EE.UU.

Trump pide que se publiquen documentos de orden de allanamiento contra su casa

Trump realizó la declaración luego de que el Departamento de Justicia del país solicitara en un tribunal de Florida que los documentos se hicieran públicos

El ex presidente de EE.UU., Donald Trump
Por Zoe Tillman
12 de agosto, 2022 | 07:51 AM

Bloomberg — El ex presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo que está a favor de publicar documentos relacionados al allanamiento de su casa de Mar-a-Lago por parte del FBI, incluyendo una copia de la orden de allanamiento y un recibo de los objetos que los agentes se llevaron de la propiedad.

Trump realizó la declaración el jueves por la noche en su red social Truth Social, luego de que el Departamento de Justicia del país solicitara en un tribunal de Florida que los documentos se hicieran públicos.

“No sólo no me opondré a la publicación de los documentos relacionados con la redada y el allanamiento antiamericano, injustificado e innecesario de mi casa en Palm Beach, Florida, Mar-a-Lago, sino que voy a ir un paso más allá al ANIMAR la publicación inmediata de esos documentos”, dijo Trump en la publicación.

PUBLICIDAD

La postura de Trump de favorecer la publicación de los documentos (algo que ha tenido la posibilidad de hacer por su cuenta desde el allanamiento, que tuvo lugar el lunes), forma parte de un enfrentamiento público entre el equipo legal del ex presidente y el fiscal general Merrick Garland.

Merrick Garlanddfd

El Departamento de Justicia tiene una política de larga data de no hablar públicamente sobre las investigaciones en curso, pero Garland el jueves dio el paso inusual de anunciar que había “aprobado personalmente” la búsqueda, que Trump había anunciado originalmente cuando estaba en marcha.

Los agentes federales registraron la residencia de Trump en Florida como parte de una investigación sobre si el ex presidente estaba reteniendo ilegalmente registros presidenciales que debían ir a los Archivos Nacionales una vez que dejara el cargo, incluyendo materiales potencialmente clasificados, según personas familiarizadas con el asunto.

PUBLICIDAD

El jueves, el Washington Post informó de que una de las categorías de documentos que buscaba el FBI estaba relacionada con armas nucleares. No estaba claro si se trataba de armas estadounidenses o de armas que pertenecían a otro país, y si estaban entre los documentos incautados por los agentes.

El mal manejo de información clasificada puede conllevar una serie de cargos por delitos federales, y la información relacionada con las armas y la tecnología nuclear es especialmente sensible. El jefe de la sección de contraespionaje y control de exportaciones del Departamento de Justicia, Jay Bratt, firmó la solicitud del gobierno para hacer pública la orden de registro y, al parecer, visitó Mar-a-Lago a principios de este verano para revisar los documentos en posesión de Trump.

Al buscar compartir los documentos de la orden de registro con el público, los funcionarios del Departamento de Justicia explicaron que ya no creían que las razones típicas se aplicaran para mantener esta información confidencial- para asegurar que no hubiera interferencia con la búsqueda y mantener una investigación pendiente en secreto. Los abogados del Departamento de Justicia señalaron que el allanamiento ya había tenido lugar y que Trump y sus partidarios habían hecho pública la información sobre el mismo.

“El claro y poderoso interés del público en entender lo que ocurrió en estas circunstancias pesa mucho a favor de la publicación”, dijo el Departamento de Justicia en la presentación.

Plazo de 24 horas

Para llevar a cabo el registro en Mar-a-Lago, los fiscales tenían que presentar una solicitud de aprobación a un juez federal. El juez tendría que encontrar que el gobierno presentó suficiente información para que existiera una causa probable de que el registro apareciera evidencia relacionada con actividades criminales; esto no significa que el juez encontrara pruebas de que alguna persona en particular hubiera cometido un crimen.

El Departamento de Justicia pidió al juez de primera instancia Bruce Reinhart, con sede en West Palm Beach (Florida), que desvelara una copia de la orden de registro -que incluiría información sobre el alcance general del registro y podría contener información sobre los delitos federales específicos que se están investigando- y un recibo que los agentes del FBI dejaron con una lista de los artículos que se llevaron de la propiedad. La divulgación de estos documentos no incluiría una copia de la declaración jurada que los fiscales suelen presentar en la que se expone un relato más completo de la posible conducta delictiva en cuestión.

PUBLICIDAD

Reinhart actuó rápidamente, ordenando inmediatamente al Departamento de Justicia que consultara con Trump y sus abogados y notificara al tribunal en un plazo de 24 horas si Trump se opondría a la solicitud.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD