Europa

Coalición de centroizquierda italiana se rompe días después de lograr acuerdo

Los demócratas buscan alianzas con partidos de diversas afiliaciones para evitar una victoria del bloque de derecha liderado por los Hermanos de Italia, encabezado por Giorgia Meloni

Carlo Calenda
Por Alberto Brambilla
08 de agosto, 2022 | 12:57 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Días después de haber sellado un acuerdo que evitaría un triunfo de la derecha en las elecciones de Italia que se llevarán a cabo el próximo mes luego de la dimisión del primer ministro Mario Draghi, el partido centrista Azione abandonó su alianza con los demócratas.

El líder del partido, Carlo Calenda, señaló durante una entrevista en la emisora italiana nacional Rai el domingo que abandonó el acuerdo pues “las fichas sencillamente no coincidían”.

“Comuniqué a los dirigentes del Partido Democrático que no pienso seguir con esta alianza, no me siento a gusto con este acuerdo, no hay valor, belleza, seriedad y amor en esta manera de hacer política”, dijo.

PUBLICIDAD

La medida de Azione ocurrió un día después de que los demócratas rompieran una alianza con Sinistra, un partido de extrema izquierda, y Verdi, el partido verde de Italia. Otro grupo, encabezado por el ministro de Relaciones Exteriores saliente Luigi Di Maio, ex líder del Partido Cinco Estrellas (Five Star), acordó unirse a los demócratas.

En un comunicado el domingo, otro partido centrista +Europa indicó que continuaría formando parte del grupo ahora menor, liderado por los demócratas, para las votaciones que se llevarán a cabo el 25 de septiembre.

Los costos de endeudamiento italiano a 10 años cayeron levemente al 3.02%, borrando un avance en la apertura. Pero sus contrapartes alemanas se fueron aún más abajo, ampliando el diferencial entre el par en cuatro puntos básicos a 211 puntos básicos y rompiendo una racha de tres días de caídas.

PUBLICIDAD

El intento de los demócratas de cimentar alianzas con partidos que varían en afiliación desde el centro hasta la extrema izquierda ha sido visto como un intento de evitar una victoria del bloque de derecha liderado por los Hermanos de Italia, encabezado por Giorgia Meloni.

Meloni, de 45 años, dijo que será la primera ministra designada si su partido obtiene la mayor cantidad de votos en la coalición, según una entrevista de radio RTL el lunes.

Las encuestas indican que con otras fuerzas políticas divididas, la coalición de derecha puede encaminarse hacia una victoria decisiva, con la posibilidad de obtener mayorías de dos tercios en ambas cámaras del parlamento.

Después de las reformas constitucionales de 2020, alrededor del 37% de los escaños se asignarán a los candidatos de los partidos que obtengan el mayor apoyo en las circunscripciones, mientras que el resto se asignará en proporción a la cantidad de votos que reciban a nivel nacional. El sistema alienta a los partidos a formar coaliciones porque eso aumenta sus posibilidades de ganar los primeros escaños.

El líder del Partido Democrático, Enrico Letta, advirtió que la medida corría el riesgo de ayudar a la derecha, en una entrevista con el diario italiano La Stampa el lunes, y agregó que todavía confía en que el partido puede tener un papel destacado.

La amplia coalición de Draghi colapsó en julio después de que el Partido Cinco Estrellas no respaldara al gobierno en una votación clave. La partida del exjefe del Banco Central Europeo (BCE) ha alimentado las preocupaciones de los inversores sobre las finanzas públicas de Italia y ha llevado a una ampliación de la prima de riesgo entre los bonos italianos y alemanes.

PUBLICIDAD

Un cambio de gobierno también podría afectar el compromiso de Italia de cumplir con los objetivos del fondo de recuperación de la Unión Europea, que exige reformas para desbloquear unos $200.000 millones de euros (US$204.000 millones) en subvenciones y préstamos. Moody’s Investors Service rebajó la perspectiva de la calificación de Italia a negativa el viernes citando un aumento en la incertidumbre política tras el fin del gobierno de Draghi y debido a las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Con la asistencia de James Hirai.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD