Mundo

Divisiones del G20 sobre la guerra y el petróleo quedan expuestas en comunicado

Ministros de Economía y banqueros centrales de las mayores economías del mundo se mostraron divididos en un documento publicado tres días más tarde de lo habitual

Putin
Por Eric Martin
16 de octubre, 2022 | 12:07 PM

Bloomberg — Los ministros de Economía y los banqueros centrales de las mayores economías del mundo se mostraron divididos en una serie de cuestiones, entre ellas la guerra de Rusia en Ucrania, según una declaración del Grupo de los 20 (G20) publicada tres días más tarde de lo habitual en medio de las tensiones por la invasión y su impacto en el crecimiento mundial.

Muchos miembros condenaron enérgicamente la guerra de Rusia contra Ucrania y expresaron la opinión de que la guerra de agresión ilegal, injustificada y no provocada de Rusia contra Ucrania está perjudicando la recuperación económica mundial”, según el “Resumen del Presidente” del G20 publicado este domingo por Indonesia, que lidera el organismo este año.

La declaración se basa en las reuniones del G20 en Washington que concluyeron el jueves. Normalmente, este documento se publica a las pocas horas de la sesión, pero la semana pasada los jefes de finanzas se enfrentaron por una serie de cuestiones, entre ellas la invasión de Rusia a Ucrania, lo que hizo más difícil la elaboración del resumen, y sobre todo con otros riesgos que ensombrecen las perspectivas de la economía mundial.

PUBLICIDAD

Además, el documento suele publicarse como un comunicado que refleja el consenso de los miembros; sin embargo, el acuerdo se ha vuelto mucho más difícil desde la invasión de Rusia, ya que los miembros del G20 van desde los que se oponen firmemente a la guerra del presidente Vladimir Putin, como Estados Unidos y Alemania, hasta los que han sido menos claros en sus opiniones, como China e India.

Algunos de estos miembros señalaron que las sanciones contra Rusia no se dirigen a los alimentos. Un miembro del G20 expresó la opinión de que la guerra en Ucrania y las sanciones han tenido un impacto en la economía mundial”, señala el resumen. “Un miembro del G20 expresó la opinión de que las sanciones son la principal causa de los impactos negativos en la economía mundial”.

Otra fuente de tensión fue en torno a los combustibles fósiles y el cambio climático, tras la reciente decisión de Arabia Saudí de recortar la producción de petróleo junto a sus socios de la OPEP+. Estas diferencias se pusieron de manifiesto en el resumen.

PUBLICIDAD

Muchos miembros señalaron la importancia de seguir actuando en los retos estructurales a largo plazo, como el cambio climático, mientras que uno de ellos advirtió contra el cese prematuro de las inversiones en combustibles fósiles y pidió políticas de transición equilibradas y justas en respuesta al cambio climático”, según el comunicado.

Tipos de cambio

Mientras tanto, sin citar explícitamente la fortaleza del dólar ni pedir a la Reserva Federal que reconsidere las subidas de los tipos de interés que han disparado el billete verde este año, la declaración se refería a las dificultades a las que se enfrentan muchos países como resultado de la debilidad de sus propias monedas, junto con una mayor inflación.

El resumen permitía “medidas temporales y específicas para ayudar a sostener el poder adquisitivo de los más vulnerables y amortiguar el impacto de las subidas de los precios de las materias primas”, siempre que esas políticas estén “bien diseñadas”.

Los bancos centrales del G20 “seguirán calibrando adecuadamente el ritmo de endurecimiento de la política monetaria en función de los datos y con una comunicación clara, asegurando que las expectativas de inflación se mantengan bien ancladas, al tiempo que son conscientes de salvaguardar la recuperación y limitar los efectos indirectos entre países”, según la declaración.

Reconociendo que muchas divisas se han movido significativamente este año con una mayor volatilidad, reafirmamos nuestros compromisos de tipo de cambio de abril de 2021″, dice el resumen.

Eso se refiere a un compromiso anterior de “abstenerse de devaluaciones competitivas” y no “orientar nuestros tipos de cambio con fines competitivos”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD