Guatemala

Guatemala suma a julio US$10MM en ingreso de remesas y se prevé desaceleración

Con esta cifra el país se encamina a superar el monto del año pasado con la observación de que hay condiciones económicas en Estados Unidos, que podrían afectar el ritmo de los envíos.

Hay factores en la economía estadounidense que podría cambiar la tendencia del crecimiento que mostró en meses anteriores.
12 de agosto, 2022 | 04:23 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Guatemala — El ritmo de crecimiento en el ingreso de remesas familiares en Guatemala se había mantenido desde enero del presente año, alcanzando en junio el monto más alto con US$1.666 millones.

Según el último dato compartido por el Banco de Guatemala en julio pasado ingresaron US$1.370 millones, una reducción de un 18% comparado con el monto recibido en junio del 2022.

El acumulado hasta julio alcanzó los US$10.081 millones y se encamina a superar la cifra del año pasado y a la proyección de cierre de este año por US$17.200 millones.

PUBLICIDAD

“La importancia de las remesas es que continuarán siendo un ingreso vital para los millones de familias que reciben estos recursos. De hecho, en el monto acumulado, es 21% mayor al monto acumulado enero-julio 2021″, indicó Ricardo Rodríguez, economista de la firma Central American Business Intelligence (Cabi) a Bloomberg Línea.

En 2021, Guatemala registró un nuevo récord de divisas recibidas por remesas que alcanzó los US$15.295.7 millones. Durante el 2020, primer año de la pandemia, se recibieron US$11.340 millones.

Cambio de tendencia

Al analizar el monto aislado entre julio 2022 versus julio 2021, el monto actual es solamente 1% superior, lo que puede reflejar un cambio de tendencia del crecimiento que mostró en meses anteriores.

PUBLICIDAD

Rodríguez analizó que los factores que pudieran provocar una desaceleración en los ingresos se deben, principalmente, a condiciones económicas en el origen, es decir, desde Estados Unidos, de donde viene el 98% de las remesas.

“Aunque el empleo sigue fuerte en Estados Unidos, la inflación está afectando fuertemente el poder adquisitivo de las personas, por lo que la disponibilidad de recursos para enviar a Guatemala seguro se reduce”, expresó el especialista.

Sin embargo, el profesional aclaró que “no debe provocar una alarma o pensar que caerán las remesas, pero puede significar que no sigan aumentando al ritmo que venían creciendo”.

Las expectativas para finales de este año se mantienen, “pero claramente no podemos esperar que mantengan el ritmo de crecimiento del primer semestre del año”, enfatizó. Rodríguez.

Cada año desde las últimas décadas los migrantes guatemaltecos superan el envío anual de remesas que apoya en la economía de seis millones de personas.

PUBLICIDAD