Actualidad

Daño cardíaco afecta sobrevivientes de Covid-19 hasta un año después, según estudio

Los datos se recopilaron del sistema de atención médica integrado más grande de EE. UU.

Transporte de paciente
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El daño cardíaco causado por Covid-19 se extiende mucho más allá de las etapas iniciales de la enfermedad, según un estudio que encontró que incluso las personas que nunca estuvieron lo suficientemente enfermas como para necesitar hospitalización están en peligro de desarrollar insuficiencia cardíaca y coágulos de sangre mortales un año después.

Las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares ya son las principales causas de muerte en todo el mundo. La mayor probabilidad de complicaciones cardíacas letales en los sobrevivientes de Covid-19, que se cuentan por cientos de millones en todo el mundo, se sumará a su devastación, según el estudio, que está siendo considerado para su publicación por la revista Nature.

Ver más: Monitor Covid: Así avanza la vacunación y los casos en América Latina

Las secuelas de Covid-19 son sustanciales”, dijo Ziyad Al-Aly, director del centro de epidemiología clínica del Sistema de Atención Médica de Asuntos de Veteranos de St. Louis en Missouri, quien dirigió la investigación. “Los gobiernos y los sistemas de salud deben despertar a la realidad de que Covid-19 proyectará una gran sombra en forma de Covid-19 largo y tiene consecuencias devastadoras. Me preocupa que no nos estemos tomando esto lo suficientemente en serio “.

Ver más: Microtrombos podrían causar síntomas de Covid-19 prolongado: científicos

Las posibilidades de un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular u otro evento cardiovascular importante en los primeros 12 meses de recuperación de Covid-19 aumentan con la gravedad de la enfermedad inicial, encontraron los investigadores. Compararon los riesgos de complicaciones cardíacas en 151.195 veteranos que sobrevivieron a Covid-19 con el riesgo en más de 3,6 millones de sus pares que no contrajeron la enfermedad pandémica.

Los datos se recopilaron del sistema de atención médica integrado más grande de EE.UU. La mayoría de sus usuarios son blancos y hombres, lo que puede limitar la posibilidad de generalizar los hallazgos del estudio a otros grupos, dijeron los autores.

Encontraron que los pacientes con Covid-19 no hospitalizados tenían un 39% más de riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca y un riesgo 2,2 veces mayor de un coágulo de sangre potencialmente mortal, conocido como embolia pulmonar, en el año siguiente, en comparación con alguien que no desarrolló la enfermedad. Eso equivale a 5,8 casos adicionales de insuficiencia cardíaca y 2,8 casos de embolia pulmonar por cada 1.000 pacientes de Covid-19 que nunca fueron hospitalizados.

Cuidados intensivos

Ser hospitalizado por Covid-19 se asocia con un riesgo 5,8 veces mayor de paro cardíaco y una probabilidad casi 14 veces mayor de miocarditis o inflamación del músculo cardíaco, encontró el estudio. Los pacientes de Covid-19 que necesitaban cuidados intensivos tienen un riesgo significativamente mayor y casi uno de cada siete sufre un evento cardíaco adverso importante que de otro modo no habrían tenido en un año.

A continuación, se enumeran los mayores riesgos de complicaciones cardiovasculares para los sobrevivientes de Covid-19 durante 12 meses en comparación con las personas no diagnosticadas con la enfermedad pandémica:

No hospitalizadoHospitalizadoCuidados intensivos necesarios
Paro cardíacoinsignificantes482%2,774%
Infarto24%177%310%
Insuficiencia cardiaca39%270%522%
Embolia pulmonar119%855%2,426%
Miocarditis277%1.264%3.940%


Los investigadores todavía están tratando de descifrar las causas del daño cardíaco en los pacientes con Covid-19. Los posibles mecanismos incluyen el daño prolongado por la invasión viral directa de las células del músculo cardíaco y las células que recubren los vasos sanguíneos, coágulos de sangre e inflamación aberrante y persistente, dijeron los autores.

Los hallazgos de desastres naturales y pandemias anteriores sugieren que los efectos indirectos del Covid-19, incluido el aislamiento social, la angustia financiera, los cambios en los hábitos alimentarios y la actividad física, así como el trauma y el dolor, también pueden influir en los riesgos de enfermedad cardiovascular, dijeron.

Le puede interesar: David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens ganan el Premio Nobel de Economía 2021