Moody’s revisará la calificación crediticia de México tras las elecciones de 2024

Renzo Merino, analista soberano para México, dijo que el nivel de deuda pública respecto del PIB no es la única métrica que evaluarán al momento de la revisión de la calificación crediticia

México apuntala un mayor crecimiento para América Latina.
27 de septiembre, 2023 | 03:44 PM

Ciudad de México — Moody’s revisará la calificación crediticia de México en 2024, una vez que la agencia conozca las propuestas de las candidatas y candidatos presidenciales, así como el resultado de las elecciones y la configuración del Congreso, dijo Renzo Merino, vicepresidente y analista soberano del Gobierno de México.

VER +
Mercado no condena nivel de endeudamiento de México: Rogelio Ramírez de la O

México tiene una calificación crediticia de Baa2 con perspectiva estable, la cual corresponde a la última revisión de la agencia en julio de 2022, y que implica que el país mantiene el grado de inversión.

Merino señaló que Moody’s realiza un ejercicio de monitoreo continuo de México y que, si bien la última revisión fue hace un año, no hay un calendario fijo para una acción sobre la nota soberana, sobre todo cuando la perspectiva es estable.

En conferencia de prensa en el contexto de Inside Latam México 2023, indicó que, cuando la perspectiva de un soberano es estable, tendría que ocurrir un evento que cambie materialmente su escenario base para reconsiderar los tiempos de revisión de la nota del Gobierno mexicano.

PUBLICIDAD

“Lo cierto es que lo más probable es que a más tardar una próxima revisión se dé en algún momento de 2024 y hay que tener en cuenta que hay información que va a ser muy importante, que va a salir en el transcurso de 2024 en el contexto de las elecciones de lo que pueden ser las propuestas de las candidatas y candidatos a la presidencia”, expuso.

Roxana Muñoz –  Vice President – Senior Analyst

De este modo, la revisión de la nota crediticia de México podría llegar cuando se conozca al próximo Gobierno y también el balance de poderes en el Congreso, a fin de analizar los posibles nuevos escenarios para las políticas que puedan influenciar tanto las perspectivas económicas como fiscales que en adelante van a ser más importantes.

Además -añadió- hay que esperar la implementación del Paquete Económico 2024 y la evolución del déficit fiscal que se propone.

PUBLICIDAD

La Secretaría de Hacienda estima en el Paquete Económico que los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del déficit fiscal, ascenderán a MXN$1.8 billones en 2024, lo que equivale a 5,4% como porcentaje del PIB. Este déficit no se había visto en al menos 24 años.

Deuda como porcentaje del PIB, una de las métricas a valorar: Renzo Merino

El analista soberano del Gobierno de México dijo que el nivel de deuda pública respecto del Producto Interno Bruto (PIB) es una de las métricas a valorar, pero no la única, al momento de la revisión de la calificación crediticia del país.

No es un análisis que se dé solamente sobre el nivel de deuda respecto al PIB y la dirección de ésta, sino que hay otros elementos”, dijo.

Aunque aumentará el déficit fiscal al final de sexenio, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda, mantendrá una trayectoria estable con una razón deuda pública/PIB por debajo del 50%, de acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica 2024.

Desde 2021 el SHRFSP ha registrado una trayectoria descendente, al pasar de 50,2% del PIB en 2020 a un nivel de 46,5% del PIB al cierre de 2023 y situarse en 48,8% del PIB en 2024, en línea con la estabilidad que busca el Gobierno.

El Inegi publicó la actualización del Sistema de Cuentas Nacionales y cambió el año base de 2013 a 2018, lo que implica  tener información actualizada de la actividad económica y de indicadores como el PIB.

Tras esta actualización la economía mexicana “se hizo más grande”, dijo en días anteriores el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

PUBLICIDAD

A su vez, este aumento del PIB dio a Hacienda un mayor espacio de déficit y endeudamiento bajo la métrica estándar de usar la proporción del PIB como un criterio de evaluación, escribió en su cuenta de X, el expresidente del INEGI, Julio Santaella.

Santaella indicó que, tras la actualización, la deuda pública para 2024 equivaldría a 48,8% del PIB, pero con la base anterior de 2023, la deuda pública sería de 50,5% del PIB.

Hacienda ha buscado mantener la deuda pública como porcentaje del PIB por debajo del 50% en el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cuestionado sobre este cambio en el Sistema de Cuentas Nacionales, Renzo respondió que este tipo de actualizaciones es un ejercicio que realizan todos los países y que conlleva a que haya revisiones al PIB nominal que puede influenciar algunas métricas crediticias importantes.

PUBLICIDAD

“El análisis de la fortaleza fiscal de los soberanos va más allá de lo que es simplemente el nivel de deuda respecto del PIB del país. Hay otras métricas muy importantes como la deuda respecto de los ingresos del Gobierno, y también la carga de los intereses medida respecto a los ingresos del Gobierno y del PIB”, expuso.

Subrayó que mantener la deuda pública por debajo del 50% del PIB es relevante para el cumplimiento de la regla fiscal, pero no es el único elemento a evaluar de Moody’s.

PUBLICIDAD

Además, agregó, el nivel de deuda de México previsto para 2023 y 2024 se compara favorablemente con el nivel promedio de 55% del PIB de los soberanos calificados con calificación de Baa.

“En esa perspectiva México todavía tiene métricas más favorables y aún si consideráramos el nivel más amplio de la deuda, México estaría por debajo de ese nivel”, proyectó Merino.

VER +
Perspectiva negativa de Pemex dependerá del siguiente Gobierno: Moody’s
VER +
AMLO dejará sin blindaje fiscal al próximo Gobierno y con ingresos a la baja