PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Salud

CDC investigan 109 casos de hepatitis infantil sin causa definida

Los rastreadores de enfermedades de los CDC aún no saben si es el virus en sí mismo, una reacción inmune a la cepa de adenovirus o si hay un factor infeccioso o ambiental

La preocupación por los misteriosos casos de hepatitis pediátrica ha ido en aumento desde que los CDC emitieron una alerta en abril sobre un grupo de nueve casos en Alabama.
Por Madison Muller y Jeannie Baumann
06 de mayo, 2022 | 07:36 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Veinticinco estados y territorios de EE.UU. informaron casos de hepatitis infantil sin causa conocida, lo que elevó el número total bajo investigación a 109, anunciaron el viernes funcionarios de salud.

Entre los casos ha habido cinco muertes reportadas y el 14% de los pacientes necesitaron trasplantes de hígado, dijeron este viernes los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Aproximadamente la mitad de los casos sospechosos estaban relacionados con el adenovirus, que según la agencia se encuentra en la “parte superior de la lista” de virus de interés.

PUBLICIDAD

“Lo que hace que esto sea inusual no es la cantidad de casos, sino la posible asociación con el adenovirus”, dijo Jay Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC en una llamada con los periodistas.

Los rastreadores de enfermedades de los CDC aún no saben si es el virus en sí mismo, una reacción inmune a la cepa de adenovirus o si hay un factor infeccioso o ambiental que puede estar contribuyendo a los casos, dijo Butler.

PUBLICIDAD

La preocupación por los misteriosos casos de hepatitis pediátrica ha ido en aumento desde que los CDC emitieron una alerta en abril sobre un grupo de nueve casos en Alabama. Información adicional publicada la semana pasada mostró que ninguno de los niños tenía covid-19, pero las autoridades dijeron el viernes que no se realizaron pruebas de anticuerpos para buscar evidencia de una infección previa.

En su descripción del grupo de Alabama, los funcionarios de salud señalaron que varios niños habían dado positivo por adenovirus tipo 41, un patógeno que generalmente causa gastroenteritis aguda, a veces llamada gripe estomacal, que provoca náuseas, vómitos, diarrea y, a veces, síntomas más graves. La semana pasada, los funcionarios de salud confirmaron que los cinco pacientes cuyas muestras fueron secuenciadas mostraban signos del mismo tipo de virus, lo que aumenta la posibilidad de un vínculo causal.

Un grupo de cinco virus, conocidos como hepatitis A, B, C, D y E, son bien conocidos por causar enfermedades hepáticas, pero otros pueden dañar el órgano. Anteriormente, se pensaba que el adenovirus solo causaba hepatitis en niños con problemas de salud subyacentes, pero el informe de los CDC de la semana pasada señaló que “podría ser un contribuyente poco reconocido a la lesión hepática entre niños sanos”.

“Una de las cosas que parece inusual en este caso es que muchos de los niños afectados, todos ellos entre los nueve en Alabama, no tenían condiciones inmunocomprometidas”, dijo Butler.

En todo el mundo se han identificado más de 200 casos de hepatitis sin causa conocida en niños; tan solo el Reino Unido ha confirmado más de 160. Actualmente, los expertos están realizando un estudio epidemiológico formal para determinar si el adenovirus está causando las enfermedades hepáticas, pero también están considerando otras hipótesis. La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido dice que también está investigando si el SARS-CoV-2 podría estar relacionado con los casos y analizando los sistemas inmunológicos de los niños.

PUBLICIDAD