiadfd

Para su tercer mandato, Lula ha elegido como prioridades en este ámbito la reestructuración del programa de subsidios Bolsa Família y el regreso del programa de vivienda Minha Casa, Minha Vida. Se trata, pues, de un cargo muy apreciado por Lula. En sus primeros mandatos, el ministerio fue ocupado primero por José Dirceu y luego por Dilma Rousseff, a quien Lula eligió como su sucesora – y trabajó para elegirla presidenta en 2010.

Flávio Dino

El Ministerio de Justicia, que suele desempeñar un papel institucional en la relación del gobierno con los tribunales, especialmente los superiores, fue otorgado a Flávio Dino.

PUBLICIDAD

Senador electo, Dino ya ha sido juez federal, diputado y gobernador del estado brasileño de Maranhão. El ministro de Justicia es también el jefe de la Policía Federal y de la Policía Federal de Carreteras (PRF), cuerpos que ahora están siendo investigados en pesquisas sobre el equipamiento de sus cúpulas por Jair Bolsonaro.

O futuro ministro da Justiça, Flavio Dino, fala à imprensadfd

Al anunciar a Dino, Lula dijo que el nuevo ministro tendrá la tarea de “arreglar el Ministerio de Justicia”, en alusión especialmente a los organismos policiales. Incluso antes de ser anunciado, Dino había estado trabajando con la idea de “desbolsonarizar” la policía, especialmente el PRF.

PUBLICIDAD

Flavio Dino ya ha recibido una carta de apoyo de los delegados de la Policía Federal – que también han presentado sus demandas corporativas, como la autonomía constitucional.

El nuevo jefe de la PRF será un funcionario de la corporación, el policía de carreteras Antônio Fernando Oliveira.

José Múcio

Después de cuatro años de gobierno de Jair Bolsonaro, la relación del gobierno electo con la jerarquía de las Fuerzas Armadas ha ganado aún más importancia estratégica.

PUBLICIDAD

Bolsonaro fue el primer presidente en nombrar generales en el Ministerio de Defensa, creado en el gobierno de Fernando Henrique Cardoso hace más de dos décadas precisamente con el objetivo de garantizar que las Fuerzas Armadas respondieran al poder civil elegido con el voto de la población.

Lula decidió nombrar a José Múcio para Defensa, devolviendo el Ministerio a un civil.

Múcio llegó al cargo tras un acuerdo conjunto entre Lula, la cúpula militar y el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), encargado de fiscalizar las cuentas de los organismos del Gobierno federal, incluidas las Fuerzas Armadas. Múcio fue diputado, asesor especial de Lula y ministro del TCU, y fue incluso relator del proceso de auditoría que llevó al impeachment de Dilma Rousseff.

PUBLICIDAD
Los futuros ministros de Defensa, José Múcio Monteiro (izquierda), y de Justicia, Flavio Dino, tendrán papeles fundamentales de interlocución con instituciones públicas que han tenido mayor proximidad con Jair Bolsonaro, como la Policía Federal y las Fuerzas Armadasdfd

Una de las misiones de Múcio será articular la reducción del número de militares en el gobierno, algo que ha ganado proporciones inéditas en la era democrática de Brasil en el gobierno de Bolsonaro.

Los militares también han aumentado su presencia en puestos de confianza. Entre 2013 y 2021, el porcentaje de militares en puestos considerados inferiores cayó del 65% al 54,5%. Por otra parte, la ocupación de puestos de confianza por funcionarios pasó del 8,9% al 20,5%, según el Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea).

De los cinco primeros ministros anunciados, Múcio fue el primero en reunirse con Lula.

Mauro Vieira

Otro puesto prioritario para el nuevo gobierno es el Ministerio de Asuntos Exteriores. El elegido fue el diplomático Mauro Vieira, que había sido canciller del Gobierno de Rousseff entre 2015 y 2016, hasta que fue exonerado con el impeachment de la presidenta. En 2018 fue nombrado embajador en Croacia, un cargo considerado sin prestigio, en el que estuvo hasta que fue nombrado jefe de Itamaraty por Lula.

Es un puesto delicado. Luego de ser elegido presidente, Lula acudió a la COP27 en Egipto, una convención de la ONU sobre el cambio climático. Dejó claro que trataría la cuestión climática como un asunto de Estado y que dependería de la diplomacia, ya que el tema implica negociaciones internacionales.

Lula es considerado uno de los responsables del crecimiento del prestigio internacional de la diplomacia brasileña durante sus mandatos, un contrapunto a la visión de Jair Bolsonaro sobre el tema.

Indicado por Lula para el Ministerio de Asuntos Exteriores, Vieira tiene la misión de reforzar el prestigio internacional del país dfd

Cuando anunció a Mauro Vieira al frente del Palacio de Itamaraty, Lula no trató de rebajar las expectativas que puso sobre los hombros del nuevo canciller. “El compañero Mauro Vieira sabe la responsabilidad [que tiene]. Entre otras cosas, porque Brasil necesita volver a tener una política exterior protagonista, una política exterior, como siempre dice [el ex ministro de Asuntos Exteriores] Celso Amorim, activa y altiva”, afirmó.

Te puede interesar

PUBLICIDAD