El pedido del Gobierno colombiano a banqueros para no ser vistos como “usureros”

Jhenifer Mojica, Minagricultura, les dijo a los banqueros que se requiere más que bajar las tasas “para que no vayan a los gota a gota, porque esos son más caros que incluso el más usurero de los usureros aquí presentes”

El pedido del Gobierno colombiano a banqueros para no ser vistos como “usureros”
15 de junio, 2023 | 04:59 PM

Cartagena de Indias — La ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, levantó murmullos entre los asistentes a la 57º Convención Bancaria cuando durante un panel en el que también participó el presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora, aseguró que se requieren más que tasas bajas para que los banqueros no sean vistos como usureros.

La ministra Mojica hablaba de acceso de crédito y de cómo los pequeños productores preferían muchas veces acudir al crédito gota a gota antes que al sector bancario porque lo considera más caro y distante a pesar de que pueda no serlo.

Aseguró que no es suficiente el esfuerzo por bajar las tasas de interés si se siguen percibiendo como lejanos. Mojica dijo que esto se requiere “para que no vayan a los gota a gota, porque esos son más caros que incluso el más usurero de los usureros aquí presentes”.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

PUBLICIDAD

De inmediato el murmullo entre los asistentes despertó el malestar de la audiencia, aunque tras el panel, la ministra explicó que lo que quiso decir es que “no es suficiente todo lo que hagamos de esfuerzo por bajar las tasas de interés, o por mejorar las condiciones si la gente sigue teniendo una lejanía con el sector financiero. Es indiscutible que el gota gota es la tasa más alta para las personas, pero ¿por qué la gente lo sigue tomando? Hay que ver, quizá es porque es más fácil, o porque llega a sus casas, o porque no hay intermediación porque es directa. Por alguna razón la gente se resiste para acudir al sector financiero”.

Posteriormente agregó que se requiere revolucionar ese aspecto, para “evitar que quede en manos de la ilegalidad las necesidades de las personas que tienen que acudir a este tipo de créditos que ponen en riesgo su vida y que financian y son el motor de la delincuencia y de la criminalidad que nos aqueja a todos”.

Cuando se le preguntó a la ministra si consideraba que el sector bancario es usurero, respondió: “No, aunque todos somos deudores y sabemos cómo es colgarse, pero lo que buscamos es que la gente pueda resolver un crédito popular que solucione sus necesidades y que sea asequible”.