EE.UU.

El huracán Idalia se debilita y vuelve a categoría 3 mientras se acerca a Florida

Los vientos máximos sostenidos de Idalia llegaron a los 215 km/h antes de debilitarse ligeramente; sigue la amenaza de marejada ciclónica catastrófica y vientos dañinos

Fort Myers Beach durante una marea alta antes del huracán Idalia en Fort Myers, Florida, EE.UU., el martes 29 de agosto de 2023
Por Brian K. Sullivan, Mark Chediak y Brian Wingfield
30 de agosto, 2023 | 07:11 AM

Lea esta historia en

Portugués
Últimascotizaciones

Bloomberg — (Esta es la actualización de nota publicada originalmente a las 7h11, cuando Idalia se había intensificado a huracán de categoría 4)

Tras escalar para una tormenta de categoría 4, el huracán Idalia se debilitó a la categoría 3 mientras se dirige a tierra en la costa oeste de Florida, donde sigue amenazando con desatar inundaciones y provocar apagones.

Hace unos instantes los vientos máximos sostenidos de Idalia bajaron de los 215 a 201 kilómetros por hora (125 millas), con una “marejada ciclónica catastrófica” cerca de la región de Big Bend del estado, dijo el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. en una actualización a las 7:00 hora del Este.

El ojo del huracán se encontraba a unos 65 kilómetros al sur de la capital del estado, Tallahassee, mientras la tormenta se arrastra hacia el norte-noreste. Se espera que toque tierra el miércoles por la mañana, hora local, y luego se desplace a lo largo de la costa del sureste de EE.UU. Los vientos huracanados se extendieron hacia fuera hasta 25 millas del centro.

PUBLICIDAD

“Aunque Idalia debería debilitarse después de tocar tierra, es probable que siga siendo un huracán mientras se mueve a través del sur de Georgia, y cerca de la costa de Georgia o el sur de Carolina del Sur a última hora de hoy”, dijo el centro de huracanes.

Hasta 16 pies (4,9 metros) de agua de mar podría ser empujado hacia la costa en algunas zonas de la costa del Golfo, y casi dos metros podrían azotar en la bahía de Tampa.

La tormenta probablemente golpeará al norte de las zonas densamente pobladas cerca de Tampa y Clearwater, aunque es posible que se produzcan cambios en su trayectoria. Se prevé que Idalia llegue a la costa de Big Bend, al sur de Tallahassee, el miércoles por la mañana.

PUBLICIDAD

“Se esperan marejadas ciclónicas y condiciones de huracán potencialmente mortales” a lo largo de porciones de la costa del Golfo de Florida el martes por la noche y el miércoles, escribió en su pronóstico Robbie Berg, especialista principal en huracanes del centro. “Se espera una rápida intensificación antes de tocar tierra, y se pronostica que Idalia sea un huracán mayor cuando alcance la costa del Golfo de Florida el miércoles por la mañana”.

La tormenta se desplaza actualmente sobre la corriente de Loop, extremadamente cálida, lo que le permitirá aumentar su fuerza.

El aeropuerto internacional de Tampa cerró el martes. Más de 500 vuelos con origen o destino en aeropuertos de Florida habían sido cancelados a primera hora del miércoles, según datos de FlightAware. Casi 100 fueron cancelados desde y hacia Atlanta, uno de los principales centros de transporte de EE.UU.

La lluvia debería empezar a extenderse por Florida y los vientos aumentarán en la zona de Fort Meyers esta noche, dijo Tyler Roys, meteorólogo senior del pronosticador comercial AccuWeather Inc.

Se prevé que Idalia sea el primer gran huracán que azote Florida desde el pasado mes de septiembre. Fue entonces cuando el huracán Ian golpeó la parte occidental del estado como una tormenta de categoría 4, matando al menos a 150 personas y causando más de US$ 112.000 millones en daños.

Según Chuck Watson, de Enki Research, es probable que el huracán actual sea una tormenta de US$10.000 millones en daños y pérdidas, ya que gran parte de la zona en su posible trayectoria está escasamente poblada, mientras que otras zonas están urbanizadas. La tormenta está azotando zonas poco pobladas, lo que reducirá los daños, pero todo lo que encuentre a su paso, incluidas las personas, estará en peligro.

Es probable que mantenga los vientos huracanados más al norte de Georgia, lo que aumentará los cortes de energía, dijo Anthony Chipriano, meteorólogo de Maxar. A las 7:15 hora local, unos 107.056 clientes estaban sin electricidad en Florida, según el sitio web Poweroutage. us.

PUBLICIDAD

Partes de Florida, Georgia y el este de las Carolinas pueden ver hasta 8 pulgadas (20,3 centímetros) de lluvia hasta el jueves, con hasta un pie probable en algunas zonas aisladas, dijo el Centro Nacional de Huracanes. Es probable que se produzcan inundaciones repentinas, urbanas y fluviales, “con repercusiones considerables”, añadió.

También se ha emitido una alerta de tornado para partes de Florida y Georgia hasta las 15:00 hora local del miércoles, dijo la oficina del Servicio Meteorológico Nacional de Tampa Bay en la plataforma de medios sociales X.

“Si estás dentro, simplemente agáchate hasta que pase por encima de ti”, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en una conferencia de prensa el miércoles por la mañana. “No querrás meterte con estos vientos. Habrá cosas volando por todas partes”.

Si la tormenta sigue su ruta actual, se espera que Idalia golpee más al oeste de lo previsto originalmente, en la zona de Big Bend. Esa región no ha visto un huracán importante desde la década de 1800, dijo el gobernador de Florida. Como resultado, los funcionarios dijeron que las órdenes de evacuación para Idalia representaban alrededor de una quinta parte de las personas a las que se les pidió que evacuaran durante el huracán Ian el año pasado.

PUBLICIDAD

“Van a ver muchos escombros”, dijo DeSantis. “Hay muchos árboles a lo largo de esa ruta. Derribará árboles, derribará líneas eléctricas”.

DeSantis extendió una declaración de emergencia para cubrir 49 condados, con órdenes de evacuación obligatoria para varios en la costa del Golfo. El presidente Joe Biden aprobó declaraciones federales de emergencia para Florida, permitiendo que el Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias coordinen los esfuerzos de socorro. El Gobernador de Georgia, Brian Kemp, también declaró la emergencia el martes.

PUBLICIDAD

Se espera que Idalia permanezca en el este del Golfo, sin afectar a la mayoría de las plataformas petrolíferas y de gas natural. Pero Chevron Corp. está transportando personal no esencial de sus plataformas Blind Faith y Petronius en el Golfo, dijo la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico. Martin Midstream planea cesar temporalmente las operaciones en su terminal petrolera de Tampa.

La mayoría de las principales zonas de cítricos en el centro de Florida no se verían seriamente afectadas, dijo el presidente de World Weather Inc. Drew Lerner. Florida es el principal proveedor de zumo de naranja de Estados Unidos.

Aunque algunos cultivos de algodón podrían resultar dañados, junto con frutas y verduras, los principales productos básicos, el maíz y la soja, deberían estar bien, dijo Don Keeney, meteorólogo también de Maxar.

PUBLICIDAD

Después de cruzar Florida, Idalia podría traer fuertes lluvias y mareas de tempestad a lo largo de la costa desde Georgia hasta Carolina del Norte, una situación que podría empeorar por las mareas más altas de lo normal provocadas por la luna llena del miércoles, dijo Roys.

El tráfico de barcazas que transportan combustible a lo largo de la costa estadounidense del Golfo de México hacia Florida ha disminuido, según declaró el lunes Ned Bowman, director ejecutivo de la Asociación de Comercializadores de Combustible de Florida. Mientras tanto, la demanda de gasolina está aumentando a medida que los floridanos repostan para posibles evacuaciones, así como de gasóleo para la generación de energía de reserva, dijo Bowman.

Tampa y otros puertos regionales están cerrados al tráfico de entrada, al igual que la vía navegable intracostera del Golfo. Algunos puertos de Carolina del Norte también han interrumpido su actividad. Florida se abastece principalmente por vía fluvial de las refinerías de Texas y Luisiana.

--Con la colaboración de Chunzi Xu, Anna Jean Kaiser, Kevin Crowley, Immanual John Milton, Áine Quinn, Carolynn Look, Dan Murtaugh, Jim Wyss y Sheela Tobben

PUBLICIDAD

Más en Bloomberg.com

Lee también:

Incendios, huracanes, calor extremo: EE.UU. se tambalea por desastres climáticos

Drones, IA y cabras: el nuevo manual para frenar los incendios forestales