Uruguay

Inflación en Uruguay: analistas corrigen al alza sus expectativas para fin de año

Consultoras esperan mayor endurecimiento de la política monetaria por parte del Banco Central, que ya viene aumentando la tasa de referencia

Banco Central del Uruguay.
07 de marzo, 2022 | 05:11 PM

Montevideo — La inflación en Uruguay se aceleró en febrero a 8,85% interanual y sumó presión a la política monetaria del gobierno en medio de una escenario de volatilidad internacional y con el Índice de Precios al Consumo (IPC) todavía lejos del techo del rango meta que desde setiembre será del 6%. El avance del indicador fue además de 1,47% en relación al mes anterior, por encima de la mediana de la última encuesta de expectativas del Banco Central del Uruguay (BCU) que era de 0,8%.

En este contexto, ¿qué esperar hasta diciembre? ¿Cómo puede afectar a los precios internos la volatilidad de los mercados generada por la invasión rusa a Ucrania? ¿Cómo actuará el BCU?

Tanto la consultora Exante como Grant Thornton Uruguay y el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) trabajan en corregir al alza sus expectativas de inflación para fin de año, en un camino que se espera también recorran otras de las consultoras y analistas de referencia en el mercado uruguayo.

PUBLICIDAD

En cuanto a la tasa de referencia del BCU, las consultoras esperan un mayor endurecimiento de la política monetaria por parte del regulador y estiman que la tasa de interés finalizará el año en el orden del 9%.

Por encima de las expectativas

La economista Florencia Carriquiry, socia de Exante, dijo a Bloomberg Línea que están analizando los modelos para corregir sus proyecciones al alza. La firma manejaba para diciembre una inflación del 6,7% pero ahora proyectan una corrección próxima sobre el eje de 7% o “levemente arriba”, dijo Carriquiry.

La consultora Exante señaló que la aceleración de la inflación no solo fue superior a las expectativas, sino que también tuvo un mayor alza en comparación a los meses de febrero de años anteriores. La tercera parte del aumento tuvo como motivo el incremento en determinados alimentos, y además hubo ajustes en los gastos vinculados a la enseñanza. Por su parte, el dato interanual cerrado a enero había sido de 8,15%.

PUBLICIDAD

ADEMÁS: Petróleo salta sobre US$120; posibilidad de embargo a Rusia genera miedo a crisis

Si bien algunos factores transitorios influyeron, como el encarecimiento de las frutas y verduras, y un aumento de los huevos por la mortandad de gallinas con el calor, Carriquiry dijo que para Exante también “la estimación de inflación subyacente fue algo más alta” de lo esperado. Y remarcó, asimismo, la suba de precios internacionales de productos como el trigo, la soja, la carne y el petróleo.

“Hasta finales de 2021 nuestra percepción era que los alimentos y los commodities en general iban a mantenerse en buenos valores pero no esperábamos incrementos de la magnitud que venimos viendo tras el estallido del conflicto en Ucrania. Nos hace pensar que la inflación va a ser más alta que lo que veníamos proyectando, que era tendiendo a ceder sobre la última parte de este año hacia niveles algo menores al 7%. Probablemente nos vamos a estar moviendo a una inflación en el eje del 7% o levemente arriba del 7% para este año”, dijo la economista.

La gerenta de Consultoría Económica en Grant Thornton Uruguay, Sofía Harguindeguy, afirmó que “el dato (de febrero) fue una sorpresa” por ser “muy superior a lo esperado” y agregó que desde hace seis años en el segundo mes del año no se veían una inflación por encima del 1% en términos mensuales.

“Si bien hay algunos efectos que son transitorios, como las verduras o la suba de la enseñanza, la noticia del IPC sumado también a un aumento de precios de commodities nos va a llevar a un ajuste de las proyecciones”, dijo Harguindeguy. “No solo tenemos el problema de la sequía que llevaba a los commodities a aumentar su precio sino que ahora tenemos este sobreprecio por incertidumbre de la guerra, y a su vez el riesgo de racionamiento, por lo que esos volúmenes puedan todavía ser inferiores para lo que sigue del año”, agregó la economista.

VER MÁS: Lacalle Pou abre debate impositivo: ¿cómo es la carga tributaria en Uruguay?

PUBLICIDAD

En la misma línea, la economista de Cinve, Silvia Rodríguez, manifestó a Bloomberg Línea que el IPC en febrero tuvo “una innovación bastante importante”. La investigadora asociada dijo que en la organización esperan determinar “el grado de la transitoriedad” de los precios de las verduras, como el impacto de las materias primas y la situación internacional, para redefinir al alza sus proyecciones hacia fin de año. “Esto sí puede llegar a incorporar un cambio de mayor duración de lo que estamos presuponiendo para rubros más volátiles de frutas y verduras”, dijo Rodríguez.

Según la última encuesta de expectativas del BCU difundida el 18 de febrero, la inflación a fin de año se ubicaría en 7,1% según la mediana de los consultores. Sin embargo, esa perspectiva puede cambiar ya que su elaboración fue previa al estallido del conflicto en Ucrania.

Endurecimiento monetario

La consultora Exante también espera “un endurecimiento monetario todavía más importante” por parte del BCU. “Ya veníamos manejando que el BCU iba a subir las tasas más allá del 8% que tenía previsto para abril y este escenario refuerza esta percepción. Estamos estimando indicativamente que la tasa de referencia pueda estar en el eje del 9% para la última parte de este año”, señaló Carriquiry.

PUBLICIDAD

En Grant Thornton Uruguay también consideraron que será “necesario” un mayor aumento de tasas. “Nosotros teníamos una previsión para fin de año que estaba en el entorno del 9% y seguramente nuestras proyecciones también puedan verse afectadas porque pensamos que podrían estar un poco por arriba”, dijo Harguindeguy.

Desde Cinve también esperan que continúe la suba de las tasas de referencia, aunque Rodríguez fue crítica con el instrumento. “Por ahora las expectativas no parecen estar respondiendo ni alinearse con el rango meta. Y además eso puede tener consecuencias sobre poder llegar a no permitir un crecimiento de la economía como está previsto”, señaló.

PUBLICIDAD

ADEMÁS: Exportaciones de soja desde Uruguay: por qué el 2022 puede ser un año récord

El BCU inició desde el año pasado un proceso de alza de tasas de referencia. En la última reunión del 16 de febrero, el aumento fue de 75 puntos básicos hasta 7,25%. Está previsto que en el próximo encuentro del Comité de Política Monetaria haya otro incremento de 75.

Durante una entrevista que concedió la semana pasada a Bloomberg Línea, el presidente del BCU, Diego Labat, afirmó que el regulador seguirá actuando “todo lo que sea necesario” para anclar las expectativas al rango meta de inflación.

PUBLICIDAD

En Uruguay, de todos modos, los analistas aguardan por la reacción de las economías mundiales sobre la inflación, en un fenómeno que afecta tanto a Estados Unidos como a otros países de la región.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Alza general de precios significa estanflación y riesgo de recesión: economistas

PUBLICIDAD

Estos son los principales desafíos para la economía argentina tras el acuerdo con el FMI

Analistas de Brasil elevan estimación de tasa clave para 2023

PUBLICIDAD