Mercados

Maíz toca máximo de una década en medio de preocupaciones por el suministro

Los futuros están en su precio más alto desde septiembre de 2012 y se encaminan a una cuarta subida consecutiva, la más alta desde el inicio de la guerra en Ucrania

Granos en Ucrania
Por Jasmine Ng
18 de abril, 2022 | 07:26 am
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El maíz ha seguido subiendo hasta alcanzar el nivel más alto de la última década, a medida que los inversores sopesan las amenazas a los suministros derivadas de la guerra en Ucrania y las perspectivas de que ésta refuerce la demanda de la cosecha estadounidense.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha provocado un revuelo en el comercio mundial de cereales, paralizando los flujos de cultivos desde los puertos ucranianos y alterando las perspectivas de las siembras de primavera. Esto aumentará la dependencia de los importadores de los suministros procedentes de Estados Unidos, donde está en marcha la temporada de siembra de 2022. Alrededor del 2% de la cosecha de maíz de EE.UU. está en el suelo.

PUBLICIDAD

Los futuros del maíz para julio subieron hasta un 1,2% a 7,9350 dólares el bushel en Chicago, el más alto desde septiembre de 2012 para un contrato más activo. Los precios se encaminan a una cuarta subida consecutiva, la racha más larga desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania a finales de febrero. El mercado estuvo cerrado el viernes por festivo.

El trigo avanzaba hasta un 2,6%, hasta US$11,3275 el bushel mientras los operadores evaluaban los últimos acontecimientos en Ucrania. Después de semanas de lucha, los defensores de Mariúpol fueron rodeados por las fuerzas rusas, pero no han rendido la crucial ciudad portuaria, dijeron funcionarios ucranianos. Rusia y Ucrania representan conjuntamente más de una cuarta parte del comercio mundial de trigo y alrededor de una quinta parte de las ventas de maíz.

La guerra ha creado oportunidades para que India envíe más trigo. El principal comprador, Egipto, que dependía en gran medida del grano del Mar Negro, ha aprobado a la India como origen de las importaciones de trigo. El país del sur de Asia tiene como objetivo enviar 3 millones de toneladas a Egipto este año, según el Ministerio de Comercio indio.

PUBLICIDAD