PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Facebook es criticado por difundir propaganda de Putin en países de la OTAN

Expertos han señalado que es “preocupante” la continua presencia de desinformación y propaganda prorrusa en el Facebook de Eslovaquia

Meta solo cuenta con un verificador de hechos dedicado a Eslovaquia, donde unos 2,7 millones de personas, o casi la mitad de la población, tienen cuentas en Facebook.
Por Bloomberg News
21 de mayo, 2022 | 01:49 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Una avalancha de mensajes que promueven la desinformación en Eslovaquia está poniendo en el punto de mira a Facebook, de Meta Platforms Inc. (FB), por facilitar la difusión de teorías prorrusas sobre la guerra en la vecina Ucrania, que van desde las afirmaciones de que Kiev está desarrollando secretamente armas biológicas hasta el cuestionamiento de la invasión del presidente Vladimir Putin.

Aunque el propietario de Facebook ha declarado que está tomando “amplias medidas para luchar contra la difusión de la desinformación” en el país miembro de la OTAN y de la Unión Europea, el gobierno de Eslovaquia, otros países del antiguo bloque oriental e incluso legisladores estadounidenses dicen que la empresa no está haciendo lo suficiente.

PUBLICIDAD

La disputa cobró protagonismo esta semana cuando los miembros del Comité Permanente Selecto de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU. denunciaron a Meta y a su director general, Mark Zuckerberg, por facilitar la peligrosa difusión de desinformación prorrusa en el país de 5,3 millones de habitantes.

Según el grupo de expertos en seguridad GLOBSEC, la intensidad de los mensajes falsos es mayor aquí que en cualquier otro lugar de la Europa central excomunista. Ello ha impulsado el apoyo a Putin, ya que más de una cuarta parte de los eslovacos dicen respaldar sus acciones, incluso cuando la administración de Bratislava trata de acoger a los refugiados y enviar armas a Kiev para ayudar a su defensa.

PUBLICIDAD

“El Comité está profundamente preocupado por la continua presencia de desinformación perjudicial y propaganda prorrusa en el Facebook eslovaco”, escribió la delegación estadounidense encabezada por el presidente Adam Schiff en una carta a Zuckerberg. Instaron a Meta a “garantizar inmediatamente que toda la desinformación prorrusa se evalúe rápidamente, se compruebe la veracidad de los hechos y se etiquete, se rebaje de categoría o se elimine de acuerdo con las promesas públicas y las políticas declaradas de Facebook.”

Slovakia's central bank stands in Bratislava, Slovakia, on Thursday, Sept. 19, 2019. Mario Draghi’s stimulus package buys some time for his incoming successor, Christine Lagarde, to settle in to her new role as European Central Bank president, according to Slovakia's Central Bank Governor Peter Kazimir. Photographer: Christian Wind/Bloomberg Photographer: Christian Wind/Bloombergdfd

El comité dijo que los gobiernos de EE.UU. y Eslovaquia habían pedido repetidamente a Meta que tomara medidas contra los mensajes que incluyen posts que acusan a los ucranianos de apoyar el fascismo, matar a sus compatriotas y demonizar a los cientos de miles de personas que han huido al extranjero para escapar de la guerra.

“La mitad de la población es propensa a creer en algún tipo de desinformación o en teorías conspirativas”, dijo la analista de GLOBSEC, Dominika Hajdu.

En la actualidad, Meta solo cuenta con un verificador de hechos dedicado a Eslovaquia, donde unos 2,7 millones de personas, o casi la mitad de la población, tienen cuentas en Facebook, lo que la convierte en la plataforma de medios sociales más utilizada, según la carta de los miembros del comité estadounidense. Describen la dotación de personal como “tremendamente inadecuada”.

PUBLICIDAD

En una página web ofrecida por Meta en la que se identifican los socios de comprobación de hechos en Eslovaquia, aparece el periodista de la AFP, Robert Barca, como responsable de Eslovaquia. Meta dijo que está consultando a los gobiernos de toda la región, y que sus esfuerzos para combatir el problema incluyen una serie de medidas que eliminan algunos contenidos y etiquetan otros con etiquetas de advertencia.

“Estamos eliminando el contenido que viola nuestras políticas y trabajando con terceros que verifican los hechos en la región para desmentir las afirmaciones falsas”, dijo la portavoz de Meta, Magdalena Szulc, en un correo electrónico. “Cuando califican algo como falso, movemos este contenido más abajo en el Feed para que lo vea menos gente. También estamos dando a la gente más información para decidir qué leer, confiar y compartir añadiendo etiquetas de advertencia en el contenido calificado como falso.”

PUBLICIDAD

Justificación de un crimen

El año pasado, antes de que Putin invadiera Ucrania, el servicio secreto eslovaco emitió un informe en el que advertía que “las actividades de los activistas prorrusos se centraban en la difusión de narrativas destinadas a la polarización de la sociedad eslovaca.”

A principios de esta semana, la policía detuvo brevemente al expresidente del Tribunal Supremo, Stefan Harabin, después de que publicara un artículo en el que declaraba que ‘Rusia debe pacificar a los nazis que mataron a 15.000 de sus propios ciudadanos a partir de 2014′, haciéndose eco de la narrativa del Kremlin de que la invasión de su vecino es un esfuerzo por “desnazificar” Ucrania. Harabin, que está acusado de “justificar un crimen”, ha negado haber actuado mal.

PUBLICIDAD
El logotipo de Facebook Inc. se muestra para una fotografía en un iPhone de Apple Inc. en Washington, D.C. Fotógrafo: Andrew Harrer/Bloombergdfd

Nunca antes en la historia se ha abusado de la libertad de expresión en favor del asesinato y la destrucción a una escala tan masiva y con un efecto tan devastador”, escribió el primer ministro Eduard Heger en su propio post de Facebook.

Eslovaquia no está sola. En febrero, los primeros ministros de Polonia y del trío báltico Estonia, Letonia y Lituania exigieron a los ejecutivos a cargo de Facebook, Google, YouTube y Twitter que “tomaran partido” contra la desinformación rusa.

PUBLICIDAD

La UE, por su parte, ultimó el mes pasado una legislación que otorga a los gobiernos más poder para obligar a las empresas a retirar contenidos ilegales, como la incitación al odio o la propaganda terrorista, o a imponerles multas que podrían alcanzar el 6% de sus ingresos anuales.

En la carta enviada a Zuckerberg, los miembros del comité estadounidense solicitaron un informe sobre lo que está haciendo para responder a las preocupaciones de las autoridades eslovacas, información sobre cualquier investigación que haya llevado a cabo sobre la desinformación prorrusa y sus planes para abordar el tema. Dijeron que Meta había accedido.

“El gobierno eslovaco está justamente preocupado por estos acontecimientos”, escribieron los miembros. “Un alto funcionario de defensa eslovaco describió a Facebook como ‘el principal escenario de la propaganda del Kremlin’. Sin embargo, a pesar de que Facebook es consciente del problema, el contenido omnipresente y falso parece permanecer en la plataforma de Facebook”.

PUBLICIDAD